The Guardian asegura que Pluspetrol buscaría explotar gas natural en el Manu

Parque Nacional del Manu

El diario británico The Guardian filtró el informe “Plan de Investigación para la exploración geológica y geoquímica de superficie en el Parque Nacional del Manu y su zona de amortiguamiento”, elaborado por la empresa Quartz Services S.A., donde hace mención a los planes de expansión, por parte de la empresa argentina Pluspetrol, para la explotación de gas natural en la Reserva Nahua-Nanti –una zona donde habitan pueblos indígenas no contactados-, así como en la zona conocida como “Fitzcarrald”. El informe de Quartz declara que su misión “contribuirá no sólo a la continuidad de las actividades del Lote 88, sino también al desarrollo del área protegida Parque Nacional del Manu”.

“Es impactante. Ésta es la primera vez que hemos visto evidencia de planes de expandir las actividades de hidrocarburos en el Manu”, dijo a The Guardian el antropólogo Daniel Rodríguez, quien ha trabajado con la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD) durante años. Por su parte, el antropólogo Glenn Shepard expresó al mismo diario: “Esto demuestra lo que los conservacionistas y defensores de los derechos indígenas han sospechado durante mucho tiempo, pero que los funcionarios petroquímicos y representantes peruanos han ocultado o simplemente negado: que hay yacimientos de gas y petróleo en el Parque Nacional del Manu“.

Como es sabido, la empresa petrolera argentina Pluspetrol, junto con la española Repsol y la estadounidense Hunt Oil, se hallan operando en el proyecto gasísitico Camisea, también conocido como Lote 88. En 2003 se aprobó un Decreto Supremo (Decreto Supremo (028-2003-AG) que formaliza la creación de la Reserva Territorial Nahua-Kugapakori-Nanti, para proteger a los indígenas que viven en la Reserva de la expansión de las exploraciones. Dicho Decreto afirma que: “queda prohibido el otorgamiento de nuevos derechos que impliquen el aprovechamiento de recursos naturales [en la reserva]”. Esta también fue una de las condiciones que estableció el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) antes de hacer el préstamo al Gobierno para la construcción del proyecto Camisea.

En septiembre de 2011, un informe de Survival comunicaba que indígenas de la Reserva de Kugapakori-Nahua habían sido sobornados por la empresa Pluspetrol con medicamentos y lapiceros, para poder entrar a la Reserva y hacer pruebas medioambientales para evaluar si el suelo era adecuado. Paralelamente a este acto se daba la aprobación, por parte del Presidente de la República, Ollanta Humala, de la Ley de Consulta Previa.

Las leyes peruanas prohíben las actividades extractivas en los parques nacionales. Según el documento de Quartz, de marzo de 2012, Pluspetrol solicitó y se le negó el permiso para entrar a la región por parte de las autoridades de las áreas de protección peruanas, pero Quartz podría desarrollar una estrategia para obtener dicho permiso en el futuro, indica el informe de The Guardian. “Nuestra misión, como institución que proporciona servicios técnicos especializados a Pluspetrol, será la de contribuir no sólo a la continuación de las actividades en el Lote 88, sino también al desarrollo del área protegida Parque Nacional del Manu”, dice el documento.

“Pluspetrol sabe perfectamente que sus planes de exploración son ilegales. También sabrán que el allanamiento de las tierras indígenas lleva la muerte y la enfermedad a sus habitantes no contactados. Si se permite que el proyecto siga adelante, Pluspetrol podría ser responsable de la destrucción de pueblos enteros. ¿Por qué permite el Gobierno de Perú que una empresa extranjera se salte sus leyes sin miramientos y ponga en peligro la supervivencia de sus propios ciudadanos?”, declaró al portal de Survival su director, Stephen Corry.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

5 − 1 =