Segunda entrega de “5×5, aportes al reglamento forestal”: ¿Qué hacemos con nuestra fauna silvestre?

Actualidad Ambiental presenta la segunda entrega del ciclo de sesiones que se realizaron para analizar, discutir y proponer aportes al Reglamento de la Ley Forestal y Fauna Silvestre. “5×5, aportes al reglamento forestal”, agrupó a especialistas, representantes del Estado y organizaciones civiles, quienes compartieron experiencias y conocimientos en estas cinco sesiones realizadas en la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA).

Respecto a nuestra fauna silvestre, se habló del rol que desarrollan en los ecosistemas, la vinculación que tienen con el bosque y las poblaciones, así como los esfuerzos que se hacen para protegerla. En ese sentido, la nueva Ley Forestal y de Fauna Silvestre, así como su Reglamento, contiene la normativa para conservar o aprovechar de manera sostenible este recurso.

DISTINTOS ENFOQUES

Existen distintas modalidades desde las cuales la gente accede o se relaciona con la fauna de los bosques del país, desde el aprovechamiento para autoconsumo o subsistencia y la caza deportiva, hasta los zoocriaderos y el aprovechamiento con fines comerciales. Y cada uno de ellos está normado por la ley y debe ser reglamentado.

Para Gustavo Suarez de Freitas, del Programa Nacional de Conservación de Bosques del Ministerio del Ambiente (Minam), una forma de lograr regular efectivamente la caza de subsistencia es involucrando a los pobladores, que son usuarios del bosque, en la gestión de fauna.

“Para los habitantes rurales de la Amazonía, los andes y los bosques en la costa, la fauna silvestre es una fuente de alimentación importante, por ello una modalidad que está considerada en la ley es la caza de subsistencia, la cual no puede estar controlada directamente por el Estado pero tampoco puede ser una situación libre (sin responsables). Entonces lo que se debe hacer es avanzar en devolver competencias o poder a las poblaciones locales”, afirmó el especialista.

Para Jessica Gálvez, Coordinadora del grupo fauna, de la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre (DGFFS), es clave involucrar a los pobladores que hacen uso de la fauna para que sean parte integral en la conservación de este recurso. “Son ellos los que están en el día a día en el bosque, los que ven la fauna, los que saben qué especies hay, en qué épocas que tienen crías, un montón de información es valiosa para el monitoreo y conservación de las especies”, indicó.

Los especialistas coinciden en que la falta de información es otro problema, ya que para conservar una especie es necesario tener datos sobre la cantidad de individuos, territorios, migraciones, épocas de reproducción, etc.

“El tema de la información es fundamental para todo, porque si no tenemos información, las decisiones se toman por intuición o prejuicio, y eso es un problema”, afirmó Suárez de Freitas. Sobre el mismo tema, Jessica Gálvez, dijo que “el estado tiene conciencia de los vacíos de información que hay y estamos tratando de subsanarlos y con este reglamento esperamos tener presupuesto adecuado para llevar a cabo nuestros monitoreos”.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario