Ukuku: nueva cría de oso de anteojos que vivirá de por vida en cautiverio

Foto: Serfor

  • Osezno fue rescatado de una vivienda en Puno, gracias a una llamada anónima. El propietario del predio es investigado.
  • Ukuku se unió a Mayni, una osezna que también fue rescatada en la misma región. Ambos vivirán ahora en el Parque de las Leyendas.

 

En el lapso de dos meses, autoridades rescataron una segunda cría de oso de anteojos (Tremarctos ornatus) al interior de una vivienda en el distrito de Ayapata, provincia de Carabaya, en la ceja de selva de Puno. Esto fue posible gracias a una denuncia anónima.

Cuando los representantes de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) Puno, Policía Nacional, y el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) llegaron al lugar, el propietario de la casa refirió que encontró al osezno en el sector Selva Alegre. Sin embargo, las autoridades anunciaron que será investigado.

El osezno macho, llamado Ukuku, mide menos de 40 centímetros, pesa más de dos kilos y tiene dos meses de edad. Según Serfor, la cría de oso de anteojos estaba deshidratado y bajo de peso, por ello fue trasladado al Parque de las Leyendas de Lima, que se especializa en este tipo de especies.

Ukuku se unió a Mayni, una osezna que también fue hallada al interior de una vivienda en Sandia, en la misma región, el pasado 5 de octubre. Ambos reciben el cuidado y alimentación especial del centro zoológico ubicado en San Miguel.

Las crías de osos de anteojos dependen de sus madres hasta los 2 años y aprenden de ella a sobrevivir en su hábitat (buscar comida, encontrar refugio, cuidarse de los predadores, trepar, etc). Al quedar desamparados, ellos requieren del cuidado del hombre, por lo que lamentablemente pasarán el resto de sus vidas en cautiverio.

Ukuku fue encontrado en un delicado estado de salud. Foto: Serfor

Investigación y sanción

El Serfor anunció que, como autoridad nacional y en el marco de sus funciones, inició el Proceso Administrativo Sancionador (PAS) por tenencia ilegal de fauna silvestre a la persona involucrada en el hecho, porque el pequeño oso habría permanecido en la vivienda por una semana aproximadamente, sin dar aviso a las autoridades pertinentes. Por su parte, la FEMA Puno inició las acciones correspondientes en la vía penal.

“El Serfor hace un llamado a la población a notificar inmediatamente a las autoridades locales sobre el hallazgo de animales silvestres y no incurrir en actos ilícitos como la tenencia y comercio ilegal de estos especímenes, porque es considerado como una infracción muy grave con multas que fluctúan entre 0.1 y 5 mil UIT, y constituye un delito que te puede llevar a la cárcel”, aclaró el organismo forestal y de fauna silvestre.

Mayni fue otra cría de oso de anteojos que fue rescatada el pasado 5 de octubre, en la misma región. Foto: Serfor

Sobre el oso de anteojos

El oso andino, es también conocido como oso sudamericano, ucumari, jukumari, o popularmente como ‘oso de anteojos’ debido a las manchas blancas alrededor de sus ojos. Es un mamífero que mide hasta 2.2 metros de alto y puede pesar hasta 180 kilos. Es un oso mediano, en comparación con las 8 especies de osos conocidos en el mundo, entre ellos el oso pardo o el oso polar.

Es un mamífero solitario, de hábitos diurnos y nocturnos, principalmente terrestre pero con algunas costumbres arborícolas como la recolección de frutos y bayas en la copa de los árboles. A diferencia de sus parientes, el oso de anteojos no hiberna.

Según el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), habita en diversos ecosistemas ubicados entre los 500 m s.n.m., donde baja temporalmente cuando escasea el alimento, y los 4500 m s.n.m., donde rara vez se le puede observar. Su presencia en mayor en los bosques húmedos y de neblinas situados en las ecorregiones de la Selva Alta y el Páramo.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

five × one =