¿Qué sabemos sobre la ley que otorga días libres a los van al trabajo en bicicleta?

  • La semana pasada el Pleno del Congreso aprobó por insistencia el proyecto de ley que promueve el uso de la bicicleta, una iniciativa que prioriza e incentiva el transporte sostenible y premia con días de descanso quienes usan este vehículo. 

Por Fiorella Fiestas / ffiestas@spda.org.pe

Luego de ser observado por el Ejecutivo a finales de enero, el Pleno del Congreso aprobó por insistencia el proyecto de ley que promueve y regula el uso de bicicletas. Como se recuerda, el proyecto de ley tiene como fin, además de fomentar el uso de este vehículo sostenible, facilitar espacios de estacionamiento, la construcción de ciclovías y, además, otorgar días libres a los trabajadores estatales que opten por transportarse en bicicleta.

“Esta medida es muy importante, porque reivindica el uso de la bicicleta como movilidad diaria, como un transporte”, indica Zoe Sandoval, el experto en movilidad sostenible y representante de Actibícimo. Sin embargo, señala que la ley necesita determinar un marco temporal que indique el tiempo que tiene el gobierno para implementar estas iniciativas. “No se habla de cantidades ni tiempos, cuántos kilómetros de ciclovías se construirán, cuántos estacionamientos, entre otros”, agregó Sandoval en declaraciones para Actualidad Ambiental.

Actualmente, Lima cuenta con 55 ciclovías; sin embargo, según Lima Cómo Vamos, apenas el 1.1% elige este medio de transporte para movilizarse a su trabajo o centro de estudios. La organización también resalta que uno de los principales impedimentos para usar este vehículo se relaciona con el tema de “seguridad”.

Sandoval resaltó la necesidad de realizar un diagnóstico urgente del estado de movilidad de Lima. “Entender las necesidades de cada distrito y que este análisis vaya de la mano con la implementación de una cultura de educación vial que cambie el paradigma de ver al automóvil como el principal medio de transporte”, agregó el integrante de Actibícimo, colectivo urbano integrado por 10 organizaciones que convoca un promedio de 400 ciclistas cada mes.

Una posición que comparte la especialista en diseño de ciudades y coordinadora general de Lima Cómo Vamos, Mariana Alegre. “La aprobación de la norma es un primer paso, el siguiente es promover acciones integrales que generen cambios de paradigma en los ciudadanos. Para esto se deben realizar acciones articuladas que ofrezcan espacios y una infraestructura segura en las calles”, indicó Mariana Alegre.

“El sector privado puede contribuir desde su propio posicionamiento. Las empresas deben trabajar en planes integrales de movilidad sostenible para sus trabajadores, alinear sus procesos que vayan acorde a esta medida y generar cambios significativos”, agregó Alegre.

Entre las medidas del proyecto de ley está el otorgar horarios flexibles, uso de duchas en el centro laborar, entre otras. En el caso del sector público, los trabajadores podrán gozar de un día libre por cada 60 asistencias en bicicleta. Además, que las entidades público y privadas tienen un plazo de tres años para adecuar estacionamientos para bicicletas, de incumplirse recibirán multas entre 1 y 5 UIT.

Siguientes pasos

Carlos Trinidad, asesor legal de la SPDA, aseguró que este tipo de iniciativas son necesarias, porque visibilizan la problemática del transporte. “Uno de los siguientes pasos podría ser el considerar brindar incentivos económicos que canalicen la inversión del sector privado en infraestructura”, indicó.

Una propuesta es integrar el actual régimen de obras por impuestos, el cual detalla que las empresas pueden recuperar su inversión en dos años. Es decir, si la construcción de una carretera le va a costar 100 mil soles, el Ministerio de Economía y finanzas (MEF) le daría un certificado de pago equivalente a ese monto para que realicen el pago de su impuesto a la renta. La empresa puede hacer uso del 50% de ese monto el primer año y el otro 50% el segundo año.

“Una empresa puede elegir invertir en la construcción de carreteras o casetas, por ello se necesita un incentivo para que elija obras que promuevan el uso de bicicletas. Una opción sería que la empresa pueda recuperar con mayor facilidad lo invertido si decide invertir en ciclovías; subir la valla de 50% a 80% el primer año”, agregó el especialista de SPDA.

Aunque los porcentajes de uso de la bicicleta en comparación de los otros medios de transporte siguen siendo bajos, el 14.2% de limeños considera que la creación de ciclovías es una de las medidas que más lo va a beneficiar. Esta cifra es relevante en un contexto donde, además, el 57.2% de limeños está insatisfecho con las ciclovías actuales.

“El cambio es irreversible y hay más voces a favor que antes. Necesitamos una ciudad fluida, no rápida y que ofrezcan modelos de energía limpias”, señaló Sandoval, especialista de Actibícimo.

Se espera, en los siguientes días, la promulgación de la Ley en el diario El Peruano. A partir de esa fecha se dan 180 días para la elaboración de su reglamento.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

five × 3 =