¿Por qué es importante la sostenibilidad financiera de las áreas naturales protegidas?

Foto: Thomas Múller / SPDA

Este martes, el Ejecutivo, a través del Ministerio del Ambiente (Minam), ha dado un paso importante para la conservación y gestión del patrimonio natural del Perú, específicamente para las áreas naturales protegidas.

A través del Decreto Supremo 003-2019-MINAM se ha declarado de interés nacional la iniciativa de sostenibilidad financiera de las áreas naturales protegidas del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sinanpe) denominada “Patrimonio del Perú”.

La sostenibilidad financiera está asociada a que las áreas alcancen modelos de gestión que les permitan no solo cubrir sus costos operativos sino a la vez implementar los programas necesarios para cumplir sus objetivos. La premisa es que un área natural protegida bien gestionada protege biodiversidad y asegura servicios ecosistémicos, ofrece beneficios a los pobladores locales y es autosostenible económicamente.

¿Por qué este anuncio es tan importante esta norma? Lo explicamos en cinco puntos:

1. El Perú es reconocido mundialmente por su enorme diversidad biológica y cultural, la cual está muy bien representada en sus áreas naturales protegidas (ANP). Espacios como el Parque Nacional Manu, la Reserva Nacional Tambopata, el Santuario Histórico de Machu Picchu y la Reserva Nacional de Paracas son solo un ejemplo de las 76 áreas naturales protegidas que hoy en día tiene nuestro país. Estas representan casi el 17% del territorio nacional. Otro dato clave es que alrededor de diez millones de peruanos reciben agua que proviene de las ANP.

2. Sin embargo, estudios hechos por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) han determinado que la brecha financiera del Sinanpe es de US$ 20 millones anuales. La brecha indica el monto a cubrir para garantizar la gestión efectiva de las áreas protegidas. La gestión efectiva es aquella que permite que las áreas naturales protegidas conserven su biodiversidad, mantengan la provisión de servicios ecosistémicos como el agua, contribuyan a mitigar los efectos del cambio climático y generen beneficios para las peruanas y peruanos que viven alrededor de ellas.

Foto: Thomas Müller / SPDA

3. ¿Cómo podemos cubrir esta brecha de manera sostenible? El 2015, seis instituciones públicas y privadas se unieron para desarrollar e implementar una estrategia de recaudación de fondos para el Sinanpe. Esta Estrategia se denominó Patrimonio del Perú. Se priorizaron 70 ANP y se propuso una meta de recaudación de US$ 70 millones para la primera fase denominada Bioma Amazónico, compuesta por 38 ANP.

4. A la fecha se ha logrado compromisos de donación que superan la mitad de la meta, pero su desembolso se encuentra condicionado por los donantes a que se logre recaudar la meta total para esta fase, es decir los US$ 70 millones. Uno de los principales anuncios fue el del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) que aportará USD 9 millones durante seis años para apoyar la sostenibilidad financiera a largo plazo de nuestras áreas naturales protegidas amazónicas.

5. La norma publicada refuerza el compromiso del Estado por alcanzar la sostenibilidad financiera del Sinanpe y apostar por las áreas naturales protegidas como un importante motor para el desarrollo sostenible del país. Este anuncio resulta clave para promover el interés de los donantes, ya que refuerza que se trata de una iniciativa que busca consolidar la gestión pública eficiente a largo plazo, con metas claras y con el objetivo de alcanzar la sostenibilidad financiera de nuestro patrimonio natural.

Foto: Thomas Múller / SPDA

“Este Decreto Supremo muestra el compromiso del Gobierno peruano por impulsar la gestión efectiva de las áreas naturales protegidas peruanas. En tiempos de cambio climático, escasez hídrica y agotamiento de recursos naturales, es una muy buena noticia que el Perú apueste por el mejoramiento y puesta en valor de su Patrimonio Natural, que resultará siendo el activo más importante para nuestro desarrollo y futuro”, sostuvo Pedro Solano, director ejecutivo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA).



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario