Pobladores cuidan los lugares más impresionantes del Perú

conservamos

En la historia del movimiento de conservación en el Perú, la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA) es una institución en la cual vale la pena detenerse. ACCA surgió en 1999, al poco tiempo de haber pasado la época de violencia social que marcó la década de los ochentas y noventas.

A los dos años de constituirse, trajo una gran alegría al Perú al lograr que el Ministerio de Agricultura le otorgue la primera Concesión para Conservación del país, con un área de 146 mil hectáreas, que bautizaron como Los Amigos. Fue un hito. Nunca antes el Estado Peruano había otorgado en concesión un bosque para que sea conservado.

Después de ese primer paso, todo se fue dando naturalmente. Compraron 660 hectáreas en el Valle del Kosñipata, en donde se ubica la estación biológica de Wayqecha, luego otras 3000, en lo que hoy es la estación biológica Villa Carmen y un área de casi 400 hectáreas aledaña a la Concesión para Conservación Los Amigos para construir el Centro de Investigación y Capacitación Río Los Amigos (CICRA). Todos están dedicados a la investigación científica y a apoyar, a través de proyectos, a las comunidades que viven en los alrededores.

“Es un gran reto para nosotros. Hay muchas necesidades y las poblaciones locales tienen muchas expectativas. El desarrollo sostenible en la Amazonía es complejo, hay muchos factores a los que hay que estar atentos y a los que tenemos que afrontar con creatividad”, nos contó Augusto Mulanovich hace un año, en una visita del equipo de Conservamos por Naturaleza a Villa Carmen. Mulanovich era en ese momento Director de la Sede Cusco de ACCA. Con él, aprendimos como están experimentando nuevas formas de hacer agricultura y, en este camino, cómo hacen el bio carbón, hecho con la materia orgánica que dejan los deshechos de la agricultura.

En el Perú viven 1879 especies de aves, las mismas que representan más del 60% de las que existen en Sudamérica. Hay más de tres mil especies de orquídeas e investigadores de todo el Perú y el mundo se internan en este territorio para seguir encontrando los secretos mejor guardados del bosque. Por eso, ACCA ha creado estos lugares que promueven la investigación, el desarrollo y la educación ambiental.

En Villa Carmen, el Centro de Investigación y Capacitación Río Los Amigos (CICRA) y Wayqecha, ACCA recibe cientos de investigadores cada año convirtiéndolos en polos de conocimiento sobre la diversidad biológica que alberga esta magnífica zona del Perú. Adrián Tejedor, Director Científico de ACCA, nos contó que solo en CICRA se han registrado más de 3,400 especies.

Choquequirao, más que un sitio arqueologógico

En diciembre de 2010, se estableció el Área de Conservación Regional Choquequirao y desde entonces velar por la conservación de las más de 103 mil hectáreas que lo conforman, le corresponde al Gobierno Regional de Cusco, que está poniendo todo su interés y preocupación en hacer una buena gestión participativa en dicha área. Dicho Gobierno Regional viene trabajando no solo en estrategias de conservación, sino también en adaptación al cambio climático y promoción de actividades sostenibles. 

¿Quieres saber más sobre conservación en Cusco? Lee el artículo completo y mira más fotos aquí .



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

3 × 1 =