Perú medirá impacto del cambio climático con monitoreo de bosques

Esta iniciativa es producto de la articulación entre Minam y Sernanp. Foto: Thomas Müller / SPDA.

  • El programa, que forma parte de 91 medidas de adaptación al cambio climático que se implementarán, se desarrollará en las áreas naturales protegidas de 8 regiones del país.

El Perú busca convertirse en el primer país de Latinoamérica en monitorear la dinámica de sus bosques a fin de obtener data sobre el impacto del cambio climático en estos ecosistemas. “Debemos ampliar la mirada tradicional de los bosques que están asociados a temas de mitigación. Ahora con medidas de adaptación queremos ver el rol de los bosques como generadores de resiliencia para asegurar la seguridad, los servicios y beneficios a la población”, manifestó Gabriel Quijandría, viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente (Minam).

Según explicó el viceministro, esta iniciativa permitirá estimar los efectos del cambio climático en los bosques y prever la respuesta de estos para estar mejor preparados. Por ello, el Minam y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) vienen promoviendo un proceso participativo denominado “Dialoguemos”, en el que representantes de distintas instituciones y organizaciones públicas y privadas suman aportes a la propuesta y su metodología.

Este programa liderado por el Sernanp se desarrollará en los bosques de Áreas Naturales Protegidas (ANP) de 8 regiones del país. En estos espacios se recogerá información histórica que permita valorar el impacto del cambio climático sobre los bosques y la dinámica de cambio de las especies que los habitan. Esta data será utilizada para fortalecer la efectividad y eficiencia de los planes de manejo, así como asegurar la provisión de bienes y servicios que brindan los bosques a las poblaciones.

Foto: Sernanp

Antecedentes a este programa 

La implementación de este programa es viable porque el país ya cuenta con una red de parcelas en el bioma amazónico con datos históricos con una alianza con expertos académicos de la Red Amazónica de Inventarios Forestales (Rainfor). En este sentido, la medida busca fortalecer la red existente al mismo tiempo que se amplía a bosques secos y alto andinos.

Para hacer posible el desarrollo de estos estudios se ha consolidado un grupo técnico conformado por diferentes entidades como el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem), el Programa Nacional de Conservación de Bosques (PNCBMCC), el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), el Servicio Nacional Forestal y de Fauna silvestre (Serfor), el Instituto Geofísico del Perú (IGP), el Programa de Bosques Andinos, el Instituto de Investigación de Amazonía Peruana (IIAP) y el Proyecto MonanPerú.

Pedro Gamboa, jefe del Sernanp, destacó que la participación de autoridades de organismos públicos descentralizados es una forma de manifestar la importancia que tiene la lucha frente al cambio climático para el Estado. “Esta reunión nos permite fortalecer lazos y generar mayor información para que esta sea útil para la toma de decisiones. Asimismo la participación activa de los representantes de la sociedad civil, particularmente la academia, será clave para hacer de esta medida una oportunidad que aporte al desarrollo sostenible”, agregó.

Loreto es una de las 8 regiones en las que se implementará el programa

Debido a su extensión, Loreto es una región amazónica que presenta diferentes tipos de bosques, por ello Herman Ruiz, jefe de la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana (RNAM), destacó la importancia del estudio de los impactos del cambio climática en esta región. “En la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana contamos con diferentes tipos de bosques, como son los bosques de Varillal, bosques de Altura, bosques de Tahuampa, el monitoreo de estos bosques se torna en una actividad muy importante para gestión de la reserva debido a que nos permite conocer la dinámica del bosque, conocer su funcionamiento, saber si las medidas adoptadas de conservación están dando resultados, por otro lado el monitorear a las especies que están siendo presionadas por actividades ilegales nos permite conocer su estado de conservación, su distribución y su capacidad de resiliencia a la presión. Todo estos datos nos ayudan a tomar decisiones efectivas para la gestión de las ANP”, indicó en conversación con Actualidad Ambiental.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

2 − one =