Patrimonio natural y cultural: Bosque de Protección Alto Mayo está de aniversario

Fotos: Conservación Internacional

Hoy, 23 de julio, el Bosque de Protección Alto Mayo (BPAM) cumple 33 años protegiendo una importante muestra de biodiversidad del país, y contribuyendo con el desarrollo de las poblaciones indígenas como los awajún y los aguarunas.

El BPAM, cuya extensión es de 182 mil hectáreas, incluye territorios de Loreto, Amazonas y San Martín, pero abarca más territorios de esta última región, precisamente las provincias de Rioja y Moyobamba. Según el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), el objetivo esta reserva es “proteger las cuencas hidrográficas, la vegetación boscosa, la vida silvestre y los valores paisajísticos” con el fin de promover el turismo, la recreación, la educación, la investigación, y con ello generar beneficios para la población local.

El BPAM también destaca por las pendientes pronunciadas de sus bosques nubosos o de neblina, fuentes naturales de conservación de recursos hídricos de las cuencas que son ideales para la preservación de la vida silvestre y el manejo de sus valores escénicos y científicos.

En el área se pueden encontrar hasta 500 especies de aves, de las cuales 17 son endémicas, y 23 consideradas amenazadas globalmente. Una de las estrellas del BPAM es la lechucita bigotona (Xenoglaux loweryi), que con sus 12 centímetros es considerado el búho más pequeño del mundo. También resalta la presencia de cerca de 45 especies de colibríes, así como 27 especies de falconiformes (entre águilas y halcones).

Entre los mamíferos destacan el mono choro cola amarilla (Oreonax flavicauda), el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), el puma (Puma concolor), el musmuqui andino (Aotus miconax), el tocón andino (Callicebus oenanthe), el armadillo gigante (Priodontes maximus), entre otros.

Respecto a flora, en el BPAM habita una alta diversidad de epífitas, orquídeas, helechos y bromelias como la piñuela (Aechmea angustifolia).

Beneficios para la población local

Según Conservación Internacional (CI), dentro del BPAM y su zona de amortiguamiento se han desarrollado diversos proyectos relacionados a la conservación del bosque, el cultivo de café y pitahaya, crianza de abejas, turismo sostenible comunitario y otras actividades relacionadas con el objetivo del área.

La organización también destaca que con la conservación de este lugar, se ha evitado la emisión de más de 6 millones de toneladas de CO2. Asimismo, se ha reducido en un 53% la deforestación dentro del área. Es decir, si antes deforestaban 1000 hectáreas hoy solo se deforesta 470 hectáreas.

Algunos de estos logros dentro del área protegida son detallados por CI:

  • A la fecha existen 1096 Acuerdos de Conservación firmados entre el Sernanp y las familias que viven al interior y en la zona de amortiguamiento del Bosque del BPAM, durante el 2011 y 2019. Gracias a ello, más de mil personas han recibido asistencia técnica personalizada, materiales e insumos para el manejo de cultivos como café, pitahaya, crianza de abejas nativas, y biohuertos familiares, lo cual ha contribuido con la mejora de su calidad de vida.
  • Con el apoyo del Sernanp y su socio Conservación Internacional, la Cooperativa de Servicios Múltiples Bosque del Alto Mayo (COOPBAM) ha exportado más de 25 contenedores de café de alta calidad a mercados especiales de Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Canadá, Nueva Zelandia, Grecia, Japón, Holanda, Bélgica y Australia. Este café tiene además certificación Orgánica y de Comercio Justo.
  • Se ha firmado cinco Acuerdos de Conservación Colectivos entre el Sernanp y los sectores Nueva Zelandia, Alto Valle, La Esperanza, Bellavista y Palestina, pertenecientes al Bosque de Protección Alto Mayo.
  • Cien familias han sido beneficiadas con el cultivo de pitahaya, quienes desde el 2014 han vendido 32 480 frutos, recibiendo ingresos por más de S/ 97 440.
  • En el BPAM, 53 familias están dedicándose a la meliponicultura (crianza de abejas nativas). Estas familias, luego de reproducir meliponarios que aseguren la sostenibilidad de la actividad, empezarán a obtener ingresos con la venta de miel.
  • En el área se viene promoviendo cinco emprendimientos sostenibles de turismo de aves. El Observatorio Royal Sunangel y la Reserva Arena Blanca ya reciben turistas, sobre todo extranjeros. Además, el emprendimiento Reserva Arena Blanca ganó el concurso Turismo Emprende 2019.
  • Se viene desarrollando un emprendimiento de turismo sostenible comunitario en el sector Nueva Zelandia, gestionado a través del Comité de Turismo y Vigilancia Urkuchaki. Este comité ha sido fortalecido en “Turismo sostenible en Áreas Naturales Protegidas”, “Orientadores locales”, “Primeros auxilios”, “Manipulación de alimentos” en coordinación con Dircetur y Red de Salud Rioja.
  • Con el apoyo del BPAM, 239 familias tienen baños secos ecológicos y rellenos sanitarios. Asimismo, 293 beneficiarios cuentan con cocinas mejoradas y 27 con viviendas saludables.
  • Gracias a la gestión del área, 185 familias han implementado biohuertos familiares y 283 se vienen beneficiando mediante el manejo de animales menores (cuyes y gallinas).
  • Asimismo, existen más de 250 mujeres organizadas en once comités, que buscan empoderarse y contribuir con el desarrollo local y regional. Reflejo de ello es que algunos comités ya comercializan tejidos a mano y productos con paja bombonaje en ferias locales.
  • En el 2019, más de 250 estudiantes de cuatro instituciones educativas se beneficiaron con proyectos educativos ambientales a través de biohuertos, entrega de material didáctico ambiental, charlas de sensibilización y pasantías para dar a conocer la importancia del área protegida en sus vidas.
  • Entre el 2015 y 2018, el Sernanp emitió opiniones favorables a más de 150 proyectos de agua y saneamiento, aprovechando las fuentes de agua del BPAM, para que se beneficien directamente más de 25 mil habitantes de Rioja, Pardo Miguel y Nueva Cajamarca.
  • Cuatro comités de vigilancia comunal fueron reconocidos con resolución jefatural en los sectores Nueva Salabamba, Bellavista, Miguel Grau y Aguas Verdes, quienes apoyan en las acciones de monitoreo de la biodiversidad del área protegida.
  • Desde el 2014 hasta la fecha se han realizado más de 1500 patrullajes, lográndose monitorear 25 mil hectáreas por trimestre. Esto también ha permitido establecer buenas relaciones con las poblaciones, controlar el tráfico de madera en la zona noroeste del BPAM, y recuperar territorio en la zona sureste del BPAM (sectores Tailandia y Perla de Oro).
  • Gracias a los Acuerdos de Conservación, 2 638 hectáreas se evitaron deforestar debido a que las familias empezaron a realizar actividades compatibles con el Bosque de Protección Alto Mayo.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

20 − 3 =