[Opinión] Día de la Tierra: Cinco temas pendientes para proteger nuestra biodiversidad

Diego Pérez / SPDA

  • ¿Cómo celebrar esta fecha?  Pues recordando cuáles son las tareas pendientes que tenemos para mejorar en el cuidado de nuestra biodiversidad. Aquí revisamos cinco medidas urgentes.

 

Escribe Silvana Baldovino * / directora del Programa Biodiversidad y Pueblos Indígenas de la SPDA

 

Este 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, y las Naciones Unidas ha realizado un llamado la atención sobre la importancia de la biodiversidad para los humanos, y su relación con la salud.  En un contexto como el actual, es importante no perder de vista la necesidad de proteger la naturaleza. Por ello, una de las mejores formas de recordar esta fecha, es destacando cinco tareas pendientes que el Perú necesita resolver pronto si aspira a alcanzar una mayor protección de nuestra biodiversidad.

 

Protección de nuestro mar

Perú tiene más de 10 años esperando el establecimiento de un área marina protegida, lo que permitiría resguardar ecosistemas sumamente importantes. Espacios que, actualmente, no cuentan con presupuesto y planes de gestión que permitan asegurar su sostenibilidad.

A la fecha existen dos espacios que han sido identificados como clave por la biodiversidad que albergan:  Mar Tropical de Grau, al norte del país, y Dorsal de Nasca, al sur.  ¿Cuándo  tendremos finalmente  estos espacios protegidos? ¿Cuánto más tenemos que esperar?ç

 

Lucha contra actividades ilegales

Entre 1985-2017 Perú perdió más de 95 mil hectáreas de bosque debido al avance de la minería ilegal: una de las actividades que mayor daño le ha hecho a nuestra Amazonía. Si bien los últimos gobiernos han desarrollado acciones y estrategia para enfrentar esta actividad, y evitar que ingrese a áreas naturales protegidas, la amenaza continúa. Frente a ello, aún está pendiente desarrollar una política de Estado que trascienda a los gobiernos y que nos asegure que no seguiremos perdiendo lo nuestro en manos de ilegales moviéndose por nuestro país, causando a su paso destrucción.

Giancarlo Shibayama / SPDA

 

Protegiendo a las personas defensoras del ambiente

Seis personas defensoras del ambiente y el territorio han sido asesinadas durante la cuarentena que inició en marzo del año pasado. Luego de una visita oficial, el ex relator de las Naciones Unidas Michel Forst, declaró que Perú era uno de los países más peligrosos para los defensores ambientales.

Si bien el Gobierno ha avanzado en el desarrollo e implementación de herramientas y normas, la falta de presupuesto para una aplicación efectiva de las mismas lleva a que, en la práctica, el Estado no brinde la protección que debería a este importante grupo de personas que protegen nuestra biodiversidad, aunque ello ponga sus vidas y las de sus familias en peligro. Además, no olvidemos que tenemos pendiente la ratificación del Acuerdo de Escazú que refuerza los mecanismos de defensa que ya existen a nivel nacional, así como la aprobación de la Ley de Defensores de Derechos Humanos.

 

Mejorar la protección a los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial (PIACI)

Alrededor de siete mil indígenas peruanos viven en situación de aislamiento y contacto inicial. Son probablemente el grupo más vulnerable que exista en nuestro país. Para estos peruanos, una gripe les puede resultar mortal.

A la fecha, el Ministerio de Cultura ha establecido cuatro reservas indígenas y dos reservas territoriales a favor de la protección de los llamados PIACI.  Sin embargo, queda pendiente fortalecer la legislación existente, por ejemplo, aprobando la modificatoria a la Ley PIACI de manera tal que se asegure la completa intangibilidad de estas reservas.

 

Titulación de territorios indígenas

Por último, es importante mencionar que nos acercamos al bicentenario con más de 600 comunidades nativas sin título de propiedad. A esta cifra oficial se debe sumar aquellas comunidades cuyos títulos no se encuentran inscritos en Registros Públicos, aquellos que necesitan algún tipo de rectificación y aquellas comunidades que aún no han sido reconocidas como tal.  ¿Cómo se vincula ello con la protección de la biodiversidad?  La evidencia muestra que cuando los pueblos indígenas tienen la tenencia segura de los bosques en los que viven, la deforestación y otras formas de degradación ambiental se reducen, en comparación con otros territorios.  Entonces, ¿qué estamos esperando?

* Este artículo fue publicado originalmente en RPP, el 22 de abril del 2021.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

3 × five =