ONU: 783 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso al agua potable


En el Día Mundial del Agua, la Organización de la Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a la responsabilidad en el consumo de agua tras recordar que 783 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso al agua potable.

En un comunicado, la ONU consideró que hoy debería ser una jornada “de reflexión sobre los retos del desarrollo sostenible y sobre los pasos que cada uno puede dar para hacer que el mundo sea un lugar donde se malgaste menos este bien natural”.

“Vivimos en un mundo donde el agua potable es cada vez más escasa. Puede necesitarse entre 10 y 15 veces más agua para producir un kilo de carne que uno de trigo. Para 2030 necesitaremos al menos un 50 por ciento más de comida, un 45 por ciento más de energía y un 30 por ciento más de agua”, indica el comunicado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef anunciaron recientemente que se ha logrado cumplir con la meta de los Objetivos del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso al agua potable tres años antes de lo estipulado.

Pese a ello, aún hay 783 millones de personas -el 11 % de la población mundial- que no tiene acceso al agua potable y que en su mayoría (el 40 %) residen en África Subsahariana.

En la actualidad el planeta tiene 7 mil millones de personas, que aumentarán en 2 mil millones para 2050.

La ONU recordó que aunque cada persona bebe a diario de 2 a 4 litros de agua, la mayor parte de la que se ingiere está incorporada en los alimentos que se consume: Para producir 1 kilo de carne de vacuno, por ejemplo, hacen falta 15.000 litros de agua, y para un kilo de trigo, 1.500 litros.

AGUA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a los gobiernos que acometan políticas de gestión de los recursos hídricos para un uso más sostenible y que permitan garantizar la seguridad alimentaria y nutricional de todos.

Ban alertó de que el agua escasea cada vez más y de que se han reducido las tasas de aumento de la producción agrícola, al tiempo que el cambio climático agrava riesgos e imprevisibilidad para los agricultores, especialmente los países de bajos ingresos.

“Con casi 1 000 millones de personas que padecen hambre y alrededor de 800 millones de personas que aún no tienen un suministro seguro de agua potable, es mucho lo que debemos hacer para fortalecer los cimientos de la estabilidad en los planos local, nacional y mundial”, subrayó el máximo responsable de la ONU.

Para garantizar la seguridad alimentaria e hídrica pidió la plena participación de todos los sectores y agentes, así como la transferencia de tecnologías hídricas apropiadas, empoderar a los pequeños productores de alimentos y conservar los servicios esenciales de los ecosistemas.

Igualmente pidió a los Gobiernos que pongan en práctica políticas de promoción de los derechos al agua para todos, una mayor capacidad reguladora y la igualdad entre los géneros, además de mayores inversiones en infraestructura hídrica, desarrollo rural y ordenación de recursos hídricos.

____________________

Foto: Unicef



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario