Nuevamente miles de iquiteños marcharon en contra de la minería en el río Nanay

Foto: IPSA, UCAMARA y LVS

  • Más de 5 mil personas de todas las edades, entre escolares, universitarios e incluso sindicatos, tomaron las principales calles de la ciudad de Iquitos con carteles y arengas en rechazo a todo tipo de minería en el río Nanay, fuente de agua de la ciudad.

Por Angela Rodriguez / [email protected]

La ciudad de Iquitos volvió a ser testigo de una multitudinaria movilización ciudadana en contra de la minería en la cuenca del Nanay, río que abastece de agua a más de medio millón de personas que habitan en esta ciudad y en las comunidades ubicadas en su ribera. Ni el potente sol pudo impedir que más 5 mil personas recorrieran las principales calles de la ciudad alzando carteles y entonando arengas como: “¡Sin Nanay, vida no hay!”, “¡Agua sí, oro no!”, “¡No a la minería en el Nanay!”.

En esta segunda movilización, convocada por el Comité de Defensa del Agua de Iquitos, los ciudadanos manifestaron su rechazo a todo tipo de minería en el Nanay, por ser este río su fuente de agua y pescado, un alimento básico en la dieta del amazónico.

“El agua que cuidamos en el Alto Nanay es para la ciudad de Iquitos. Hago un llamado desde aquí al presidente regional a actuar frente a esta problemática”, expresó Marcelina Angulo, presidenta del Comité de Gestión de Alto Nanay Pintuyacu Chambira, quien viajó a Iquitos para participar en la marcha en representación de su comunidad.

Por su parte, José Manuyama, defensor ambiental que encabeza esta lucha por la defensa del Nanay en la ciudad de Iquitos, también hizo un llamado a René Chávez, gobernador regional de Loreto. “Le pedimos que dé un paso más allá del pronunciamiento que hizo sobre la concesión, que imponga medidas legales efectivas y se pronuncie de forma contundente acerca de la minería ilegal en el Nanay, tema del cual hemos escuchado muy poco o casi nada de parte suya desde que asumió su gestión”, indicó.

“Detrás de esta protesta está el deseo de vivir mejor, de conservar nuestra naturaleza”, recalcó el defensor ambiental, quien aplaudió que esta segunda movilización haya nuevamente convocado a personas de todas las edades, niños, escolares, universitarios e incluso sindicatos de trabajadores de construcción civil.

La contaminación ya es una realidad

Cómo han evidenciado imágenes presentadas por la empresa prestadora del servicio de agua potable en la ciudad de Iquitos, Sedaloreto, las aguas del río Nanay ya evidencian un cambio en su fisiología. “El color del agua ha cambiado, ahora tiene más sedimento”, manifiestan pobladores de la zona. Asimismo, según indican los pobladores ya se empiezan a vivir afectaciones en la salud, sobre todo de los más pequeños.

“Nosotros estamos tomando esa agua, usándola para preparar nuestros alimentos, de ese río pescamos, pero ya no es un río limpio. Los niños ahora tienen infecciones, enfermedades diarreicas”, señala Alicia Piña, de la comunidad de Mishana, la cual se sitúa en la parte baja de la cuenca del Nanay. Ella también advierte que serían las comunidades del bajo Nanay las más afectadas, pues las aguas de la parte alta del río bajan hacia ellos arrastrando toda la contaminación en el camino.

Fiscalía investiga a presidente de Ingemmet por cuestionable concesión minera

Como se recuerda, el pasado 31 de agosto, el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) otorgó el título de la concesión minera Raíces Gaddaffy a Ricardo Moreno Valderrama, gerente general de una empresa con el mismo nombre. Esta noticia despertó rápidamente una ola de indignación de parte de la ciudadanía de Iquitos y la crítica de distintas organizaciones ambientales que cuestionaban que se permitiese minería en la cuenca del Nanay.

En este contexto, el exfiscal ambiental Alberto Caraza presentó una denuncia en contra de Henry John Luna Córdova, presidente del Ingemmet por presuntamente haber otorgado la mencionada concesión minera, la cual abarca una parte del Nanay dentro de las mil hectáreas en las que se expande. Actualmente, el Ministerio Público ya inició una investigación por este caso.

De esta manera, trascendió que la carpeta fiscal que investiga el presunto delito ambiental en la modalidad de otorgamiento ilegal de derechos en agravio del Estado deberá ser remitida a la Dirección del Medio Ambiente de la Policía Nacional del Perú (PNP) para que en un plazo no mayor de 60 días reciba la declaración de los denunciantes y la respuesta del presidente del Ingemmet sobre las acusaciones en su contra.

Además, Yusen Caraza ha presentado una denuncia administrativa ante la Contraloría General de la República contra Henry John Luna Córdova por presuntamente no haber observado la normativa relacionada con la protección del río Nanay.

Por su parte, el Ingemmet emitió un comunicado en respuesta a la denuncia presentada antes la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (Fema) en la que indican que esta “no se ajusta a la verdad en varios aspectos”.

“Es importante destacar que una concesión minera no autoriza ni permite el inicio de actividades mineras, ni implica la ocupación de territorios ni derechos sobre otros recursos naturales ajenos a la minería. La información está basada en información tendenciosa y sesgada, que parten de conceptos falsos como el de sugerir que las concesiones mineras otorgan libertad total para realizar actividades sin restricciones”, se lee en el texto.

Ver además:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Comments are closed here.