Nueva área de conservación regional protegerá al oso de anteojos, tapir y el romerillo

Foto: Diego Pérez / SPDA 

  • Bosques El Chaupe, Cunía y Chinchiquilla sería la primera área de conservación regional de Cajamarca.
  • El expediente de esta nueva propuesta de ACR se encuentra en el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp). Tras su revisión pasaría a la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) para ser aprobada.

 

Un reciente reportaje publicado en Mongabay, resalta la importancia de los Bosques El Chaupe, Cuníua y Chinchiquilla, una zona de alta biodiversidad ubicada en la provincia de San Ignacio y que estaría cerca de convertirse en la primera área de conservación regional de Cajamarca.

“La propuesta del ACR Bosques El Chaupe, Cunía y Chinchiquilla nació como uno de los esfuerzos de la región norteña por proteger uno de sus cinco sitios prioritarios de conservación, en una de las ubicaciones más estratégicas, la zona de amortiguamiento del Tabaconas-Namballe”, señala el informe.

Según el portal de noticias, la propuesta del ACR, que protegería en total 21 868 hectáreas, actualmente se encuentra en el Sernanp y, tras su revisión, pasará a la Presidencia de Consejo de Ministros (PCM), que decidirá su aprobación.

Riqueza natural

Según la bióloga Zoila Vega, consultora de Naturaleza y Cultura Internacional, las primeras investigaciones realizadas en esta zona resaltan que existen más de ochenta quebradas que alimentan a los ríos Chinchipe, Tabaconas y San Ignacio, que a su vez abastecen a ciudades como San Ignacio y son indispensables para la actividad agrícola.

En el lugar se puede encontrar uno de os pocos bosques de romerillo (Podocarpus oleifolius), una especie que fue depredada por años, debido a la tala ilegal, la ampliación de campos agrícolas y la creación de pastizales. Sin embargo, esta espepcia hoy tiene una esperanza de vida.

En el área también se pueden hallar especies como el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), tapir de altura (Tapirus pinchaque), pava barbada (Penelope barbata), loro de cara roja (Hapalopsittaca pyrrhops), gallito de las rocas (Rupicola peruvianus), tucán de pecho gris (andigena hypoglauca) y el tucán de pecho celeste (Andigena nigrirostris), una especie que no había sido reportada en el Perú.

Asimismo, se puede hallar a las ranas Pristimantis percnopterus, endémica del Perú, y la Pristimantis bromeliaceus, que solo tenía dos especímenes registrados en el país. También se descubrió una nueva especie de rana del género Pholidobolus ulisesi.

Foto: Diego Pérez / SPDA

Oportunidades

La creación de esta ACR permitirá fortalecer el turismo y generará beneficios económicos para los más de 70 caseríos de la zona. Actividades como el avistamiento de aves o el establecimiento de la ‘Ruta del café’ son una de las varias alternativas, que podrían recibir financiamiento por parte del Gobierno Regional de Cajamarca una vez que se cree el área de conservación. Por último, una ACR permitirá implementar mejores medidas de protección.

Lee el reportaje completo aquí.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario