No figuran EE.UU., China e India: 66 países se comprometen a reducir sus emisiones a cero

Foto: Naciones Unidas

  • Durante la Cumbre de Nueva York 66 países se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a cero, para el 2050, pero especialistas opinan que es insuficiente mientras los países más contaminantes del planeta no tengan la misma iniciativa.

 

“Las emisiones a nivel mundial están alcanzando unos niveles sin precedentes que parece que aún no han llegado a su cota máxima. Los últimos cuatro años han sido los más calurosos de la historia y las temperaturas invernales del Ártico han aumentado 3 °C desde 1990. Los niveles del mar están subiendo, los arrecifes de coral se mueren y estamos empezando a ver el impacto fatal del cambio climático en la salud a través de la contaminación del aire, las olas de calor y los riesgos en la seguridad alimentaria”, es la advertencia de las Naciones Unidas que sirve como marco introductorio a la Cumbre de Acción Climática realizada en Nueva York.

En esa línea, ayer 66 países se comprometieron a revisar sus planes de recorte de emisiones de gases de efecto invernadero para cumplir con los objetivos planteados en el Acuerdo de París, en el 2015.

El objetivo es hacer que el incremento de la temperatura se quede por debajo de los dos grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales, aunque algunos consideren que debe ser por debajo de 1,5 aunque para ello -asegura la ONU- se necesita que los esfuerzos deben aumentar entre tres y cinco veces.

Aunque se resalta el compromiso de estos 66 países, esto fue opacado porque los países más contaminantes (Estados Unidos, China y la India) no forman parte de este grupo.

“La emergencia climática es una carrera que estamos perdiendo, pero es una carrera que podemos ganar. La crisis climática está causada por nosotros y las soluciones deben venir de nosotros. Tenemos las herramientas: la tecnología está de nuestro lado”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres.

“Esta no es una cumbre para venir a hablar, a negociar; no se negocia con la naturaleza. […] Estamos en un agujero y debemos dejar de cavar”, agregó en referencia a unas emisiones que se incrementan con el tiempo.

“El cambio climático es un desafío global que solo podremos superar todos juntos”, dijo por su parte Angela Merkel, la canciller alemana quien anunció que dicho país reducirá sus emisiones en un 55% en 2030 y llegará a la neutralidad para 2050. La misma propuesta fue dada por el presidente francés, Emmanuel Macron y lo mismo se esperaría para toda la Unión Europea.

Jóvenes en acción

La Cumbre de Nueva York también destacó por la presencia de Greta Thunberg, activista sueca que se ha convertido en una de las principales voces de los jóvenes de todo el mundo, quienes piden más acción y menos palabras a los líderes mundiales.

“Ustedes se han robado mis sueños, mi infancia con sus palabras vacías y aún así soy una de las más afortunadas. La gente está sufriendo, la gente se está muriendo y nuestros ecosistemas están colapsando. Estamos al comienzo de una extinción masiva y ustedes solo hablan de dinero y de cuentos de hadas, de crecimiento económico. ¡Cómo se atreven! […] Ustedes nos están fallando, pero los jóvenes hemos comenzado a entender su traición. Los ojos de todo el mundo están en ustedes y si ustedes eligen fallarnos nunca se los vamos a perdonar”, dijo la joven activista.

¿Cómo llega Perú?

La ministra del Ambiente, Lucía Ruiz, señaló que nuestro país ha tenido un rol importante al aportar iniciativas concretas en temas como género, salud y transición justa que busca un desarrollo económico sostenible.

“A pesar de ser un país en desarrollo, el Perú mantiene un liderazgo en el tema climático, el cual se evidenció desde que se desarrolló la COP en el 2014, situación que no ha cambiado hasta la fecha, pues seguimos a la vanguardia”, refirió.

Asimismo, informó que se reunión con el secretario general de la ONU, António Guterres, a quien explicó las acciones que se vienen adoptando para la mejora de la calidad del aire, a fin de contribuir con la salud de las personas y el ambiente. Entre ellas, las relacionada a la calidad del combustible, la electromovilidad, y la reciente propuesta enviada al Congreso de la República sobre el “bono de chatarreo” que busca la renovación del parque automotor.

“Hemos expuesto al secretario general de la ONU todas estas oportunidades de cambio que hemos realizado como país, y cómo se hacen las cosas mejor”, dijo Ruíz Ostoic.

DATOS:

Los temas prioritarios en esta reunión fueron:

  • Finanzas: movilización de fuentes de financiación públicas y privadas para impulsar la descarbonización de todos los sectores prioritarios y promover la resiliencia.
  • Transición energética: aceleración del cambio de combustibles fósiles hacia la energía renovable, además de la obtención de considerables ganancias en eficiencia energética.
  • Transición industrial: transformación de industrias como la petrolera, siderúrgica, química, cementera, del gas o de la tecnología de la información.
  • Medidas basadas en la naturaleza: reducción de emisiones, incremento de la capacidad de absorción y mejora de la resiliencia en silvicultura, agricultura, océanos y sistemas alimentarios, incluidos en la conservación de la biodiversidad, el impulso de cadenas de suministros y tecnología.
  • Acción local y en ciudades: avance de la mitigación y la resiliencia a nivel urbano y local, con un foco de especial atención en nuevos compromisos sobre edificios de bajas emisiones, transporte público e infraestructura urbana, y resiliencia para las personas pobres y vulnerables.
  • Resiliencia y adaptación: fomento de los esfuerzos globales para abordar y gestionar los impactos y riesgos del cambio climático, particularmente en las comunidades y naciones más vulnerables.

Además, existen tres áreas clave adicionales:

  • Estrategia de mitigación: impulsar las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (CDN) y las estrategias a largo plazo para conseguir las metas del Acuerdo de París.
  • Compromiso de la juventud y movilización pública: movilizar a las personas de todo el mundo para que actúen contra el cambio climático y asegurar que las personas jóvenes estén integradas y representadas en todos los aspectos de la Cumbre, incluidas las seis áreas de transformación.
  • Impulsores sociales y políticos: avanzar en los compromisos dentro de las áreas que afectan al bienestar de la población, como la reducción de la contaminación del aire, la creación de puestos de trabajo dignos, el fortalecimiento de las estrategias de adaptación climática y la protección de los trabajadores y los grupos vulnerables.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario