Minería informal generará el principal conflicto social en el 2014

puno-paro_lamula

El último informe del Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú, señaló que la minería informal será “uno de los principales focos de conflicto a nivel nacional con un crecimiento explosivo y descontrolado”.

Según el documento elaborado por Grufides, CooperAcción y Fedepaz, entre 2005 y 2011, el número de titulares en régimen de minería artesanal se ha incrementado en un 20%, mientras que el área concesionada se triplicó, pasando de 1.5 millones a 4.4 millones de hectáreas, muchas de las cuales se convertirán en operaciones legales o serán tomadas por mineros ilegales.

Al respecto, José de Echave de CooperAcción resaltó que “la política del Gobierno no entiende la magnitud real de la minería informal. Es un problema no sólo económico, sino social y ambiental muy fuerte”.

Por su parte, Ana Leyva de Fedepaz alertó que la minería ilegal en la región Piura se viene desbordando y que las competencias que se les ha dado a todos los gobiernos regionales son insuficientes porque no tienen capacidades para abordar el tema, por lo que se requiere que el Estado tenga capacidad multisectorial para enfrentarla.

El informe señala que de las aproximadamente 70 mil Declaraciones de Compromiso presentadas a noviembre de 2012, a agosto de 2013, solo 20.875 mineros han iniciado el trámite de formalización. A comienzos del 2012, el Ministerio de Energía y Minas estimó que hay unos 100.000 mineros, en su mayoría informales, y unas 400.000 personas que dependen de estas actividades.

CONFLICTOS LATENTES

De Echave también indicó que si bien el 2012 los conflictos sociales han disminuido, los conflictos latentes se mantienen en proyectos mineros como Conga (Cajamarca), Espinar (Cusco), Tía María (Arequipa) y en Madre de Dios por la concentración de la minería ilegal.

Asimismo, dijo que la agenda de los conflictos se amplió. En años pasados los temas que movilizaban a las poblaciones eran el agua y la tierra, pero ahora actualmente los conflictos latentes también se dan por la reducción del canon minero, la incesante minería informal en un número creciente en regiones y las políticas para destrabar las inversiones.

El informe destaca que Apurímac es la región que concentra mayor cantidad de conflictos sociales y, además, está consolidándose como el nuevo centro de inversión minera, concentrando el 21% de la cartera de inversión minera con proyectos como Las Bambas, Apurímac Ferrum, Los Chankas, entre otros. Solo el proyecto de Las Bambas demanda una inversión de más de 5,200 millones de dólares.

CIFRAS:

• A noviembre de 2013, según el mapa de concesiones mineras, el 21.20% del territorio peruano se encuentra concesionado, es decir, más de 26 millones de hectáreas.
• Este 2013 Apurímac registra un 66.5% de su territorio concesionado a la minería, más de un millón 388 mil hectáreas, 12.1% más que el año 2012. La venta del proyecto de las Bambas la empresa minera Glencore Xstrata se ha convertido en una nueva posibilidad de inversión para numerosas empresas que están presentando sus ofertas, entre ellas, destaca la fuerte apuesta que están realizando las corporaciones chinas.
• Cusco tiene el 23.6% de su territorio concesionado, más de un millón 695 mil hectáreas. Como resultado del crecimiento sostenido de la actividad minera en la región se abrieron varios procesos de diálogo, entre ellos se encuentra el de Espinar donde se ha acordado la continuación de los Monitoreos Ambientales Participativos, aunque las negociaciones para la Reformulación del Convenio Marco siguen detenidas. Esta región es la más golpeada por la reducción de canon minero.
• En Cajamarca, el 42.2% del territorio está concesionado a la minería. En esta región aún se mantiene latente el conflicto por el proyecto Conga.
• En Junín, más de un millón de hectáreas de su territorio se encuentra concesionado, es decir un 27.4% de su territorio.
• La región de Piura tiene un 32% de su territorio concesionado. Aparentemente en esta región se trata de reactivar la actividad extractiva.

________________

Foto: La Mula



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


1 comentario · Dejar un comentario

  • Rolando dijo:

    Lo que no se menciona en el informe es el origen de “la fiebre del oro” en Perú, la demanda internacional por el oro ha hecho que la búsqueda de trabajo se vuelque hacia la pequeña minería, lo que ha resuelto uno de los problemas nacionales la falta de trabajo, el gobierno no ha participado proactivamente para que ésta actividad alboral sea llevada a cabo con orden y con cuidado de la salud pública y del medioambiente, la minería formal, ha dado pésimo ejemplo de destrucción ambiental, como ejemplo podemos citar, Yanacocha, Glencore-Xstrata, Southern…
    El gobierno ha optado por la represión violenta y por dar leyes que criminalizan indirectamente el trabajo y tampoco tiene planes de mitigar la contaminación, carecemos de Políticas Ambientales con fuerte respaldo gubernamental,caso evidente en Cerro de Pasco Doe Run sigue operando porque las normas de calidad ambiental tuvieron que ser adecuadas para “permitir” que siga contaminando.
    Así que el tema pendiente es ofrecer a esa fuerza laboral ocupada en la minería informal, una alternativa no solo verla como fuente de conflictos.

15 − fifteen =