Minam reconoció y presentó 13 nuevas áreas de conservación privada

karina_acp_spda

A Karina Pinasco se le quebraba la voz y se le caían un par de lágrimas por sus mejillas. Las más de cincuenta personas que estaban en la sala la miraban y se mordían los labios para no dejarse llevar por la emoción. Desde hace veinte años ella y su madre fueron buscando la forma de lograr que su predio en San Martín sea reconocido como Área de Conservación Privada (ACP). Después de muchos trámites y problemas con los papeles, pudieron lograrlo. “Este es un día especial, de sueños cumplidos. Somos gente que amamos la vida. No esperamos nada a cambio. Profesamos el principio de reciprocidad. Tan solo queremos devolverle al mundo lo que la vida nos ha dado”, contaba Pinasco intentando contener su emocionado hablar entrecortado. Cuando ellas comenzaron a cuidar los bosques las personas les decían locas o flojas por no trabajar la tierra. Ayer martes nueve de abril, esta floja, agradecida con la vida, le lloraba a todos: su sueño estaba cumplido. Pucunucho ya es una ACP y lo será para siempre.

En medio de una emotiva ceremonia realizada en las instalaciones del Ministerio del Ambiente (Minam), 13 zonas del Perú se convirtieron de forma voluntaria en ACP. “Este es un acto de desprendimiento. Representa asumir un costo tan solo por una voluntad y deseo por un bien común. Voluntariamente resignan derechos sobre sus tierras para poner por delante al planeta”, dijo el Ministro del Ambiente Manuel Pulgar-Vidal. Obtener el reconocimiento de ACP te obliga a seguir ciertas reglas en tu predio, no puedes usarlo como se te dé la gana, sino que toda actividad que se realice ahí tiene que ser sostenible y profesar el cuidado del medio ambiente.

acp_grupo_spdaUno por uno iba recibiendo sus certificados de manos de Manuel Pulgar-Vidal, Pedro Solano (Director de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental) y el viceministro Mariano Castro. Todos con una historia de vida particular. La comunidad campesina de Leymebamba, a más de un día por tierra desde Lima, está luchando por defender el medio ambiente. 800 comuneros resguardan 46 mil hectáreas de tierra que han llamado ACP Los Chilchos. En esta viven más de 240 especies de aves, 24 de anfibios, 187 de orquídeas y se produce un café de alta calidad que se exporta hacia Holanda gracias a la ONG Ucumari.

En otra parte del Perú, en Madre de Dios, Eduardo Ramírez Pisango batalla incansablemente por seguir el sueño de su padre. Heredó los secretos de la pesca y recorrió, junto con su progenitor, casi todos los ríos de esa parte de la selva peruana hasta que encontraron lo que hoy llama la ACP El Gato. En los años 80 su padre luchaba por conservarlo y cada vez se ha hecho más complicado hacerlo. Hoy Eduardo, o el Gato, se ha convertido en una extensión de los sueños de su padre.

Así como ellos, fueron 13 ACP que se suman a la lista. Hoy hay 61 y el número sigue subiendo. Días como estos son aquellos en los que los sueños se despiertan y te hacen sentir que sí se puede pensar en un Perú natural.

—–Más información aquí—-

Las nuevas 13 ACP presentadas ayer fueron:

Taypipiña (Puno)
Checca (Puno)
El Gato (Madre de Dios)
Bosque Benjamín I (Madre de Dios)
Bosque de Palmeras de la Comunidad Campesina de Taulia Molinopampa (Amazonas)
Gotas de Agua II (Cajamarca)
Gotas de Agua I (Cajamarca)
Los Chilchos (Amazonas)
Camino verde – Baltimore (Madre de Dios)
Larga Vista I (San Martín)
Larga Vista II (San Martín)
Pucunucho (San Martín)
Bosque Berlín (Amazonas)

DATO:
Las ACP son áreas de conservación creadas en parte o en la totalidad de predios de propiedad privada cuyas características ambientales, biológicas, paisajísticas u otras análogas, pueden complementar la cobertura del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE), aportando a la conservación de la diversidad biológica e incrementando la oferta de oportunidades para la investigación científica, la educación y el turismo especializado.

El reconocimiento de las ACP se basa en un acuerdo entre el Estado y el titular del predio a fin de conservar la diversidad biológica por un período no menor a 10 años renovables. El incumplimiento de las obligaciones de este acuerdo por parte del titular del predio determina la pérdida de su reconocimiento como ACP.

_________________
Fotos: Archivo SPDA



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

four × two =