Minam reconoció trece áreas de conservación privada

El Ministerio del Ambiente (Minam) reconoció ayer trece nuevas áreas de conservación privada (ACP), lo cual permitirá a los propietarios de las mismas invertir en conservación con el respaldo del Estado y con seguridad jurídica. Dichas zonas aumentan la oferta para la investigación científica, educación ambiental, econegocios y protección de la biodiversidad.

Entre las ACP reconocidas se encuentra la Huerta de Chaparrí en Lambayeque, reconocida a perpetuidad a solicitud de sus titulares: el fotógrafo Heinz Plenge y su esposa. Chaparrí es morada de la pava aliblanca, ave que se pensó extinta, así como de aproximadamente 200 tipos de aves y de osos de anteojos.

Asimismo, por un período de 30 años, fueron reconocidas Japu-Bosque Ukumari Llaqta en Cusco, que en quechua significa “morada de osos”, perteneciente a la comunidad campesina de Japu; y la ACP Huaylla Belén-Colcamar, en Amazonas, de la comunidad campesina Colcamar.

Por un período de 20 años, Pillco Grande-Bosque, patrimonio de la Comunidad campesina de Pilco Grande Quipo. También fueron reconocidas Milpuj-La Heredad en Amazonas, Las Lomas de Atiquipa en Arequipa, Panguana en Huánuco, y Microcuenca de Paria en Ancash, estas 4 por 10 años.

Finalmente, en Madre de Dios se reconocieron San Juan Bautista, Boa Wadack Dari, Nuevo Amanecer, Inotawa 1 e Inotawa 2. Dichas zonas son consideradas entre las más biodiversas del planeta, pero actualmente son amenazadas por la actividad minera informal que se extiende en la región.

Durante la ceremonia de reconocimiento estuvieron presentes el titular del Minam, Manuel Pulgar-Vidal; Pedro Solano, Director Ejecutivo de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) y Rudy Valdivia, en representación del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

Pulgar-Vidal reconoció la biodiversidad que albergan estas áreas, así como el esfuerzo de conservación de sus titulares. Solano por su parte, resaltó la importancia de formar alianzas público privadas para que estas áreas se consoliden y ayuden a aumentar la oferta para la investigación científica, la educación ambiental y los econegocios basados en el manejo sostenible de recursos.

Las ACP, son áreas de conservación creadas en parte o en la totalidad de predios de propiedad privada cuyas características ambientales, biológicas, paisajísticas u otras análogas, pueden complementar la cobertura del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sinanpe), aportando a la conservación de la diversidad biológica e incrementando la oferta de oportunidades para la investigación científica, la educación y el turismo especializado.

DATOS:

1. Japu-Bosque Ukumari Llaqta en Cusco cuya población es descendiente de los Queros, última bastión de los Incas.
2. Panguana en Huánuco es propiedad de Juliane Koepcke, única sobreviviente del vuelo de LANSA en 1971.
3. Existen en total 48 áreas de conservación privadas que permiten conservar una extensión de 195,224.67 ha.
4. Cerca de la mitad de estas áreas son propiedades de comunidades campesinas.
5. Cinco ACP de Madre de Dios, dos en Amazonas, 1 en Huánuco, 1 en Ancash, 2 en Cusco, 1 en Lambayeque y 1 en Arequipa.
6. En los últimos 4 años, se han reconocido 34 ACP.

________________

Fotos: Galia Gálvez / Archivo SPDA



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


2 comentarios · Dejar un comentario

  • lily rodriguez dijo:

    Que bueno que estamos avanzando, felicitaciones y que sigan aumentando.

    Creo que todavía falta aliviar un poco el proceso de establecimiento, pero seguro hay ya inicitivas para simplificar el trámite — sin perjudicar la calidad.

    Y que bueno que Panguana ya sea un ACP.

    muchos saludos, lily

two × 3 =