Más de 16 mil toneladas de tiburones son desembarcados cada año en Perú

Foto: Andina

Con el objetivo mostrar los alcances del tráfico de aletas de tiburón, Oceana y la Asociación para la Sostenibilidad Pesquera Redes realizaron la primera investigación sobre la cadena de valor de la pesquería de tiburones en el Perú.

El documento reúne 117 testimonios de informantes claves recogidos entre enero y abril de 2018 que luego serían cruzadas con datos de fuentes secundarias. Los resultados arrojaron que 940 embarcaciones pertenecientes a 17 flotas pesqueras capturan tiburón de manera directa o incidental a lo largo de la costa peruana. Además, 16 007 toneladas de tiburones son desembarcadas al año por 5404 pescadores que trabajan en esta actividad. Se arroja que la cadena de valor total genera ingresos totales por 449 millones de soles (US$ 135 957 201) y utilidades por 150.6 millones de soles (US$ 45 420 000).

El estudio estima que en el 2016 se desembarcan 16 007 toneladas de tiburones, mientras que las cifras oficiales indican que fueron un poco más de 14 mil toneladas. “Si bien se estimó el desembarque utilizando datos de la pesquería en condiciones óptimas y, en la práctica, no todos los años son óptimos, estos fueron por lejos superiores al promedio registrado por Produce (Ministerio de la Producción)”, dice el informe.

Entre el 2006 y 2017 del total del peso desembarcado solo el 18,9% fue clasificado a nivel de especie mientras que el 81,1% restante ha sido registrado a nivel genérico bajo la denominación ‘tiburón’ o ‘tollo’, señala el informe. El problema surge para las especies CITES, cuya exportación e importación están reguladas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), indicó Alicia Kuroiwa, bióloga de Oceana, a Mongabay Latam.

[Lee además ► Mafia en la extracción y comercio de tiburones y la necesidad de cambiar nuestras percepciones]

Foto: Ojo Público

Esto en parte se debe a un “sistema de recopilación de la información pesquera en desembarques que es deficiente a la hora de querer normar la trazabilidad para cumplir los compromisos con CITES”, detalla Renato Gozzer, ingeniero pesquero de la Asociación para Sostenibilidad Pesquera Redes, coautor de la investigación.

Frente a esto, el Ministerio de Producción asegura que desde el 2017 desarrolla, junto al Instituto del Mar del Perú (Imarpe) y el Ministerio del Ambiente, capacitaciones a los inspectores en la identificación de especies de tiburón tanto de sus aletas como de los troncos. A la fecha se han realizado cuatro capacitaciones, teniéndose previsto que hasta octubre del presente año se capaciten más de 200 fiscalizadores, donde además se están considerando la participación de fiscalizadores de los Gobiernos Regionales.

Perú exportas unas 400 toneladas de aletas de tiburón al año, incluyendo aquellas que provienen de Ecuador. Sin embargo, el estudio le permitió a los investigadores descubrir que las pesquerías de tiburones en el país no están enfocadas en el aprovechamiento de las aletas sino en el de la carne. De acuerdo al documento, el 43% de las utilidades en la pesca de tiburón proviene de la venta de la carne y el 18% de las aletas.

Nuestro país tiene 66 especies de tiburones, 32 son las más pescadas y dentro de estas destacan seis: el tiburón azul (Prionace glauca), el tiburón diamante (Isurus oxyrinchus), una de las especies de tiburón martillo: el  Sphyrna zygaena, otra especie de tiburón zorro: la Alopia vulpinus, el angelote (Squatina squatina) y el tollo común (Mustelus whitneyi).

Si bien en el 2014 se aprobó un plan de acción nacional para la conservación de tiburones, no existe todavía un marco normativo que proteja a todas las especies comerciales de la sobrepesca. En el caso del tiburón azul, el diamante y el tollo cuentan con una restricción en la talla mínima de captura, pero no cuentan con regulaciones sobre las artes de pesca ni de las temporadas de veda.

 

[Lee el reportaje completo de Mongabay]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario