Madre de Dios: dueños de draga pretenden evitar incautaciones

En su edición de hoy, el diario La República, informa sobre uno de los contraataques más recientes de los dueños de dragas en Madre de Dios frente a los intentos por formalizar la zona, y erradicar esta clase maquinarias que destruye los díos de la selva: una acción de amparo contra el jefe de la PCM, Javier Velásquez Quesquén.

De acuerdo a esta información, el pedido, planteado por la Asociación de Mineros Dedicados a la Actividad de Dragado en el Río Madre de Dios y afluentes entre otros propietarios de dragas, fue admitido en el Juzgado Mixto de Tambopata.

Sin embargo, la respuesta de Javier Velásquez Quesquén no se hizo esperar: “Vamos a responder la Acción de Amparo presentada por empresas que no pagan impuestos. Daremos la batalla legal. Lo importante es que este debe ser el procedimiento que debemos usar y no la toma de carreteras”.

Tal y como informó el diario El Comercio, existen inversores rusos y brasileros detrás de las dragas. Incluso, el alcalde provincial de Tambopata, Luis Alberto Bocángel Ramírez es propietario de una draga de matrícula PM-30375-AF; y su hermano Samuel, de otra con matrícula PM-28256-AF.

Como se recuerda, el decreto de urgencia 010, del Ministerio del Ambiente, ordenó
Según su complejidad, una draga puede costar entre 250 a 500 mil dólares.

——————————

Foto: Thomas Müller / SDPA



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


4 comentarios · Dejar un comentario

  • EL PROFESOR QUIROZ dijo:

    POR SUPUESTO QUE HA LUGAR A ACCIÓN DE AMPARO

    LA LEY DE MINERÍA PERUANA FACULTA EL USO DE DRAGAS Y HAY UN REGLAMENTO ESPECÍFICO QUE NORMA SU OPERACIÓN

    LA MISMA SOCIEDAD PERUANA DE DERECHO AMBIENTAL LO HA ANALIZADO EN DETALLE …EN DECLARACIÓN DE VENTANA, ANTONIO BRACK LAS PROHIBE, PERO ESO VA CONTRA EL ORDENAMIENTO JURÍDICO

    HACE TIEMPO QUE SE VE QUE USAN A BRACK COMO VALVULA DE ESCAPE

    NUNCA SE HAN PROHIBIDO LAS DRAGAS POR LEY.

    En Serie Derecho y Política Ambiental Nº 21 – Consideraciones legales para la operación de dragas en el desarrollo de la actividad minera artesanal y la pequeña minería publicado por este blog el 6 Apr 2010, la directora del programa de Defensa del Interés Ciudadano de la SPDA, Isabel Calle, analiza desde el punto de vista legal el uso de dragas (método o mecanismo de producción orientado al desarrollo de una actividad ilegal) en la minería informal.

    El tema de las dragas es una incertidumbre, porque resulta que disponen de un reglamento y un sistema de licencias hasta por 30 años!!!, sido suficiente con el informe de un particular respecto a ausencia de riesgo de un potencial daño ecológico para permitir su operación (“solo se necesita la solicitud acompañada de información técnica de la draga y una declaración de impacto ambiental suscrita por un profesional”).
    De buenas a primeras se prohíben las dragas y después sale a la luz de que son autorizadas por el Estado

    ————–

    Dueños de dragas en Madre de Dios pretenden evitar incautaciones
    Vie, 16/04/2010 -http://www.larepublica.pe/regionales/16/04/2010/duenos-de-dragas-en-madre-de-dios-pretenden-evitar-incautaciones

    Acción de amparo. Denunciaron al Premier Javier Velásquez Quesquén. Juzgado Mixto de Tambopata admitió a trámite denuncia de mineras que extraen oro.

    En un intento por evitar la incautación de las dragas usadas para extraer oro en Madre de Dios, los propietarios de esa maquinaria pesada presentaron una Acción de Amparo contra el presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez, y el procurador de la PCM.

    El pedido, admitido a trámite por el Juzgado Mixto de Tambopata, fue planteado por la Asociación de Mineros Dedicados a la Actividad de Dragado en el Río Madre de Dios y afluentes, y por varias empresas propietarias de estas máquinas acusadas de contaminar el medio ambiente en esa región.

    “Vamos a responder la Acción de Amparo presentada por empresas que no pagan impuestos. Daremos la batalla legal. Lo importante es que este debe ser el procedimiento que debemos usar y no la toma de carreteras”, aseguró el premier Javier Velásquez.

    En Madre de Dios se estima que existen 14 dragas que remueven grandes cantidades de material del fondo del río en busca de oro.

    Cada una tiene un valor de hasta U$ 500 mil.

    elprofesorquiroz@gmail.com

  • AUXILIO ALCALDE dijo:

    ESTADO PERUANO PUEDE HACER LO MISMO QUE ESTADO COLOMBIANO:
    PROHIBIR Y PERMITIR LAS DRAGAS MINERAS FLOTANTES AL MISMO TIEMPO

    EN BRASIL, BOLIVIA, COLOMBIA, ECUADOR Y PERÚ OPERAN SÍ O SÍ LAS DRAGAS

    Un loco que camina por el malecón de Quibdó repite con insistencia: “Ese nuevo barrio que se ve allá, al frente, es un peligro para Chocó un peligro para la Nación”.

    El Chocó es una de los 32 departamento de Colombia, está localizado en el noroeste del país, en la región del Pacífico colombiano. El ‘barrio’ que obsesiona al orate “El Negro” y que flota sobre las aguas del río Atrato son, en realidad las 24 dragas mineras que decomisó la Fiscalía a extractores ilegales en Río Quito (Chocó) y que están ancladas frente al desembarcadero de la capital chocoana, hace unas semanas.

    Parece que el loco tuviera razón. Primero, porque al ver estas máquinas pegadas, como gigantescas casas metálicas, se evidencia que en este municipio y en su cabecera llamada Paimadó, donde las dragas sacan UNA TONELADA DE ORO AL AÑO, funciona un barrio paralelo y rico en una población que es la más pobre del país.

    Pero también porque las autoridades consideraron, igual que el loco, que el mercurio que usaban y los movimientos de tierra y la tala de selva que hacen para buscar el oro desvían los cauces de los ríos y son un peligro para el Chocó.

    La Fiscalía tiene muestras de peces envenenados por el mercurio y el acpm. La Máquina do Tempo, la Yiret o la Sambita son sólo algunas de esas estructuras con capacidad para que ocho personas vivan allí. Y Jaime Ramos, Pablo Ruiz y Ozimar Moraes son unos de los dueños de dragas que siguen aparcados en el malecón, esperando a ver qué pasa con ellas. Otros, asegura la Fiscalía, están en Pereira y en Medellín y uno de los brasileños fue entregado a la central de inteligencia- DAS para ser deportado. Ninguno tenía los títulos mineros ni permisos ambientales para extraer el mineral.

    MUNICIPIO DE PAIMADÓ, AFECTADO POR LA CONTAMINACIÓN ENTRA AL BUSINESS DEL ORO DRAGADO

    Ahora, el Consejo Comunitario Mayor de Paimadó, que representa a la comunidad, es el dueño de un título minero y, aunque paradójico, piensa asociarse con siete de los dragueros que tienen su maquinaria decomisada.

    Fiebre de dragas La primera de estas máquinas se instaló en Paimadó en 1999, pero hace cuatro años, cuando el precio del oro subió, dragueros brasileños llegaron en bandada. Las armaban en el barrio Álamos de Quibdó y las llevaban por el río hasta que los inundaron.
    “Sacábamos entre 200 gramos de oro diarios, a veces 400”, dice Jaime Ramos. De acento paisa pero origen chocoano, asegura que no son ilegales porque solicitaron permisos a Codechocó y concertaron con la comunidad, pero no los respondieron, pues esas tierras son títulos colectivos de las comunidades negras.

    Jaime pasó de ser un conductor de pangas o lanchas a socio de una de las dragas. “En Bojayá conocí a unos brasileños que vinieron a la construcción del nuevo pueblo y me asocié. Puse 250 millones de pesos”, dice.
    Uno de esos brasileños, que fue empleado suyo en una de las dragas, terminó como dueño. Ozimar Moraes llegó a Caquetá hace ocho años, se casó con una putumayense y ante la noticia del oro se fue a Chocó. Hoy, tienen la Nova Nave de Oro, que según la Fiscalía es una de las mejor equipadas y tiene aire acondicionado.

    De los otros dueños se sabe poco y, aunque la Fiscalía no da detalles, tiene claro que algunos dragueros sostenían “con su producido a grupos armados al margen de la ley con que más tuvieran afinidad”. Eso explicaría las amenazas que han recibido Benedesmo Palacio y Valerio Andrades, líderes de Paimadó.

    Las dragas funcionaN 20 horas diarias en las riberas del río succionando por un tubo hasta 60 metros cuadrados de arena y piedras. Cuando la maquinaria separaba el oro, estos residuos caen al río. Y en esos desechos, decenas de pobladores de Río Quito, buscan, con bateas, tomines de oro, que cambian por 100,000 pesos en las compraventas de Quibdó. Para ellos, es mendigar en su propia tierra por lo que les pertenece y, además, quedarse sin su selva.

    Mientras las máquinas están paradas, a la espera de una decisión judicial, la comunidad se mueve y pide el acompañamiento del Gobierno. “No estamos en desacuerdo con la minería lo que no queremos es que nos saqueen. Estaban sacando el metal y no lo declaraban en el municipio. Nuestro compromiso es hacer que eso se invierta acá”, dice Benedesmo.

    Con la sartén por el mango, ahora la comunidad deberá demostrar que las regalías del oro sí se quedarán en el municipio y que por fin podrá dejar de ser considerado el más pobre del país.
    ‘‘Desde hace cuatro años se nos estaba negando hasta el derecho de comer pescado, porque todo lo que hacían las dragas caía al río”.
    Benedesmo Palacio, líder de Paimado, que está amenazado.
    Nosotros reconocemos que hubo un impacto ambiental y estamos dispuestos a repararlo. Esto nos tiene sin trabajo a nosotros y a la gente de la comunidad”.

    Ozimar Moraes, brasileño y socio de una de las dragas decomisadas.
    Lo que hacíamos era minería a cielo abierto, no era oculta. Se les pagaba a todos. A los dueños de terrenos se les daba en oro el 10 % de lo que sacábamos a diario”.
    Jaime Ramos, propietario de una de las dragas decomisadas.
    Las dificultades para obtener títulos o la demora en trámites ambientales, saca de entrada a muchos mineros pequeños y medianos que quieren hacer las cosas legales”.

    Antonio López, asesor de Acopi y el Consejo Comunitario Mayor.
    4 toneladas de mercurio y 35,000 galones de aceite y combustible cayeron al río, según los análisis de la Fiscalía, Procuraduría y el Ministerio del Medio Ambiente.
    1 tonelada de oro sacaban al año los dragueros ilegales. Cada una extraía entre 200 y 400 gramos de oro. Un gramo ronda los 55 mil pesos.

    Pero la pelota sigue rodando. El Ministerio de Ambiente dijo que las medidas por tomar son competencia de Codechocó, pero este dice que la responsabilidad es de Ingeominas y de la Alcaldía.

    DRAGAS DE TECNOLOGÍA DE PUNTA NO CONTAMINAN DICEN CONTAMINADORES

    En tierra de minerales, no hay Ingeominas Modificar tecnológicamente las dragas para reducir el impacto ambiental que generan es la propuesta que el Consejo Comunitario Mayor de Paimadó le presentó al Gobierno.

    Asesorados por la Asociación Colombiana de la Micro, Pequeñas y Medianas Empresa (Acopi) y por la firma Proyectos Mineros, buscan copiar el estilo de una draga de minería limpia que funciona en Nechí (Antioquia) y que, además de evitar los químicos en su proceso, recupera el terreno al tiempo que aspira la tierra.

    Por su parte, en el Congreso de la República el representante a la Cámara Odín Sánchez propone declarar la emergencia ambiental para facilitar los permisos a los mineros chocoanos. Además, busca crear una oficina de Ingeominas en Quibdó, pues la más cercana es en Medellín. “No es posible que en el Chocó, donde más se extraen minerales, no haya una oficina de la entidad”, dice Sánchez

    auxilio.alcalde@gmail.com

  • simon rodriguez dijo:

    ESTADO DÉBIL NO PUEDE ENFRENTAR MINERÍA FUERTE

    ADEMÁS LA INFORMALIDAD ES CARACTER HISTOLÓGICO DEL ESTADO PERUANO

    La informalidad como desgracia | Edición Impresa | El Comercio Perú15 Abr 2010 … La informalidad como desgracia. Por: Carlos M Adrianzén Economista*. Jueves 15 de Abril del 2010. De cuando en cuando rebotamos una noticia: …
    elcomercio.pe/impresa/notas/informalidad-como-desgracia/…/461694

    Por: Carlos M Adrianzén Economista*
    Jueves 15 de Abril del 2010

    De cuando en cuando rebotamos una noticia: que somos una de las sociedades más informales del planeta. Que aquí el tamaño de lo subterráneo o ilegal resulta mayoritario. En estas líneas deseo recordarle que esta no es una buena noticia. Que aunque el Estado la cause, todos pagamos su factura. La informalidad no solo limita y deteriora la vida de la gente sumida en ella (su acceso al crédito, al comercio global o los expone a cuadros de abuso inaceptables para cualquier estándar moderno). Incluso, quienes viven dentro de ámbitos formales pagan —con más impuestos y menos servicios— las cuentas que dejan quienes viven sin respetar las leyes.

    El fondo de esta historia enfoca viejas cegueras e ideologías. Desde mucho antes que el ILD nos presentara el lado escapista y pujante de lo subterráneo en el Perú, el fenómeno se percibía como algo provinciano, casi romántico. Pero al mismo tiempo que Hernando de Soto nos aproximaba a ese otro sendero, la izquierda se subía al carro y —dada su proverbial aversión por todo lo que crece o tiene éxito visiblemente— repitió también que lo informal merecía ser no solo tolerado, sino promocionado. Claro, cuanto más se invadiera o quebraran derechos de propiedad mejor.

    Pero la informalidad, ni es heroica ni deseable. Una sociedad en la que solo unos pocos respetan las reglas (ergo: que la mayoría electoral no tributa, invade propiedades de otro, hurta servicios, no respeta regulaciones o depreda el medio ambiente) está condenada a estancarse. La informalidad es, pues, una desgracia nacional.

    Así, por ejemplo, cuando en la sierra o selva alguna banda de vivazos —etiquetados como mineros informales— se apropia de yacimientos ajenos con la escandalosa complicidad gubernamental, y luego (después de chantajear con violentas tomas de carreteras) obtiene un cambio legal que regulariza el robo, la historia no acaba allí. ¿O cree usted que estos empresarios van a pagar impuestos, respetar el ambiente o cumplir con alguna regulación laboral? ¿O cree alguien que un inversionista global serio va a arriesgarse a invertir en una nación con tan cantinflesca trayectoria institucional? Acaso si en Cusco, Madre de Dios u otras provincias casi no se pagan tributos, ¿quién cree usted que paga y pagará más impuestos (y recibe y recibirá menos servicios públicos) por este estado de cosas?

    (*) Director de la Escuela de Economía de la Universidad de San Martín de Porres

    OJO …ADRIANZEN CONOCE BIEN AL MOUNSTRO POR DENTRO!!!!

    simon69rodriguez@yahoo.es

  • AUXILIO ALCALDE dijo:

    EL ANGELITO DEL ALCALDE DE TAMBOPATA Y SUS DRAGAS

    Luis Alberto Bocángel, quien postuló y ganó las elecciones provinciales de Tambopata en el 2006 representando al grupo Restauración Nacional, es un sujeto de lo más cínico que existe. Resulta que pidió control hacia los mineros informales, que estaban haciendo pedazos los ríos de su provincia y al departamento de Madre de Dios, con herramientas como las dragas o carrancheras. Sin embargo, él resultó ser propietario de minas informales.
    (Video por cortesía de cipenzaperalta).

    Tal parece que la minería informal, para el alcalde, era un negocio familiar ya que el alcalde comparte, con su hermano Samuel y con otros familiares suyos, diversas dragas que cuestan más de 500 mil soles y que arrasan con los suelos de los ríos de manera descarada. Entre otros “dragadores”, dentro de dicho entorno, están Enrique Ramírez Márquez, Gloria Oroz Ccanto, Armando Cori Laurente, entre otros. Y como si fuera poco, el alcalde de Tambopata es el Presidente de la Asociación de Propietarios de Dragas y piensa que sus afiliados deben de tramitar la formalización de sus actividades.

    VER VIDEITO:
    caviardecianuro.wordpress.com/category/justicia/
    Minería informal, campañas electorales y cargos públicos

    auxilio.alcalde@gmail.com

three + twelve =