Lote 64: “Hulk” defiende territorio achuar frente a exploración de petrolera GeoPark

Foto derecha: Amazon Watch

“Apóyenlos, sus vidas están al borde y ellos están luchando por todos nosotros”, dice un tweet publicado el 15 de noviembre por el famoso actor Mark Ruffalo, quien interpreta al superhéroe “Hulk” en la saga cinematográfica de Los Vengadores. El mensaje del actor de Hollywood es en defensa del territorio del pueblo indígena achuar, frente a la inminente exploración petrolera por la empresa GeoPark en el Lote 64.

El actor del “Increíble Hulk” hace referencia a las 759,800 hectáreas del territorio ancestral en el que habitan más de 40 comunidades del pueblo achuar. En este lugar se superpone el Lote 64, ubicado en el norte de la Amazonía peruana, cerca de la línea limítrofe con Ecuador.

Los antecedentes

Las comunidades nativas del pueblo achuar que le dicen “No” a la exploración petrolera están organizadas en la Federación de la Nacionalidad Achuar del Perú (Fenap).

Pero ¿por qué estas comunidades nativas achuares rechazan la exploración petrolera? Por lo que señala Jeremías Petsein, presidente de la Fenap, en un pronunciamiento oficial, el rechazo se debe a las consecuencias trágicas al ambiente y la salud humana que originó la incursión petrolera en pueblos achuares vecinos.

“¿Por qué rechazamos? Porque (…) nosotros sabemos muy bien que en otros pueblos indígenas o en el mismo Pueblo Achuar en el Río Corrientes o por acá en el Río Morona, entraron las empresas petroleras Talismán y dejaron una serie de contaminaciones. Al ver todas estas consecuencias negativas dentro de nuestro territorio de Fenap, nosotros unidos rechazamos totalmente la explotación petrolera dentro de nuestro territorio del Pueblo Achuar”, se detalla en el documento de la asamblea de octubre del 2017.

Como señaló el líder achuar, no es la primera vez que empresas petroleras quieren ingresar al territorio indígena. Desde que se creó el Lote 64 en 1995 varias compañías intentaron extraer el crudo del subsuelo, como Arco, Occidental y Talismán, que abandonó el lote en septiembre del 2012 y transfirió luego la responsabilidad a la petrolera estatal PetroPeru. Recién en octubre del 2014 GeoPark adquiere la concesión y el Estado peruano le otorga el permiso de exploración para diciembre del 2016. El lote 64 ha sido solicitado por varias empresas petroleras por su potencial de millones de barriles de petróleo.

 



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario