Loreto: organización indígena exige presencia de ministro de Salud en Iquitos

Foto: Andina

  • “Lo que nosotros hemos podido ver es que el plan de intervención la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Loreto no tiene las capacidades para poder dar cobertura y atención a la emergencia en las comunidades más alejadas”, manifiesta Jorge Pérez Rubio, presidente de Orpio.

 

Ante el avance del COVID-19 en los territorios ocupados por comunidades nativas en Loreto, existe una insuficiente atención a estos por parte de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de dicho departamento, según denuncia la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (Orpio). Por ello, exige con carácter de urgencia la presencia del ministro de Salud, Víctor Zamora, en la ciudad de Iquitos, a fin de que pueda acordar con los líderes indígenas la atención médica para las comunidades.

Orpio ha enviado un oficio dirigido al ministro de Salud en el que manifiesta su preocupación por lo que viene ocurriendo en las comunidades nativas, sobre todo en las que se encuentran en las zonas más alejadas y fronterizas.

“Como organización saludamos la reciente aprobación del plan de intervención del Ministerio de Salud (Minsa) para comunidades indígenas y centros poblados rurales de la Amazonía frente a la emergencia del COVID-19, promulgada en el marco del Decreto Legislativo 1489. Sin embargo, exigimos su inmediata implementación en atención a la crisis que enfrentan en la actualidad las comunidades”, se lee en el documento.

Oficio enviado por Orpio a Minsa.

“Lo que nosotros hemos podido ver es que, en el plan de intervención, la Diresa no tiene las capacidades para poder dar cobertura y atención a la emergencia en las comunidades más alejadas”, señala Jorge Pérez, líder indígena de Orpio, en conversación con Actualidad Ambiental.

Pérez resalta que la poca atención que han recibido algunas comunidades por parte de la Diresa se ha dado gracias a la presión mediática y la incidencia que se han visto obligadas a hacer las organizaciones indígenas. “Solamente están atendiendo en lugares en donde el contagio ya ha sido evidenciado o en lugares sobre los que se ha informado por algún medio. Es decir, están actuando por la presión de elementos externos”, denuncia.

Por ello, Orpio y sus 30 federaciones base exigen la presencia del ministro de salud lo antes posible. Pues, según manifiestan, ya no confían en la capacidad de la Diresa para atenderlos. “No hay voluntad política de llevar medicinas, oxígeno, asistencia médica y personal capacitado”, indica Jorge Pérez.

El pasado 22 de mayo, luego de más de 2 meses de iniciada la emergencia, fue publicado el primer reporte con datos oficiales de Diresa del número de contagios de COVID-19 en población indígena de la región. En este indican un total de 218 casos, 2 fallecidos confirmados con pruebas y 5 sospechosos, en ciudadanos de 11 pueblos indígenas de 5 provincias.

Sin embargo, Orpio también indica que este registro no mostraría la realidad de lo que viene sucediendo. “¿Cuántas personas más habrán muerto en sus casas?”, se pregunta el líder de Orpio y agrega que, hoy, antes de brindar las presentaciones manifestaciones le informaron sobre 5 contagiados en el Estrecho, en la frontera con Colombia.

Reporte de casos de COVID-19 en población indígena de Loreto, elaborado por Orpio con información de Diresa.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

eight + 8 =