Loreto: extractores de arena alteran la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana

Extracción de Arena _Foto_Rodrigo Rodrich_ El Comercio

Pobladores dedicados a la conservación, alertaron sobre la presencia de maquinaria pesada que extrae arena blanca de los varillales ubicados en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana (RNAM). El constante tránsito de camiones, el ruido que hacen y la deforestación está causando un impacto en el kilómetro 14 de la carretera Iquitos-Nauta, provincia de Maynas (Loreto).

La RNAM se ubica a 23 kilómetros al sur de Iquitos. Esta zona, de más de 58 mil hectáreas, se caracteriza principalmente por proteger una muestra representativa de los raros bosques de arena blanca, conocidos como “varillales”, así como los bosques inundables por las aguas negras del río Nanay (tahuampas de agua negra o “igapó”).

Son estos lugares los que han atraído a diversos extractores que de noche a la mañana transitan con una impunidad que ha puesto en alerta, y en natural descontento, a los moradores del Centro Poblado del Varillal.

La venta de arena, que genera grandes cantidades de dinero por día, es vendida como material de construcción para diversas obras que se ejecutan en la ciudad de Iquitos. Para obtener este material de construcción, se retiran árboles del bosque de varillal y, seguidamente, se excava con maquinaria especializada que destruye la zona de amortiguamiento de la RNAM.

La extracción de arena en la RNAM, solo es una de varias actividades que realizan propietarios y/o arrendadores de terrenos que se ubican alrededor de ella, así como empresas que encuentran en la explotación indiscriminada de sus recursos una forma de obtener dinero.

La RNAM y su zona de amortiguamiento tienen potencial excepcional para la educación ambiental y el turismo de naturaleza. Además, ambas protegen parte de las fuentes de agua que abastecen a la ciudad de Iquitos y garantizan el aprovechamiento tradicional de los recursos naturales renovables por las comunidades asentadas en ellas.

Cabe indicar que así como se debe proteger la RNAM, también se debe proteger su zona de amortiguamiento, ya que esta última tiene un papel fundamental en la conservación y constituye un espacio de transición entre la reserva y su entorno; con su establecimiento minimizan las repercusiones de las actividades humanas que se realizan en su interior, generando que estas últimas sean manejadas de tal manera que garanticen el cumplimiento de los objetivos de la RNAM.

La Jefatura de la RNAM afirma que está realizando esfuerzos para evitar el aprovechamiento irregular de este recurso no metálico, a través de evaluaciones preliminares que permitan identificar y ordenar aquellas actividades humanas que pongan en riesgo los objetos de conservación, por la cual fue creada la RNAM.

La Dirección Regional de Energía y Minas de Loreto (DREM) es el ente competente para tratar los problemas relacionados a minería de productos metálicos y no metálicos. Como ente responsable maneja información de las actividades informales que se realizan en la zona de amortiguamiento de la RNAM y los bancos de arena blanca que se encuentran en la carretera Iquitos-Nauta, las mismas que no cuentan con evaluaciones de impacto ambiental para prevenir y/o mitigar los daños que puedan estar generándose en la mencionada zona.

Para resolver el problema, se pide a las autoridades competentes trabajar en conjunto para solucionar estos problemas que no solo afectan al medio ambiente (en este caso la RNAM), sino también a las poblaciones aledañas que dependen de los beneficios que la mencionada reserva genera.

_________________

Foto: Rodrigo Rodrich / El Comercio



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario