Loreto: COVID-19 avanza en comunidades ticunas de frontera con Brasil y Colombia

Hasta el momento se han confirmado 13 casos y 2 fallecidos, oficialmente. Sin embargo, indican que serían 7 los fallecidos y más de 70 contagiados.

  • “Las 11 pruebas que nos enviaron, todas fueron positivas”, indica Omar Montes, obstetra a cargo del único centro de salud disponible para 4 comunidades y más de 2 mil  800 personas.

Por Angela Rodriguez

 

A inicios de mayo se confirmaron los primeros casos y muertes por COVID-19 de indígenas ticunas en la frontera peruana en Loreto. Se presume que la enfermedad habría llegado a la comunidad Bellavista Callarú, ubicada cerca a la localidad de Santa Rosa – frontera con Brasil y Colombia – en el distrito de Yavarí, provincia de Ramón Castilla, cuando la población salió a cobrar los programas Pensión 65 y Juntos. Luego de días de sospechas de más casos en las comunidades aledañas, ayer se confirmó la llegada del coronavirus a otras 3 comunidades ticunas.

“Ya hay pacientes enfermos, tuve que priorizar las pruebas para ir a constatar que ya está la enfermedad allá, para poder notificar”, señala Omar Montes, obstetra de la Institución Prestadora de Servicios de Salud (IPRESS) I – I Bellavista Callarú, en conversación con Actualidad Ambiental. Montes denuncia haber recibido solo 11 pruebas rápidas, las cuales debía usar en 4 comunidades, cuyos promotores de salud habían dado aviso de personas con sintomatología del COVID-19.

Todas las pruebas aplicadas dieron positivo. Foto: Omar Montes / IPRESS I-I Bellavista Callarú

Según indica Omar Montes, responsable del IPRESS I – I Bellavista Callarú, hasta la fecha solo habrían recibido 13 pruebas rápidas. Dos a inicios de mayo, las cuales les sirvieron para confirmar los primeros casos y muertes por coronavirus en la comunidad Bellavista Callarú. Las últimas 11 las habrían recibido el pasado 22 de mayo y las distribuyó entre las comunidades de Nueva Jerusalén de Erené, Buen Jardín de Callarú, Buen paraíso de Erené y Bellavista Callarú. De estas, todas dieron positivo, confirmando que la enfermedad ya se encuentra en todas las comunidades de la jurisdicción de la IPRESS a su cargo.

Omar Montes y Gary Valiente, técnico de laboratorio, protegidos con trajes de bioseguridad donados por la municipalidad de Leticia se trasladaron hacia las comunidades gracias a una embarcación y con el apoyo de un motorista que les facilitó la organización Rainforest Perú.

“No tenemos un motor, tenemos una chalupa sin motor. No tenemos ningún apoyo de ninguna autoridad, ni de la provincia de Ramon Castilla ni del distrito de Yavarí, mucho menos de parte de la Dirección Regional de Salud (Diresa)”, señala Montes.

La jornada inició ayer a las 7 de la mañana. El equipo se trasladó desde Bellavista Callarú hasta Nueva Jerusalén de Erené, una comunidad con aproximadamente 600 habitantes. En esta hicieron 5 pruebas, todas dieron positivo. “Es una población con una situación catastrófica, porque hay bastantes pacientes mal a los que no se les pudo hacer pruebas porque no hay. Tampoco tenemos medicinas. Hemos llevado pocas, de las que teníamos acá, para poder dar al promotor y al apu”, explica el obstetra.

Comunidad Nuevo paraíso de Erené. Foto: Omar Montes / IPRESS I-I Bellavista Callarú

De Nueva Jerusalén de Erené partieron a Nuevo paraíso de Erené, una comunidad con aproximadamente 100 habitantes. Aquí hicieron solo 2 pruebas, ambas dieron positivo. Al igual que en la comunidad anterior, hay más personas enfermas a las que no se les pudo hacer la prueba.

La situación se repite en la última comunidad visitada, Buen jardín de Callarú. En esta, con una población de aproximadamente 200 personas, muchas de estas enfermas y con síntomas de COVID-19 actualmente, solo se pudo hacer 3 pruebas, todas dieron positivo.

La última prueba disponible fue utilizada en Bellavista Callarú, comunidad con casi 2 mil habitantes, en la que se ubica el IPRESS. “Nuevamente hicimos una prueba aquí en Bellavista Callarú, con un paciente de 40 años que también salió positivo.  Entonces, las 11 pruebas que nos enviaron, todas fueron positivas”, resalta Montes.

La situación es crítica, pese a que gran parte de la población se encuentra enferma no cuentan ni con pruebas ni con medicinas. Foto: Omar Montes / IPRESS I-I Bellavista Callarú

Abandono y escasez

El IPRESS I – I Bellavista Callarú, con solo 3 profesionales de salud, es el único centro disponible para las comunidades de Nueva Jerusalén de Erené, Buen Jardín de Callarú, Buen paraíso de Erené y Bellavista Callarú, por lo que debe atender a más de 2 mil 800 personas. Sin embargo, según denuncia Montes, no hay medicinas y les habrían dicho que recién el miércoles llegarán. Esto, luego de semanas insistiendo por medicinas, pues Montes incluso habría realizado dos pedidos oficiales, uno el 27 de abril y otro el 04 de mayo a la Diresa.

El puesto de salud de Bellavista Callarú debe atender a 4 comunidades y más de 2 mil 800 personas. Foto: Omar Montes / IPRESS I-I Bellavista Callarú

“Tenemos 7 muertes de hermanos ticunas, 2 confirmados y 5 sospechosos. Y tenemos más de 70 casos sospechosos aquí, por la sintomatología”, señala angustiado Omar Montes y agrega que la situación es realmente preocupante y le genera mucha tristeza e impotencia que pese a ser personal de salud no pueda brindar más ayuda.

“Es muy lamentable, solo nos queda esperar que fallezcan en sus casas y que su familia los entierre. Es muy duro, pero esa es la realidad de lo que se está viviendo por esa zona rural de las comunidades indígenas aquí en Bellavista, Callarú”.

El Dato: 

  • Según indicó Diresa a un diario local, el martes estarían enviando un equipo de tres profesionales de salud a Bella Vista Callaru, Santa Rosa e Islandia, donde atenderán 02 días consecutivos en cada localidad.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

2 + 8 =