La importancia del Mar Pacífico Tropical y el reto del presente Gobierno
pacifico-tropical-yuri-hooker-700x414

Fotos: Yuri Hooker

 

El Viejo y el Mar

Escribe Enrique Ortiz / Biólogo

La creación de la Zona Reservada Mar Pacífico Tropical, una propuesta de área protegida en las costas de Piura y Tumbes que apunta hacia el manejo sostenible de los recursos marinos del Perú, ha quedado pendiente para el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski. A pesar de haber sido un reclamo de la sociedad peruana, con el apoyo del sector privado, y de haber llamado la atención mundial, esta área no fue declarada por el saliente gobierno. Conviene resaltar la oportunidad que se tiene en el horizonte.

Al ir al mercado y ver los precios del pescado, todos vemos la necesidad de manejar mejor la pesca en nuestro mar. Recordemos que ese mar del norte del Perú nos da dos de cada tres pescados que comemos. Esa área propuesta nos da justamente esa oportunidad, al permitir en ella el manejo de los recursos marinos y el control de la pesca ilegal, al paso que se protege el 70% de la biodiversidad marina del Perú. Hay un apoyo masivo de sectores productivos como los gremios de pescadores del norte del Perú, de la Sociedad Nacional de Pesquería, de los gobernadores regionales de Piura y Tumbes, de congresistas, y en general de la opinión pública, con un petitorio de más de 120 mil firmas de gente local.

[Ver también: Conoce el Mar Pacífico Tropical Peruano a través de este completo especial multimedia]

La propuesta de la Zona Reservada contó con la oposición del sector de hidrocarburos y de un par de compañías cuyas operaciones se superponen en un 10% con el área propuesta. Sus argumentos son entendibles y solucionables, si hay la intención de alinear el interés nacional con las aspiraciones de inversión de ese sector. Esta propuesta de área protegida da las garantías para la inversión actual y futura en ese rubro, y es más, puede significar un ejemplo ilustrativo de colaboración entre la preocupación ambiental y la inversión privada. Un desafío para el nuevo gobierno.

Es importante resaltar que las áreas naturales protegidas son parte esencial del presente y futuro del país y estas en su mayoría fomentan y permiten el uso de recursos basados en el manejo. Hoy tenemos 7 áreas naturales protegidas donde se realizan actividades relacionadas a hidrocarburos y conviven en armonía. En otras áreas se manejan docenas de productos de exportación –como el paiche y castañas–, y todas ellas mantienen una belleza paisajística que atrae a propios y ajenos. En ellas y de ellas viven miles de peruanos, que conforman nuestra riqueza cultural. Ellas proveen de servicios ambientales como el agua, y muchos otros recursos críticos para nuestra alimentación y economía. El patrimonio natural del Perú (y gran biodiversidad) es parte de nuestra ventaja competitiva. También es parte de la marca Perú.

Una de las costas a ser protegidas es la de Cabo Blanco, donde aún se mantiene el record mundial de pesca de altura, y donde Ernest Hemingway se inspiró –según algunos–, para escribir “El Viejo y el Mar”. Ahí vive Don Máximo, quien acompañó al escritor allá en 1956. El presidente Kuczynski tiene la oportunidad de reescribir la historia de Cabo Blanco, la de las costas del norte del Perú y hacer su propia versión del viejo y el mar. Los resultados se verán en nuestros platos, en nuestra gente y también en la sonrisa de Don Máximo.

[Ver también: Llegaron a Palacio: más de 120 mil firmas piden creación de Zona Reservada Mar Pacífico Tropical]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario