Comunidad de Colcamar: la conservación de un bosque entre neblinas y orquídeas

A través de un camino lleno de curvas y grandes árboles se llega a la comunidad de Colcamar, a menos de dos horas de Chachapoyas. En este espacio, el área de conservación Colcamar Huaylla Belén, podemos encontrar a decenas de personas comprometidas con la conservación de sus bosques que parece vivir en medio de nubes que te refrescan el rostro y te alimentan el alma.

De acuerdo a la página de la Iniciativa para la Conservación Privada y Comunal:

Todos los días es una experiencia nueva. Tienes mucho para hacer. Salir a caminar en cualquier dirección y encontrarse con restos arqueológicos cubiertos por la vegetación o cascadas de agua en los que un chapuzón te recarga de energía. Hay bosques, orquídeas, pajonales, ruinas y miradores naturales, todo lo necesario para desconectarse. Cuando uno va caminando por la zona, va entendiendo a Sixto y a su familia. No te provoca irte de ahí. Convivir en armonía con osos de anteojos, pumas, armadillos y monos es algo tan natural que se hace especial.

Conoce un poco más de Colcamar Huaylla Belén y su amor por la naturaleza a través de esta ficha de la Iniciativa para la Conservación Privada y Comunal.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


1 comentario · Dejar un comentario

  • Pino dijo:

    Felicitaciones a Colcamar y su iniciativa de conservación!… A propo, muy interesantes los bosques de helechos arbóreos que están entre Belén y el río Congón, nunca he visto algo así, digno de conservar!

15 − 4 =