Julio Cusurichi: “Cuando reclamamos nuestros derechos a veces somos criminalizados”

Hoy en horas de la mañana, en una audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington (EE.UU.), el presidente de la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad), Julio Cusurichi, expuso su preocupación respecto a los problemas que aún aquejan a los pueblos indígenas del Perú y la región.

En su intervención en la audiencia denominada “Cambio climático y los derechos de mujeres, pueblos indígenas y comunidades rurales”, Cusurichi expresó que la Amazonía peruana sufre diversas amenazas por actividades como la minería ilegal, la deforestación y la minería ilegal, que no solo afectan el bosque y las áreas naturales, sino también a los pueblos indígenas en aislamiento y contacto inicial (PIACI).

Otra de las amenazas para la Amazonía, según expresó el líder indígena, es la construcción de carreteras en zonas frágiles, que muchas veces son promovidas por el mismo Congreso de la República.

“Madre de Dios es la ‘Capital de la Biodiversidad’ del Perú pero tiene grandes problemas. Por ejemplo, la minería ilegal es muy fuerte en cuanto a la contaminación al agua y a nosotros. La deforestación también es otro problema. Otro problema importante es el tema ligado a la construcción de carreteras que se impulsa a través de proyectos en el Ejecutivo y Legislativo. Pretenden hacer carreteras que pasarían por pueblos indígenas en aislamiento y parques nacionales”, señaló Cusurichi.

El líder de Fenamad también reclamó más respeto por el derecho de los pueblos indígenas, especialmente por los territorios ancestrales. Asimismo, pidió más atención respecto a sus demandas tanto al Gobierno peruano como a la CIDH.

[Leer además ► [Entrevista] Viceministra Acevedo: “El 17.4% que habla una lengua indígena aún no sabe leer o escribir”]

“Cuando nosotros como pueblos indígenas damos a conocer estos problemas, muchos de nuestros hermanos son criminalizados”, dijo Cusurichi, agregando finalmente que el Gobierno peruano debe fortalecer sus políticas respecto a la protección de los PIACI.

Carlos Trinidad, asesor legal de la SPDA, resaltó la importancia de la audiencia porque “ha puesto en alto relieve la conexión entre el cambio climático y sus graves efectos en los derechos humanos, en particular, con relación a los sectores más vulnerables de la región, como los pueblos indígenas y las mujeres”.

Durante la audiencia también participaron organizaciones como la Fundación Pachamama; el Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia); Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA); Instituto de Defensa Legal (IDL); EarthRights International (ERI); entre otros.

Mira la presentación de la audiencia aquí:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario