Gobierno suma esfuerzos para lograr el fortalecimiento de la gestión hídrica

Foto: Arlene Villanueva / SPDA

  • El evento “Encuentro por el agua: Retos para la sostenibilidad del recurso hídrico“, realizado en el marco de la Semana del Agua, tuvo como objetivo fortalecer el marco institucional en la gestión de los recursos hídricos a través de la promoción del trabajo conjunto entre el Estado y la sociedad civil.

Con el fin de promover espacios de diálogo para fortalecer la gestión de los recursos hídricos se realizó este miércoles 20 de marzo, en el marco de la Semana del Agua, el “Encuentro por el agua: Retos para la sostenibilidad del recurso hídrico “, evento que reunió a diferentes actores interinstitucionales, así como a gestores desde la sociedad civil.

“Han visto al Estado, no solo para rendir cuentas, sino para decirles que vengan a trabajar de manera conjunta. Esto lo va a solucionar todo el país con sus diferentes actores. Y no se trata que va a venir la solución desde el gobierno nacional, porque los gobiernos locales y regionales juegan un rol importante. Ellos son parte importante, porque es en las cuencas donde se realizan las acciones que planteamos “, declaró la ministra del Ambiente, Lucía Ruiz.

En el evento, los especialistas resaltaron que el uso sostenible de los recursos hídricos requiere fortalecer esfuerzos en el manejo adecuado a nivel de cuencas. “Desde la ANA pensamos que el mayor peligro, lo que llamamos crisis del agua, es a nivel de contaminación de cuencas. Este es un problema global y no es un tema de la reducción de la cantidad, sino también a la relación que hay entre el aumento de la demanda de la población y la contaminación. Para ello, necesitamos una respuesta institucional”, mencionó el jefe de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), Walter Obando.

El funcionario consideró además que el Estado debe tener un enfoque a largo plazo para lograr su sostenibilidad en el tiempo y un equilibrio entre la oferta y la demanda. “Un ejemplo es el río Rímac, la ciudad fue creciendo, ya no era suficiente. Luego fuimos a las cuencas, a las aguas subterráneas, pero la demanda siguió creciendo. Ahora el agua proviene del río Mantaro. La pregunta es: ¿dónde vamos a traer el agua en 25 años?”, resaltó.

Una de las medidas que se están desarrollando desde el Estado en torno a la gestión hídrica es incluir los principios de gobernanza planteados desde la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). “Uno de los principales riesgos es la contaminación de las aguas. De las 150 cuencas, en unas 80 o 90 se monitorea la calidad y de estas más del 40% no cumple con la calidad. Esto se percibe por la falta de tratamiento de aguas servidas, además de actividades mineras“, agregó Aziza Akhmouch, responsable de la iniciativa Gobernanza del Agua de la OCDE.

Cabe mencionar que el Ministerio del Ambiente (Minam) cumple un rol coordinador en la implementación de los diálogos de políticas sobre la gobernanza del agua, recientemente iniciado con la OCDE.

Por su lado, el representante de la Dirección de Inversión Pública del Ministerio de Economía y Finanzas, Jorge Suárez, resaltó que desde su sector se está elaborando un marco conceptual sobre una tipología de proyectos multipropósitos. “Hay actores que no se ven beneficiados por los proyectos. Por ello necesitamos inversiones con una visión más integral”, agregó.

Frente a ello, el representante de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS), Luis Acosta, resaltó que actualmente el Estado está enfocando sus esfuerzos en recuperar las cuencas del servicio ecosistémico a través de proyectos de inversión, pero que todavía falta implementar proyectos que sean netamente de conservación, lo cual permitiría habilitar a que las empresas inviertan más en las cuencas.

“Actualmente existen tres modalidades de inversión: en primer lugar, a través de proyectos de inversión pública; en segundo lugar, a través de contratos por servicio ecosistémico, donde el retribuyente (que es una empresa de agua) hace contrato con el contribuyente (la comunidad) para que esta realice acciones de conservación y a cambio la empresa debe pagarle; y, en tercer lugar, las empresas puedan hacer una transferencia a un fondo especializado para que este fondo ejecute los proyectos“, explicó Acosta.

Estas propuestas van de la mano con la implementación de una economía circular en las políticas sectoriales para asegurar la sostenibilidad del recurso hídrico y, de esta manera, invitar al recirculamiento de los ecosistemas para agregar valor a los sistemas de producción con mayor eficiencia en su uso.

Este espacio de diálogo contó con la participación de diferentes actores del Estado, entre ellos representantes de la SUNASS, Autoridad Nacional del Agua (ANA), Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) y Minam.

DATO:

La Semana del Agua recibe el apoyo del proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica, que es financiado por USAID y el Gobierno de Canadá e implementado por Forest Trends, CONDESAN, la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), EcoDecisión e investigadores de Imperial College London.

Dicho proyecto, que se implementa en varias regiones del Perú, busca escalar la conservación, restauración, recuperación de técnicas ancestrales y el uso sostenible de los ecosistemas con la finalidad de reducir riesgos hídricos como la sequía, las inundaciones y la contaminación del agua. Además, tiene como objetivo articular esfuerzos y desarrollar las condiciones para dinamizar las inversiones y generar evidencias en torno a la infraestructura natural.

 

Ver además:

Se inaugura exposición fotográfica interactiva “La ruta del agua”


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario