Fomentar la investigación científica podría salvar al suri, el ave más grande del país

Foto: Serfor

  • El suri o “ñandú andino” está en peligro crítico y necesita de un esfuerzo articulado para que no desaparezca. Según el último censo, solo existen 350 en Perú.

 

El suri (Rhea pennata) es un ave endémica de Sudamérica. Solo cuatro países tienen el privilegio de contar con algunos ejemplares de esta especie: Bolivia, Chile, Argentina y Perú. Sin embargo, se encuentra actualmente en peligro crítico y requiere de una urgente protección por parte del Estado.

Según el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), el suri es considerado el ave más grande de nuestro país por sus dimensiones mide entre 93 y 155 centímetros de altura, y puede pesar hasta 30 kilos. Es una especie que habita sobre los 4 mil metros de altura en los departamentos de Puno, Tacna y Moquegua. En Puno se distribuye en los distritos de Capazo, Masocruz, Pisacoma, San Antonio, Pichacani y Acora.

De acuerdo al último censo realizado en el año 2016, en nuestro país existen 350 suris y en Puno solo 112 ejemplares, cifra que revela una disminución de su población a comparación del censo realizado en el 2008 donde se registró 447 ejemplares.

Las principales amenazas de esta especie son la caza furtiva, la recolección de huevos para consumo personal, medicinal y artesanías, la disminución y fragmentación de su hábitat, entre otros.

Imagen: Minam

Urge investigación

Según el Serfor, desarrollar una mayor investigación sobre esta especie, en los aspectos referidos a su biología, comportamiento, disponibilidad de hábitat y conflictos fauna-humanos mejorará su protección a través de proyectos de conservación y gestión sostenible.

Grover Idme Hañari, administrador técnico de Serfor Puno informó que, en el marco de la implementación del Plan Nacional para la Conservación del Suri 2015- 2020, realizó dos investigaciones en los distritos de Capaso y Santa Rosa de Mazocruz.

Los estudios analizaron la superficie, características y distribución geográfica de los diferentes tipos de cobertura vegetal existente en el hábitat del suri. Asimismo, estimó la biodiversidad dentro del hábitat de esta especie para determinar el conflicto e importancia de la fauna silvestre en las zonas donde habita.

El investigador indicó además que se han desarrollado cuatro reuniones técnicas con la participación de diferentes instituciones públicas y privadas, con el fin de informar sobre las actividades y acciones basadas en el mencionado plan, lo que permitió mejorar la articulación de actividades con las comunidades campesinas y centros poblados.

Algunas de estas instituciones fueron Gobierno Regional de Puno, Municipalidad distrital de Capaso, Gobierno Regional de Arequipa, Universidad Peruana Cayetano Heredia, Proyecto Quewiña, WCS, Universidad Nacional de Córdova Argentina, entre otros.

Foto: Serfor

Un llamado general

El Serfor hizo un llamado a las universidades e instituciones privadas para fomentar la investigación in situ sobre esta especie, con lo cual se orientará de mejor manera las acciones e implementará proyectos para su conservación y aprovechamiento sostenible.

Asimismo, pidió al Gobierno Regional de Puno implementar los 18 sitios prioritarios para la conservación aprobada en el 2015, principalmente el Sitio Prioritario 13 Lagunas Altoandinas, área en la que se registra el hábitat de esta ave.

 

Datos:

  • El suri también es llamado ñandú petizo, avestruz de altura, ñandú andino, avestruz petiso, choique o solo ñandú.
  • En el año 2006 se creó la Red Internacional para la Conservación del Suri. Esta iniciativa estableció como un primer acuerdo la elaboración de Planes de Conservación en cada país. Posteriormente, en el 2007 se creó la Red Nacional para la Conservación del Suri, encargado de articular a las Instituciones públicas y privadas para el cumplimiento del Plan.
  • En el 2018, el BCR acuñó una moneda de S/ 1 con la imagen de esta especie.


COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

3 × 5 =