(Entrevista) FAO: “Debemos llegar a un acuerdo en París, no podemos perder más tiempo”

fao 2

(Entrevista realizada por Audrey Cordova / SPDA)

Todas las partes deberán firmar. No puede ocurrir lo que pasó en Kyoto”, declaró Eduardo Rojas, subdirector General de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) en una entrevista concedida a Actualidad Ambiental.

El ejecutivo resaltó la urgente necesidad de cerrar los acuerdos climáticos en París. Insitió también en que todos los países deberán comprometerse en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, sobre todo el dióxido de carbono. Reconoció, también, el reto técnico para hacer frente a estos cambios necesarios para luchar contra el cambio climático.

– ¿Por qué es importante llegar a un acuerdo en París?

La Conferencia de las Partes de Lima es muy importante por todas las discusiones que vayan a contribuir en cerrar el acuerdo en París, el año que viene, o en Bonn entre mayo y junio 2015.

El objetivo final de París es cerrar el acuerdo, muy político, de las emisiones de carbono y de otros gases de efecto invernadero que puedan emitir los países firmantes, sobre la base de cálculos actuales de las emisiones. Todas las Partes deberán firmar. No puede ocurrir lo que pasó en Kyoto, con algunos países firmantes y otros que no se habián comprometido.

Para nosotros, el tema de bosques y cambio de uso de la tierra está cerrado. Se trata del primer tema con un acuerdo global e inclusivo.

El tema que está aún por avanzar, y del cual esperamos mucho, es la agricultura. Este tema ha sido desconectado por temas metodológicos. Es un sector causante del 15% de las emisiones de gases a efecto invernadero en este momento y por eso no podemos dejarlo de lado.

Los océanos son también una preocupación para nosotros. No hay ninuga capacidad de gestión a parte en el sector pesquero.  Pero, hay que tener en cuenta que si el cambio climático no es peor de lo que es hoy, es porque el mar está absorbiendo una parte importante de las emisiones de CO2, que son el 77% de los gases de efecto invernadero.

– ¿Cómo ve el avance de las negociaciones en esta primera semana?

Pensamos que las negocianes van a un buen ritmo. El gobierno peruano, como anfitrión y presidente, está llevando esta cumbre con mucha dedicación y con una visión clara de los temas.

El acuerdo reciente entre Estados Unidos y China ha ayudado mucho. Pero no tenemos que olvidar que no se trata de la firma de una convención normal. Un acuerdo de cambio climático afecta todas las actividades humanas. Hasta consultar una página en Google –ya que eso genera un consumo de energía- tiene un efecto en el cambio climático.

Por lo tanto ese tipo de acuerdo supone un estrés muy grande, especialmente cuando hay países que tienen potencial de desarrollo importante. Todos deben entender que el modelo de desarrollo que hemos tenido hasta ahora ya no es viable para los siete mil millones de personas que viven en el planeta.

Aún no tenemos toda la tecnología y técnica en nuestra mano. Falta presión para implementarlas. Es muy dificil comprometerse para un país. Los que tenían dudas sobre el cambio climático son cada vez menos y confiamos que realmente se pueda avanzar. Pero lo repito, el proceso es muy dificil porque afecta todos los países y a todas las actividades económicas.

– ¿Cuál es el rol de FAO en estas negociaciones?

Como organización de las Naciones Unidas somos observadores. Pero como agencia técnica, especializada en agricultura, bosque y pesca, nuestro rol es estar a disposición del proceso para poder resolver de manera eficaz y en un breve plazo las dudas técnicas que puedan surgir.

En paralelo, también, queremos desarrollar todos los proyectos de capacitación en los países que hagan falta.  Además, estamos trabajando con el Programa de Naciones Unidas para el desarrollo de REDD (Reducción de emisiones por deforestación y degradación) en 56 países.

Buscamos tambien proyectos fuente que puedan avanzar en esta dirección, como el proyecto de agricultura climática inteligente o los temas de restauración de paísajes (reforestación). Todo eso va contribuir a este proceso que se lanzó en Río en 1992, el cual ya tiene 22 años. No queremos perder más tiempo.

– ¿Qué expectativas tiene?

Se puede ir resolviendo todos los temas. Si hay uno realmente complejo debemos resolverlo en un plazo muy corto.

Pero la decisión sobre el tema de la distribución de las emisiones de los gases de efecto invernadero entre los países, su aumento o reducción, así como los mecanismos compensatorios debe tomarse al final. Estamos aquí para dejar el camino limpio de cualquier obstáculo y poder lograr ese acuerdo.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

4 − two =