“El Gato” se convierte en la décima Área de Conservación Privada en Madre de Dios


El Ministerio del Ambiente (MINAM) oficializó el reconocimiento de la décima Área de Conservación Privada (ACP) en Madre de Dios. Se trata de “El Gato”, un lugar ideal para la promoción de actividades de investigación y educativas destinadas a fomentar el uso racional de los recursos naturales. Su titular, Eduardo Ramirez Pizango, descendiente de una familia de pescadores amazónicos, viene conservando los bosques y la quebrada El Gato, que le da nombre a esta área de conservación.

Esta ACP de 45 hectáreas ha sido reconocida mediante la Resolución Ministerial 185-2012-MINAM por diez años renovables. El área se encuentra ubicada en el sector de Baltimore, en la Provincia de Tambopata (Madre de Dios); a sólo a 60 Km. de Puerto Maldonado. Por ser aledaña a la Reserva Nacional Tambopata, esta ACP  se encuentra en una zona estratégica para la protección de la biodiversidad en la región.

En esta quebrada existe una gran diversidad de especies de peces como el sábalo, la doncella, el boquichico y la carachama, así como lagartos, taricayas y lobos de río. Ramirez conoce todos los secretos de la pesca fluvial y, por ello, promueve actividades como la pesca artesanal deportiva y avistamientos diurnos y nocturnos de estas especies, muchas de ellas en peligro de desaparecer.

Esta área es una joya y uno de los tesoros mejor conservados que ofrece Puerto Maldonado, en especial para quienes son asiduos a la pesca deportiva y los amantes de la vida silvestre. Ocurre que en “El Gato” también se pueden hallar collpas de aves y mamíferos. Gracias a los esfuerzos de Ramirez aún se puede garantizar numerosos avistamientos de la fauna más representativa de la Reserva Nacional Tambopata.

El reconocimiento de esta ACP ha sido promovido por la Asociación Odebrecht Perú, en el marco de la Iniciativa interoceánica Sur-iSur, a través del programa “Conservación de la Biodiversidad”, junto a la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA). Se contó, además, con el apoyo financiero de ODEBRECHT Perú, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y de la Corporación Andina de Fomento (CAF). La Fundación Gordon & Betty Moore también ha brindado apoyo incondicional a este tipo de iniciativas, contribuyendo a que este hito para la conservación de la naturaleza sea una realidad. Es un día para celebrar y reconocer el esfuerzo de personas que siguen trazando la senda para un desarrollo sostenible de nuestra capital de la biodiversidad.

_________________

Fotos: Eddy Peña / Archivo SPDA



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

twenty − nineteen =