Día de la Mujer: ¿Cuál es el aporte de la mujer agricultora en el desarrollo del país?

Foto: Otto Alegre / SPDA

Hoy 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de la Mujer, una fecha que nos invita a reflexionar sobre el importante rol de la mujer en la sociedad, y la desigualdad de oportunidades que aún sufren en diferentes ámbitos.

En nuestro país, la mujer ha mostrado eficiencia en todos los sectores, desde la familia hasta los más altos cargos del Estado. Su poder radica en su perseverancia y lucha por lograr la equidad que tanto merecen.

En el ámbito rural, según Manuel Ruiz de la SPDA, desde tiempos ancestrales la mujer ha desempeñado un importante papel en la agricultura pues gran parte de acciones de conservación y gestión de los cultivos recaen sobre ella.

“La mujer agricultora es la guardiana de la diversidad biológica agrícola y garante de la seguridad alimentaria en el Perú y en el mundo. La selección y conservación de las semillas, el trabajo en la chacra e incluso la comercialización de los cultivos agrícolas en los mercados locales, son actividades que se encuentran en manos de mujeres”, explica el especialista.

Ver además -> [Descarga PDF] Cuarto boletín de ABISA: Mujer, agricultura y alimentación <-

“La contribución que ellas hacen al desarrollo social se extiende mucho más allá del campo. La actividad agrícola y el hogar son inseparables para la mujer agricultora, quien reparte sus energías y su tiempo entre las duras jornadas en el campo, el mantenimiento del hogar, el cuidado de los miembros de la familia y la elaboración de los alimentos”, agrega.

Según la FAO, “el rol de las mujeres y particularmente de la mujer rural, es fundamental para alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional”. Por esta razón, menciona Manuel Ruiz, la participación de la mujer agricultora en espacios políticos y de gestión relacionados a la seguridad alimentaria (como las comisiones regionales de seguridad alimentaria en lugares como Cusco, Cajamarca y Loreto) y en programas sociales creados para superar la inseguridad alimentaria (tales como “Qaly Warma” o “Vaso de Leche”), resulta fundamental.

“A ello debe sumarse la adopción de políticas públicas destinadas a superar la brecha de género que impide a casi 360 mil agricultoras peruanas acceder a mayores extensiones de tierra, insumos productivos, capital económico y tecnología, que permitirían incrementar la producción agrícola nacional y, por ende, generar mayor cantidad de alimentos”, concluye el especialista de la SPDA.

DATO:

El cuarto boletín de ABISA incluye una serie de ensayos y reflexiones sobre la frágil relación que existe entre la conservación de la agrobiodiversidad y la alimentación, resaltando el difícil y complejo rol que cumplen las mujeres en ambos temas. (Revisar el boletín aquí)



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

14 − 7 =