Derrame de petróleo en Ecuador habría llegado a comunidades kichwas del Napo

Foto: CAAAP

Ayer miércoles, tras la rotura del Sistema de Oleoductos Transecuatoriano (SOTE), se produjo un derrame en territorio del municipio Francisco de Orellana de Ecuador, cercano a la frontera con Perú, contaminando el río Coca que provee de agua a diversas comunidades del vecino país.

Este hecho generó preocupación no solo en el lado ecuatoriano, sino también en el peruano porque el río Coca es uno de los afluentes del río Napo. Y, a las pocas horas, este temor se habría hecho realidad: las comunidades kichwas del Napo comunicaron al Vicariato de San José del Amazonas que el derrame había llegado, según informó el Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica (CAAAP).

Sin embargo, el Gobierno Regional de Loreto, a través de la Gerencia Regional Ambiental, aseguró que el crudo aún se mantiene en el lado ecuatoriano y que realiza “coordinaciones con las instancias competentes con el fin de recabar información exacta de los hechos” para monitorear acciones y necesidades en la zona.

Según el GORE Loreto, además, la Capitanía de Puertos de Iquitos realiza acciones coordinadas con su par de Ecuador, que reportó la colocación de barreras de contención para evitar el avance del crudo, en las zonas de Francisco de Orellana y en Nuevo Roca Fuerte del vecino país.

“Hasta el momento, el crudo se mantiene en la primera barrera, fuera del territorio nacional”, anunció el GORE Loreto a través de un comunicado. Asimismo, agregó que “en caso de que hubiera afectación en el lado peruano, deberá implementarse un Plan de Acción o Plan de Contingencia Nacional por las instancias competentes a fin de lograr la contención del crudo y su posterior recojo”.

Foto: CAAAP

Derrame en Punchana

El GORE Loreto también se refirió al derrame ocurrido en la zona de Barrio Florido, distrito de Punchana, cerca de la Refinería de Iquitos. Sobre este suceso, aseguró que se comunicó con el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) para identificar las causas e impactos.

Al respecto, el OEFA emitió un comunicado donde informa que “durante la supervisión en campo se verificó que ocurrió un rebose de hidrocarburo y agua provenientes de la poza API de la Refinería Iquitos”.

Asimismo, informó que se hizo un recorrido por las localidades de Santa Clara del Ojeal y Barrio Florido, en presencia de los jueces de paz de ambas jurisdicciones, siguiendo los protocolos de prevención del COVID-19, a fin de verificar las posibles zonas afectadas a causas del derrame.

“Los supervisores del OEFA vienen verificando la implementación del Plan de Contingencia por parte de Petroperú, que involucra las acciones de contención y limpieza de la zona afectada”, aseguró el organismo.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

three − three =