¿Cuánto contaminamos con leyes polémicas como la ley del “cielo de Quiñones”?

pleno congreso_publimetro

Conocemos la huella ecológica de un mundial de fútbol y en general de las actividades humanas. Pero ¿sabemos cuál es la huella de una ley emitida por el Congreso?

Para crear una ley, existen varias etapas en las que diferentes factores se deben tomar en cuenta en el impacto ambiental: los desplazamientos para asistir a las reuniones, el consumo de agua en estas mismas, la impresión de documentos e impresión de la ley, etc.

[Descargar el estudio en PDF aquí]

EL CASO DE LA LEY QUIÑONES

Raúl Lamas, experto en sostenibilidad corporativa de la consultora ambiental Pamtra, y Pablo Peña, abogado ambiental de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, intentaron contestar a esta pregunta en un estudio sobre el proceso de creación de la ley 30189 que nombra al espacio aéreo peruano como “cielo de Quiñones”, una norma cuestionada por su falta de verdadera necesidad.

“Hacer una ley es costoso en términos monetarios, hay que pagar los salarios de los congresistas, sus asesores, alquileres de oficinas. Pero también tiene su costo a nivel ambiental. Toda actividad humana genera una huella ecológica, incluso crear una ley”, explican.

“Este estudio es conservador”, afirman los investigadores. “Creemos que, en la realidad, los impactos ambientales son probablemente mayores. Por ejemplo, no hemos considerado el transporte terrestre de El Peruano a los distintos puntos del país, ni su distribución por tierra dentro de las ciudades”.

EMISIONES DE DIÓXIDO DE CARBONO Y AGUA GASTADA

El mayor impacto en agua y dióxido de carbono se dio al momento de publicar la ley. “Nuestro marco legal obliga a que todas las leyes tengan que ser publicadas en el diario oficial El Peruano. Imprimir ese diario y trasladarlo a todo el Perú requiere mucho esfuerzo en dinero pero también implica costos ambientales”, añaden.

Aquí se observa el detalle del estudio. La mayor emisión de dióxido de carbono fue durante la fase de publicación en El Peruano, con 67% del total de 321 kg de dióxido de carbono emitidos.

De igual manera, el gasto de agua fue más importante durante la fase de publicación en El Peruano, con 78% del total de 7,670 litros consumidos.

“El problema no es tanto el costo ambiental de producir una ley porque si los beneficios son mayores que los costos entonces aprobar una ley es algo bueno. En este caso, esta ley no tiene ninguna utilidad práctica y, aún así, se decidió aprobar y , por lo tanto, gastar toda esa cantidad de agua y emitir esa cantidad de CO2. Si los congresistas siguen queriendo sacar este tipo de leyes, por lo menos que establezcan una nueva regla para que las leyes meramente declarativas, y que no generan ninguna obligación en los ciudadanos ni el Estado, no se publiquen en El Peruano“, opinaron Raúl Lamas y Pablo Peña.

[Descargar el estudio en PDF aquí]

Conocer la huella ecológica de las actividades humanas, incluso de la creación de una ley, es necesario, aseguran los investigadores. “El primer paso para empezar a lidiar con nuestros impactos ambientales es calcularlos y de esa manera se podrá planificar buenas soluciones para mitigarlos”.

Leer el informe en línea:

Huella Ecológica de La Ley Del Cielo de Quiñones by spdaactualidad



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario