Contexto climático y contexto electoral

———————————————————————
Escribe Rocio Valdeavellano / Coordinadora del Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático-MOCICC
———————————————————————
La grave situación que afecta a varias regiones del sur es consecuencia inmediata de las inusuales precipitaciones y a la vez resultado de la ausencia de políticas de ordenamiento territorial y de gestión de riesgos. Así mismo, de la falta de un adecuado protocolo que permita dar una respuesta eficaz a este tipo de desastres.

Según el director de Meteorología Sinóptica del SENAMHI, Jorge Chira, este fenómeno estaría relacionado a un Niño débil, sin embargo, estadísticamente “El Niño” se presenta con exceso de lluvias en el norte y escasez (sequías) en el sur. Es por ello que lo ocurrido en parte del sur del Perú podría estar relacionado a la variabilidad climática ocasionada por el calentamiento global (se requiere más información para conocer las causas del fenómeno), problema que seguirá acentuándose si es que los países macroemisores no adoptan un compromiso claro de reducción de emisiones.

En estos momentos, es necesario redoblar las acciones de asistencia y de reconstrucción, sumando esfuerzos más allá de cualquier interés político particular.

Pero es igualmente urgente que el país extraiga lecciones de estos trágicos hechos. Es hora de que las instituciones publicas y privadas enmienden rumbos hacia una perspectiva integral, tomando en cuenta las dimensiones sociales y ambientales en su accionar.

En ese sentido y considerando el contexto electoral que se avecina, invocamos a las fuerzas políticas participantes de la contienda, a las diferentes organizaciones de la sociedad civil y a los medios de comunicación, a colocar en el dentro del debate, las propuestas de planificación y de gestión para encarar acciones frente al cambio climático a nivel local, regional y nacional. Necesitamos llegar a algunos acuerdos básicos al respecto como expresión de un pacto en función al interés general.

Algunos temas a considerar cuya importancia enfatizamos son:

1) El ordenamiento territorial como instrumento de planificación y gestión pública que permita llevar a cabo y sin dilaciones las reubicaciones y cambios que resulten indispensables en el uso del suelo, la localización de las viviendas y la infraestructura etc.

2) La formulación de planes regionales de adaptación al Cambio Climático a partir de los análisis de los escenarios futuros y las necesidades de cada lugar, los que deberían formar parte de las Estrategias Regionales de Cambio Climático que deben ser elaboradas e implementadas con la participación de la sociedad civil. Hasta hoy, solo 2 o 3 regiones ya han dado pasos en ese sentido.

3) El Sistema Nacional de Observación Climática (SNOC) fortaleciendo lo existente no solo con tecnología y recursos sino mediante la articulación de diversos actores públicos y privados, nacionales y regionales liderados por el SENAMHI. Es indispensable contar con sus análisis de escenarios futuros, a los que todos deberían poder acceder en forma equitativa. Asimismo, los sistemas de comunicación y de alerta temprana tendrían que funcionar en forma ágil.

Tomando en cuenta las responsabilidades “comunes pero diferenciadas” de los países , tal como lo señala la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, el Perú debe presupuestar los costos de estas iniciativas frente al Cambio Climático y tener un comportamiento proactivo para demandar internacionalmente su respectiva financiación no reembolsable. Los fondos que se obtengan tendrían que manejarse con absoluta transparencia y garantizando la prioridad de atención a las poblaciones más vulnerables.

————————————-

Fotografía: Thomas Müller / SPDA



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


3 comentarios · Dejar un comentario

  • PROFESOR BERTOLDINO dijo:

    NO SE PREOCUPEN POR EL CAMBIO CLIMÁTICO

    ACÁ SE RESUELVEN LAS COSAS CON INGENIO CRIOLLO

    Las fundadas preocupaciones de la dama Rocio Valdeavellano, Coordinadora del Movimiento Ciudadano frente al Cambio Climático, colisionan con el escepticismo criollo.

    Durante la inauguración del 8° Encuentro Internacional de Derecho Ambiental, en San Marcos, ALGUIEN se refirió al cambio climático y el retroceso de los glaciares en los Andes:
    “Es cierto que los glaciares caminan hacia su extinción. Pero 6 o7 veces a ocurrido eso, ¿o no lo recordamos?
    La especie humana tiene memoria de cinco años.
    Quienes podemos pensar en millones de años (¿?)… sabemos que eso ha ocurrido 6 o 7 veces… en los mismos Andes”.
    (…)
    “Cuando me dice que terminado el glaciar habrá más agua, les digo ¿Y? ¿Dejará de llover? ¿No dicen que se calentará más el mundo? Habrá más evaporación, habrá más lluvia. Evidentemente los glaciares no servirán como una esponja para retener ese líquido. Haga usted las murallas y las presas necesarias para compensar eso”…

    bertoldoybertoldino@gmail.com

  • Elly S. M. dijo:

    Considero que las preocupacion es por el cambio climatico son fundadas ya sean a mediano o largo plazo èstas igual tendran efecto no solo en nuetro pais, acaso no se dan cuenta que todo lo ven en las noticias sobre lluvias e inundaciones se debe al cambio climatico…no se puede negar lo evidente, solo que ahora es mayor, creo que el mundo se manifiesta de esa forma, como si dijera: basta¡¡ miren como me tratan, estoy colapsando..

  • Carlos Gálvez Vidaurre dijo:

    EL SOL COMIENZA UN NUEVO CICLO DE ACTIVIDAD
    Por Yuri Zaitsev* Moscú (Rusia) | 26 de marzo de 2008 | Agencia IPI |

    Recientemente, los observatorios de investigación solar detectaron en la superficie del Sol regiones de campos magnéticos altos.
    Se considera que los procesos de magnetización del Sol son un indicio claro del comienzo de un nuevo ciclo de actividad del astro rey, que en este caso será el vigésimo cuarto. Hay que reconocer que este fenómeno no será favorable para los habitantes de la Tierra.

    Las guerras, revoluciones, los avances científicos, espirituales y técnicos, el incremento de los suicidios y las catástrofes, en cierta forma están relacionados con la actividad solar. Entre las tareas esenciales que se plantea la ciencia actual figuran la comprensión de la interrelación de esos fenómenos, y también los mecanismos para pronosticar la actividad solar.

    Ya en agosto de 2007 en el Sol se detectaron zonas de elevada actividad magnética de poca extensión y corta duración. Era evidente que se trataba de manifestaciones esporádicas del nuevo ciclo de actividad solar, que contrasta en fin del ciclo anterior (el número 23) que se encuentra en su mínimo de actividad.

    Los ciclos de actividad del Sol comenzaron a enumerarse hace 250 años, con el inicio de observaciones regulares de las manchas solares que aparecen en el disco solar.

    Al inicio de cada ciclo, el número de manchas solares es escaso, y a medida que avanzan los años, su número aumenta hasta alcanzar una cantidad máxima determinada.

    Después, el número de manchas solares comienza a reducirse lentamente hasta alcanzar el denominado mínimo de actividad solar.

    El período cuando la cantidad de zonas de acción magnética (aparición de manchas) es mayor se llama máximo del ciclo solar, y cuando la cantidad de esas zonas es menor se llama mínimo.

    En promedio, la sucesión entre el máximo y el mínimo es de once años, por esa razón, se denominan ciclos de actividad solar de once años.

    En los últimos ochenta años, el tiempo en que transcurren los ciclos solares se ha acelerado un poco, en promedio, su duración se ha reducido a 10,5 años aproximadamente.

    Es evidente que el Sol tiene una especie de reloj interno que establece la duración de cada ciclo de actividad solar en concreto. Hasta ahora, es una incógnita el mecanismo de trabajo de este reloj.

    El máximo y el mínimo de la actividad de los diferentes ciclos solares puede ser parecida.

    Así, en la segunda mitad del siglo XVII la actividad del Sol fue notablemente débil. En esa época, en Europa se observó un descenso de la temperatura promedio anual. Comenzó lo que se denominó pequeño período glacial. Es muy probable, que ese enfriamiento fue una consecuencia de la disminución de la influencia solar en el clima de la Tierra.

    Actualmente, la actividad solar ha alcanzado uno de los niveles más altos en el último millar de años. En el último siglo la cantidad de manchas en el Sol ha aumentado considerablemente. Simultáneamente, en los últimos años se ha observado un pronunciado calentamiento del clima. Es probable que la actividad humana haya contribuido en ese proceso, sin embargo, muchos científicos consideran que el cambio climático es una consecuencia de los procesos que se producen en el Sol.

    Hay que resaltar que el anterior ciclo solar número 23 se caracterizó porque tuvo una actividad muy elevada y anómala. Así, eyección de masa coronal ocurrida el 28 de octubre de 2003 fue la más potente en toda la historia de las observaciones del astro. La magnitud del fenómeno fue superior a la capacidad de medición de los instrumentos y por esa razón, no se pudo establecer exactamente la enorme cantidad de energía producida. Afortunadamente, la explosión ocurrió en un extremo de la corona solar. De haber ocurrido en la parte central del disco solar los efectos hubieran sido muy graves e imposibles de predecir.

    Además de los fenómenos excepcionales que ocurren en el Sol también se producen sucesos notables en Júpiter. Por primera vez en la historia, junto a una extraña mancha roja detectada en ese planeta, recientemente se descubrió una segunda mancha, tan extraña como la anterior. El período de rotación del planeta más grande del sistema solar es casi el mismo que los once años del ciclo de actividad solar, y los científicos no excluyen que existe una relación entre los procesos que ocurren en el Sol y en Júpiter.

    En lo que concierne a la Tierra, la relación entre la actividad del astro y los diversos procesos que ocurren en el planeta fue establecida hace mucho tiempo de forma empírica. El conjunto de fenómenos relacionados con el flujo corpuscular y electromagnético del Sol en los procesos atmosféricos, biológicos y geomagnéticos de la Tierra son asuntos que estudian ramas específicas de la Ciencia.

    Los planteamientos fundamentales de la relación Sol-Tierra fueron establecidos a comienzos del siglo XX con los trabajos de los científicos rusos Vladímir Vernadski, Konstantín Tsiolkovski y Alexandr Chizhevski.

    El aumento del denominado “viento solar”, que es el flujo de plasma de la corona solar, que aumenta con el incremento de la actividad solar, además de las auroras boreales, también ocasiona alteraciones en la magnetosfera de la Tierra.

    A su vez, las tormentas magnéticas pueden ocasionar averías en las líneas de alta tensión, de comunicaciones y en el funcionamiento de los gasoductos y oleoductos.

    Las tormentas magnéticas influyen directamente en la salud física y mental de las personas.

    Por el momento, no es posible pronosticar la intensidad que tendrá el nuevo ciclo solar, como tampoco el momento en que tendrá lugar su punto máximo.

    Algunos científicos suponen que el máximo tendrá lugar cuando en el Sol aparezcan al menos 140 manchas solares en octubre de 2011.

    Otros expertos consideran que el máximo coincidirá con la aparición de 90 manchas solares en agosto de 2012. La comprobación o refutación de estos pronósticos será posible después de que transcurra un año después del mínimo de actividad solar del ciclo que concluye actualmente (el ciclo 23).

    Si el máximo del ciclo nuevo 24 se produce en corto tiempo, el ciclo de actividad será más fuerte que el anterior, es decir, si el máximo ocurre en 2011 el ciclo solar será de alta actividad.

    De acuerdo a cálculos preliminares, el nuevo ciclo del Sol será un 30 o un 50 % más potente que el anterior y puede ocasionar una serie de serios cataclismos.

    Cabe añadir que hasta ahora, sólo en 1989 y en 1996 los científicos publicaron pronósticos sobre el desarrollo de la actividad solar y que la mayor parte de esos pronósticos fueron acertados.

    Yuri Zaitsev
    Experto del Instituto de Estudios Espaciales, Rusia.
    Los artículos de esta autora o autor

    Saludos cordiales

three × four =