[FOTOS] Congreso de la República reconoció a más de 50 defensores ambientales de todo el país

Foto: SPDA

La Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso de la República reconoció hoy a los Defensores Ambientales del país, en una emotiva mañana donde primó el optimismo, el intercambio de experiencias y también la preocupación por el futuro de nuestros recursos naturales, así como de la salud de la población actual y de las nuevas generaciones.

La presidenta de la Comisión, María Elena Foronda (Frente Amplio), resaltó la importancia de reconocer a más de 50 peruanos que desde cada rincón del país luchan por proteger los espacios públicos como las áreas verdes, la Amazonía, las áreas naturales protegidas, nuestro mar, la fauna y flora en general, los derechos indígenas, así como el derecho a la salud y a la vida de todos los peruanos.

“Es necesario tener espacios de encuentros de hombres y mujeres que día a día con su trabajo, lucha, compromiso y convicción, desde la academia, la actividad laboral, de los barrios, en la costa, sierra y selva, en las comunidades, con los pueblos indígenas, están construyendo una nueva forma de hacer el país, desde una concepción que reconoce la vida como un derecho y que reconoce a los derechos ambientales no solo como una aspiración, sino como a una práctica de justicia ambiental”, manifestó la congresista en las palabras de apertura.

“En esta perspectiva nos parece absolutamente justo que desde el Ministerio del Ambiente o de otra entidad del Estado se haga un reconocimiento público a nuestros héroes y heroínas que todos los días están poniendo en riesgo su vida en defensa de los derechos ambientales, del agua, de su territorio, de la calidad del aire, de la recuperación de los espacios públicos”, agregó.

Discurso de Víctor Zambrano, defensor de la Reserva Nacional Tambopata:

El congresista Marco Arana (Frente Amplio) también resaltó la labor de los protectores del ambiente y expresó su admiración por los peruanos que trabajan por el bien colectivo.

“Estamos aquí para celebrar la consecuencia, la aspiración -no la resignación-, la rebeldía de nuestros pueblos por defender la Madre Tierra, por defender los bosques amazónicos, nuestras fuentes de agua en los andes del Perú, la posibilidad del buen vivir en la costa del Perú, y defender además a los pequeños pescadores que trabajan en las tantas caletas del país y que nos dan más del 80% del consumo de peces que tenemos en todo el Perú”, resaltó Arana.

Por su parte, el arzobispo de Huancayo, Pedro Barreto, destacó que nuestro país es multidiverso y pluricultural y por ello “debemos aprender a respetarnos a través del diálogo”. Asimismo, recordó que en los últimos años, la Iglesia Católica ha tomado más importancia hacia los recursos naturales y los daños que se dan a diario en todo el planeta.

“Los que habitamos este mundo tenemos la necesidad de romper fronteras, de pasar de la protesta a una propuesta, con todas las dificultades que ello tiene. Debemos aprender a dialogar como hermanos y escuchar”, dijo el religioso.

Finalmente, Ruth Buendía, presidenta de la Central Asháninka del Río Ene (CARE), resaltó la lucha de su pueblo contra los proyectos petroleros e hidroeléctricos como Pakitzapango que pretendían trabajar dentro de sus territorios ancestrales e incluso desplazarlos. Además, hizo un llamado al Estado para que atienda al pueblo asháninka en temas de salud y educación, ya que -según afirma -, desde la época del terrorismo, hasta ahora, no han tenido un apoyo sobresaliente.

Defensores del Perú

Personajes como Pedro Barreto, Ruth Buendía, Máxima Acuña, Víctor Zambrano y la comunidad campesina Muchik Santa Catalina de Chongoyape estuvieron entre los homenajeados.

Barreto es reconocido por ser un actor importante en la batalla contra la contaminación en La Oroya por parte de la empresa Doe Run; Buendía (Premio Goldman), por liderar una organización que lucha por los derechos indígenas en Junín contra los proyectos que pretenden desplazarlos; Acuña (Premio Goldman), por su lucha contra la desaparición de lagunas en Cajamarca; Zambrano (Premio National Geographic), es un reconocido protector de la Reserva Nacional Tambopata (Madre de Dios) frente a la minería ilegal; y la comunidad Muchik Santa Catalina resalta porque fue la impulsora de la primera área de conservación privada en el Perú, se trata de Chaparrí, una zona de Lambayeque que hoy vive amenazada por invasores.

Entre los diferentes líderes ambientales también destacaron indígenas de la Amazonía, como los habitantes de Saramurillo, que luchan contra los derrames de petróleo en Loreto. También estuvieron presentes líderes de comunidades campesinas que hicieron frente a problemas ambientales relacionadas a proyectos mineros como Las Bambas.

Asimismo, figuran líderes urbanos que actualmente hacen frente a la destrucción de los espacios públicos y sensibles. Algunos de estos casos fueron: el recorte del parque Manhattan en Comas, la reducción de la playa Los Yuyos en Barranco, la invasión de Lomas en Carabayllo, la afectación de la cuenca del río Lurín, entre otros.

Los homenajeados:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario