Comunicado: decretos de urgencia desnaturalizan institucionalidad ambiental y podrían generar conflictos sociales


A la opinión pública

DECRETOS DE URGENCIA DESNATURALIZAN INSTITUCIONALIDAD AMBIENTAL Y PODRÍAN GENERAR CONFLICTOS SOCIALES


El día 18 de enero de 2011, se publicó el Decreto de Urgencia (DU) N° 001-2011, que dicta disposiciones extraordinarias a ser aplicadas durante el año 2011 para promover la inversión privada en determinados proyectos de inversión, asociaciones público-privadas y en la concesión de obras públicas de infraestructura y servicios por parte del Gobierno Nacional.

Este DU señala en su artículo 5.3. que las certificaciones ambientales “(…) no serán requisito para la obtención de las autorizaciones administrativas de carácter sectorial (…) para el ejercicio de las actividades económicas materia del proyecto adjudicado”, y señala de necesidad nacional y ejecución prioritaria por parte de PROINVERSION la promoción de la inversión privada en una lista de 30 proyectos. El día 21 de enero, mediante el DU N° 002-2011, esta lista se expandió a 33 proyectos, entre los que se incluyen los de  “Energía de Nuevas Centrales Hidroeléctricas”.

La eliminación de las certificaciones ambientales para la obtención de autorizaciones administrativas es un grave retroceso en materia ambiental, en tanto se desvirtúa el rol de la evaluación de impacto ambiental  (EIA) como herramienta de política pública en la toma de decisiones sobre los proyectos. Según el procedimiento establecido en los DU, con las autorizaciones otorgadas, la EIA se convierte en un instrumento ineficaz y postergado.

Además, la Constitución Política del Perú establece que los DU sólo pueden emitirse para materias económicas y financieras. Un DU no puede modificar regulaciones ambientales, por lo que el artículo 5.3 del DU es inconstitucional.

Las EIA tienen un componente social y de consulta a las poblaciones afectadas e interesadas. Al postergar su aplicación, se está reduciendo las garantías y los derechos de la población de asegurar que los proyectos no van a impactar negativamente en su vida, creando así condiciones de incertidumbre que propician conflictos sociales, como es bien sabido.

Entre la lista de proyectos priorizados llama poderosamente la atención la inclusión los proyectos de “Energía de Nuevas Centrales Hidroeléctricas”, pues no se especifica a qué proyecto se está haciendo referencia. Esta generalidad debilita el argumento de urgencia que ampara los DU; y permite interpretar que podrían estar incluidos proyectos hidroeléctricos controversiales, como los que pretenden ejecutarse en la Amazonía como parte del Acuerdo de exportación de energía a Brasil. En este sentido, estos DU buscarían eludir el rechazo social  a estos proyectos que ya se registra en Madre de Dios, Puno y Junín.
Los abajo firmantes consideramos que el contenido de estos DU afecta gravemente la regulación ambiental en el país y propicia conflictos sociales que trascenderán el periodo de gobierno actual. En consecuencia, invocamos al actual gobierno a corregir su intento de debilitar las salvaguardas ambientales y sociales en el Perú, pues podría significar una “bomba de tiempo” para la siguiente administración.

Lima 27 de Enero de 2011

Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA); Asociación Servicios Educativos Rurales (SER); Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR); Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (CSA); ProNaturaleza-Fundación Peruana para la Conservación de la Naturaleza; WWF; Central Asháninka del Río Ene (CARE).



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


8 comentarios · Dejar un comentario

  • Ivo dijo:

    Estimados SPDA

    No solamente estos DU socavan la institucionalidad ambiental poniendo en riesgo sus ecosistemas y la actividad humana que se desenvuelve en estos, sino que también la institucionalidad de la regulación de los servicios públicos en lo referente a la calidad, eficiencia y equidad en que estos servicios deben ser prestados a la sociedad, puesto que se deja a los Organismos Reguladores casi relegados de emitir opinión vinculante.

    Me pregunto si alguna institución ha logrado analizar estos DU en toda su dimensión ¿?……

    Basta ya! de propugnar el crecimiento “como sea” tal como lo establecen estos DU, pues la evidencia nos muestra que este tipo de obras, si se culmina, dejan de brindar el servicio de manera adecuada a la sociedad más temprano de lo previsto…y generan costos sociales, ambientales y económicos como consecuencia de sembrar fierro y cemento sobre un ambiente que no lo soporta, costos que tendremos que pagarlos todos los peruanos en beneficio de quien sabe qué faenones habrá detrás, suspicacia cuando través de un DU se pretende modificar la normatividad de participación privada.

    Ojalá SPADA incluiya en su análisis las otras dimensiones (sociales y económicas) de estos DU.

    Saludos

    Ivo

  • Kelli Otero dijo:

    Amigos con estos decretos les estan dando carta blanca a los inversionistas ¿de donde?.. esta visto que no les interesa el desarrollo economico y social de las poblaciones rurales, conozco experiencias las compañias que ejecutan obras de electrificacion no cumplen con la reparacion de los daños que hacen al ecosistema , deben la servidumbre imagenense con estos DU. Los daños in situ son irreparables y los suelos de nuestra amazonia son muy fragiles,¿como quedan los EIA que hasta la fecha no se han ejecutado?, ¿que pasaria con los organismos reguladores? quedaran como elefantes blancos?.Hagamos votos para que estos DU sean corregidos a tiempo, de no ser asi el costo social si sera alto.

    Saludos kelly.

  • Peluche dijo:

    En efecto los cuestionados decretos de urgencias configuran un atentado más del gobierno de turno contra las pocas políticas verdes que se han logrado implementado hasta ahora. La idea es más que clara: impulsar la mayor cantidad de obras en infraestructura posibles hasta antes de 28 de julio donde se de el cambio de gobierno (¿El Perú Avanza?). Alan lo único que tiene verde son sus bolsillos…

  • simon rodriguez dijo:

    EMPRESAURIOS PERUANOS ABORRECEN SALVAGUARDAS SOCIOAMBIENTALES Y SE INCLINAN POR UNA GESTIÓN A LO VITO CORLEONE.

    HACERSE DE LA VISTA GORDA EN CUANTO IMPACTO GENERE LA MINERÍA, LA CONCESIÓN DE RECURSOS Y EMPRESAS ESTRATÉGICAS, TODA LA LÍNEA DE COSTA PERUANA, INCLUIDO EL BALNEARIO DE ANCÓN, INCLUIDA LA ISLA SAN LORENZO Y ZONAS ESTRATÉGICAS PARA LA DEFENSA NACIONAL, O APLICAR “EL GATO POR LIEBRE” DEL CAMBIO DE USO DE LA TIERRA PARA TUMBARSE EL BOSQUE AMAZÓNICO … SON SOLO ALGUNAS DE LAS MALAS PRÁCTICAS DE LOS EMPRESAURIOS PERUANOS ENFEBRECIDOS POR HACER PLATA RÁPIDO.LOS DECRETOS DE URGENCIA LES PARECEN UNA SALIDA GENIAL DEL PÍCARO BUSCÓN CRIOLLAZO …

    El “Efecto Godftaher” en los empresarios peruanos

    En nuestro país, más de un exitoso ejecutivo sigue sufriendo “el efecto Godfather”, tratando de hacer dinero rápido con la eficacia y destreza hamponesca de un Vito Corleone criollo.

    Lo ocurrido con la concertación del precio del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) por parte de las compañías aseguradoras peruanas, es sólo otro pico más de la manera de hacer negocios de esta clase de empresarios peruanos.

    Ya ocurrió con la Asociación Peruana de Avicultores en los años 1995 y 1996 que fijo el precio del pollo en detrimento de las amas de casa. El lento Poder Judicial confirmo esta infracción, luego de 14 largos años de proceso en sus instancias, pese a que el Indecopi le remitió todas las pruebas del ilícito.

    En el año 2005, el Indecopi concluyo que las empresas Textil Piura y Creditex (líderes del sector textilero), concertaron precios en perjuicio de los algodoneros piuranos entre los años 2003 y 2004.

    En febrero del año pasado, Indecopi inicio un proceso sancionador contra siete principales cadenas de farmacias y boticas por la sospecha evidente de concertar precios para encarecer algunas medicinas.

    Con el escándalo del SOAT ocurrió lo mismo, a casi una década de haber cometido la infracción, la Corte Suprema de la República confirmó la sanción que Indecopi impuso en el 2003 a siete aseguradoras y a la Asociación Peruana de Empresas de Seguros (Apeseg) por haber concertado los precios del SOAT entre diciembre del 2001 y febrero del 2002.

    El Poder Judicial concluyó que, efectivamente, Pacífico, Generali, La Positiva, Mapfre, Rímac, Royal & SunAlliance y Sul América infringieron el Decreto Legislativo 701, que sanciona las prácticas restrictivas de la libre competencia, al acordar fijar en US$60 el precio del SOAT, que empezaba a ser obligatorio para los vehículos particulares.

    Las multas que el Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Propiedad Intelectual les impuso en el 2003, que fueron apeladas por las aseguradoras y que ahora han sido confirmadas por la Corte Suprema, ascienden a 235 UIT, es decir, S/.846 mil. Un sencillo para las empresas aseguradoras y que puede ser pagado con el costo beneficio e intereses de las utilidades de los ocho años que duró la apelación en el Poder Judicial.

    Antes de escribir este artículo para LA PRIMERA, revise el Código de Conducta que rige a la Apeseg -que está publicado en su página web-, para asegurarme que sus ejecutivos actuaron bajo “el efecto Godfather”. Entre sus ocho puntos que regulan su actividad, remarco ésta, que hoy me parece graciosa: “Rechazamos cualquier acto de corrupción, colaborando con las autoridades competentes en la lucha contra estas malas prácticas.”

    Con estos actos, de algunos empresarios peruanos, lo que hacen es aumentar la desconfianza en sus empresas y en las asociaciones empresariales privadas que rigen cada sector de la economía del país. ¿Debo confiar y creer ahora que la Asociación de AFPs no concertó los precios de las comisiones que me cobran por manejar mi fondo de pensiones?

    ¿Debo confiar en la ASBANC que no concertó los precios de los intereses y comisiones de mis préstamos y depósitos en mi banco?

    ¿Debo confiar ahora en Adex, Confiep, La Cámara de Comercio, la AFIN, la SIN…?

    Lo que los peruanos necesitamos a gritos es la confianza en todas las instituciones y empresas, ya sean públicas o privadas. Y erradicar a los empresarios émulos de Vito Corleone, que todavía sufren “el efecto Godfather”.
    http://www.diariolaprimeraperu.com/online/columnistas/el-efecto-godftaher-en-los-empresarios-peruanos_79022.html#

  • Peluche dijo:

    El drama del efecto godfather no termina este año… Queda pendiente en la agenda electoral el debate sobre la promoción a la conservación, el refuerzo del Sistema Nacional de Evaluación y Fiscalización Ambiental, etcétera, etcétera. Atención electores!!! Seamos cautos y no elijamos a un nuevo Vitto Comunicore…

thirteen − 8 =