Cinco consejos para cuidar el ambiente desde casa durante la cuarentena

• El ambiente ha mostrado una recuperación, pero esto solo será momentáneo si es que no contribuimos a mantener esta mejoría. Todo esfuerzo por reducir la contaminación es importante y podemos empezar desde casa.

 

En estos días de cuarentena por la pandemia del COVID-19, el ambiente mostró cierta mejoría: los ríos lucían más claros, las aves regresaban a los humedales y playas, diversas especies se mostraron en sus hábitats naturales y el aire que respiramos redujo su nivel de partículas contaminantes. Sin embargo, esta recuperación –advierten los expertos– solo será momentánea si es que no aprendemos de esta experiencia y regresamos a nuestras actividades sin corregir muchos hábitos que afectan el entorno y, por ende, nuestra salud.

Si bien el mayor impacto se genera debido a diversas actividades que se realizan fuera de casa, hay que tener en cuenta que estando dentro de ella también podemos perjudicar el ambiente. Por ello, te presentamos algunos consejos para que contribuyas a que esta mejoría continúe.

1. Racionar el agua
Se calcula que en el Perú, entre 7 y 8 millones de personas no tienen acceso al agua, un derecho fundamental y uno de los pilares principales en temas de higiene a fin de prevenir el contagio de COVID-19. Hoy, más que nunca, es indispensable ser responsables con el uso del agua, cambiando hábitos como demorarse en la ducha (la OMS recomienda un tiempo de 5 minutos), dejar correr el agua por mucho tiempo cuando nos lavamos las manos, así como reparar las famosas goteras o fugas de cañerías.

2. Ahorrar energía eléctrica
No dejar las luces prendidas en lugares donde no estamos, usar focos ahorradores, sacarle el máximo provecho a la luz natural, no usar aire acondicionado o calefacción cuando no sea necesario, programar el lavado y secado de ropa y no hacerlo todos los días. Estos son algunos consejos que escuchamos desde hace mucho tiempo, pero que en reiteradas ocasiones no cumplimos. Recuerda que a menor consumo eléctrico, mayor sostenibilidad ambiental y económica.

[Ver además ► Conoce cuatro proyectos para reemplazar el plástico por material biodegradable]

3. Reutilizar el aceite
Fundamental en varios preparados gastronómicos, muchas veces el aceite suele ser utilizado en exceso y tirado en cañerías, sin tener en cuenta que puede causar daño en estas (sobre todo si está caliente) y a su vez contaminar el agua. Lo ideal es guardarlo en algún recipiente y darle un segundo uso. También debemos considerar de que el aceite se puede reciclar y entregar a empresas que realizan otros productos a partir de estos residuos.

4. Adquirir productos sostenibles
Es importante conocer lo que compramos. Conocer, por ejemplo, el material en que son envueltos, la forma de fabricación y hasta los insumos que se usan. Debemos preferir aquellos que usen materiales biodegradables, o aquellos que en su producción no han atentado contra bosques, fuentes de agua y otros ecosistemas. Existe diversa información en los medios sobre empresas que sí se preocupan por el ambiente, apostemos por ellas. Otra manera de contribuir es preferir siempre los productos naturales, sobre todo los que llegan gracias al trabajo de pequeños productores.

5. Reusar y reciclar
Si bien el Perú no es un país que se caracterice por su cultura de reciclaje (pese a la reciente aprobación de un Decreto Legislativo de parte del Ministerio del Ambiente), muchas familias han aprendido a separar sus residuos sólidos (plástico, papel y cartón, vidrio y orgánicos), apoyados por municipios y asociaciones de recicladores que aprovechan esos materiales para la fabricación de otros productos.

[Ver además ► Nanotecnología: una nueva alternativa para la descontaminación del agua]



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

four × 3 =