Iniciarían obras de aeropuerto de Chinchero pese a demandas ambientales y de patrimonio cultural

Obras para la construcción del nuevo aeropuerto cusqueño iniciarían en marzo. La segunda etapa estaría programada para junio de este año. Foto: Andina

  • El Gobierno Regional de Cusco pidió al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) que inicie las labores en marzo, pese a la existencia de demandas relacionadas a la protección del agua y patrimonio cultural.

Por Luis Chacón 

Pese a las observaciones y las recientes demandas presentadas en contra de su construcción, todo parece encaminado para que el Aeropuerto Internacional de Chinchero inicie obras. Esto luego que el gobernador del Cusco, Jean Paul Benavente, diera una especie de ultimátum al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) para que inicien las obras en marzo de este año.

Según Benavente, antes del 26 de febrero se debería concesionar el movimiento de tierras y la supervisión. El gobernador espera que no existan mayores retrasos a fin de no llegar a protestas y reiteró su apoyo al aeropuerto, pues considera que su construcción será uno de los pilares de la reactivación económica.

El proyecto que fue planteado por primera vez hace 40 años, abarca 446 hectáreas e iniciaría las obras más importantes en junio de este año. Sin embargo, recientemente se presentaron dos demandas que podrían paralizar su construcción.

Las dos acciones legales fueron presentadas a inicios de enero por la Asociación “Unión Ciudadana por la Defensa y la Valoración del Patrimonio Cultural y del Ambiente” en defensa del agua y medio ambiente, así como para proteger el patrimonio cultural.

El MTC, Pro Inversión, el Ministerio de Cultura (Mincul) y Korea Airports Corporation (KAC), una de la empresa surcoreana que forma parte del consorcio que gestiona el aeropuerto, fueron las demandadas.

En el caso de la demanda en defensa del agua, esta fue presentada en ante el Juzgado Civil de Urubamba, que formar parte de la Corte Superior del Cusco y señala que la construcción del aeropuerto afectaría las fuentes de agua en su área de influencia, “incluyendo la Laguna de Piuray, que abastece de agua potable a la urbe de Cusco y a los pobladores de (los distritos de) Chinchero y Huayllabamba”.

La otra demanda fue presentada ante el Segundo Juzgado Civil de la Corte Superior de Justicia del Cusco y en esta se ordena “la paralización de la construcción del aeropuerto de Chinchero antes de que se vuelva irreparable el daño que ocasionarán al patrimonio cultural existente en el lugar”.

Actualidad Ambiental conversó con Mark Zeisser, presidente de la asociación que presentó las demandas, para conocer detalles sobre el curso de estas en medio de lo que parece el inminente inicio de obras del nuevo aeropuerto cusqueño.

Según contó Zeisser, la demanda referida a la defensa del agua fue declarada incompetente, es decir, que el juzgado no quiere recibir el caso y su intención es transferirla al juzgado donde fue presentada la otra demanda por patrimonio cultural. Ante esta situación, la asociación ha apelado la decisión, pues considera que “no se pueden negar a, al menos, revisar el caso”.

Respecto a la otra demanda referida a patrimonio cultural, esta fue declarada inadmisible por un tema de “forma”, debido a que no se incluyeron los nombres de los ministros ni funcionarios, procedimiento que no fue incluido debido a que estos pueden dejar sus cargos, precisa el presidente de la asociación demandante.

“Nosotros esperamos la admisibilidad de la demanda para pedir una medida cautelar. Que el juez declare que no se toque nada hasta que el juicio se realice. Ahora que acepten eso es otro cantar. La lógica sería que acepten la medida cautelar, pero son juegos políticos, incluso, que no tienen que ver con la lógica de la justicia”, comenta Mark Zeisser.

Uno de los principales problemas referidos al tema patrimonial es la falta de un Estudio de Impacto Patrimonial (EIP) que la propia UNESCO solicitó al Estado peruano a fin de descartar que la construcción del aeropuerto ocasiones daños el Santuario Histórico de Machu Picchu, el Qhapaq Ñan y la ciudad de Cusco.

Cabe señalar que en enero de 2020, el diario El Comercio accedió a dos EIP elaborados por el MTC en los que se indicaba que la construcción del aeropuerto de Chinchero afectaría un 65% en el patrimonio mundial cusqueño. Fueron 29 impactos negativos de un total de 60 los identificados.

Sin embargo, tras una evaluación del MIncul, estos documentos fueron desestimados. Es más, esta cartera también precisó que el EIP solicitado por la UNESCO no sería vinculante con la decisión de iniciar obras. Hasta la fecha no se conoce sobre el avance de este documento, pese a la proximidad de la fecha en la que se iniciarían las obras.

Contar con una sola ruta de despegue y aterrizaje debido a su proximidad al nevado de Pumahuanca y la cordillera del Chicón obliga un desvío a Urubamba y el Parque Arqueológico de Ollantaytambo, además de disminuir su operatividad; el tema del ruido de los aviones; los vientos de tipo vertical; la consulta al Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), son otros de los cuestionamientos sobre la construcción del aeropuerto.

Imagen: Andina

Posturas locales frente al aeropuerto

Al igual que el gobierno regional, el alcalde de Chinchero, Luis Cusicuna, y otras organizaciones, reafirman su apoyo a la construcción del aeropuerto, tal como lo mostraron en una reciente conferencia realizada en la Municipalidad del Cusco.

“El aeropuerto va a traer progreso para Chinchero, desarrollo económico en mano de obra e infraestructura y otros proyectos (…) Estamos tallando el desarrollo de nuestra provincia y región, nosotros respaldamos a la alcaldía de Cusco y el gobierno regional por el apoyo a la construcción del aeropuerto”, precisó Cusicuna en la conferencia.

En el mismo evento, Víctor Boluarte, alcalde del Cusco, también mostró su apoyo a la construcción del aeropuerto, pues considera que la ciudad se verá beneficiada en todos los sentidos.

“¿Vamos a permanecer quietos si nuestros grandes se postergan? Creo que el Perú está esperando del Cusco una posición unida y fuerte que destierre y condene el centralismo y que escuche una voz unitaria”, precisó Boluarte y criticó las acciones legales en contra del aeropuerto, las cuales, espera, sean rechazadas: “no podemos utilizar al Poder Judicial para que convalide lo que no pueden convalidar ellos con ideas”.

Jean Paul Benavente, gobernador del Cusco, también participó en la conferencia y ratificó su posición a favor de la construcción del aeropuerto, al que calificó como un “proyecto emblemático” que beneficiará al país. La autoridad cusqueña también se sumó a las críticas por las demandas presentadas recientemente en contra de este proyecto.

“Se necesita Chinchero, ya basta con tener un solo aeropuerto internacional. En Bolivia tienen La Paz y Santa Cruz, pese a ser un país más pequeño. ¿Y nosotros cuándo? Hemos formado equipos técnicos y una comisión con diversas autoridades y en la que, incluso, participan los que se oponen. Con ellos hemos debatido, pero donde si levantamos la voz es cuando inician acciones de amparo de algo que ya está caminando (…) Ciertamente impactará como todo proyecto, pero hay que ver los mecanismos, que en la balanza, significa algo positivo para la región”, indicó Benavente en su intervención.

“Hay observaciones sobre temas geológicos, sobre temas de vuelos, aeronáutica y muchas cosas, que nosotros hemos escuchado, pero también he escuchado las respuestas que se han desarrollado. Ahora, seguir insistiendo con medidas cautelares y demandas, creo que ya no es el momento, ahora hay que buscar la unidad entre cusqueños”, sentenció el gobernador cusqueño.

Rodney Arroyo, representante de la Asociación ambiental Pro Tierra de Urubamba, también fue invitado a esta conferencia y se mostró bastante enérgico en contra de la construcción del aeropuerto de Cusco.

“¡Chinchero no va! Debemos cuidar el tema arqueológico, en las redes sociales nos apoyan. Sé que las lagunas, humedades y manantiales valen más que cualquier dinero. Ahora hay sequías y el aeropuerto no nos va a salvar (…) No destruyamos los paisajes que hemos heredado”, enfatizó Arroyo.

Según el gobernador cusqueño, en 2011 se realizó un estudio de un plan de acondicionamiento territorial del Valle Sagrado y en este se mostraba que los impactos ambientales datan de hace muchos años y no están vinculados a la construcción del aeropuerto de Chinchero. La autoridad cusqueña añadió que ya existen pruebas suficientes para continuar con las obras.

Mark Zeisser, quien también participó en la conferencia organizada por el municipio cusqueño, considera que estos argumentos son insuficientes y que la mayoría de posturas a favor del aeropuerto son agresivas y que a esto se suma la falta de transparencia en cuanto a los primeros trabajos.

“Con las autoridades locales y regionales no hay debate ni acercamiento. Como se ha visto, el gobernador regional nos ha dicho, verbalmente, desistir de la demanda, pero la tónica de las autoridades locales y los proaeropuertos es no acceder a ningún debate organizado, abierto y transparente. Esa es la postura de las autoridades y sus posturas que son bastante agresivas. Desde el MTC señalan que todo está bien y cubierto y que se han realizado todos los estudios y de informar de manera muy escasa sobre la marcha del proyecto e implementación de los concursos. No sabemos nada en la región sobre cómo se han realizado los concursos para el movimiento de tierra, cuál es la lista corta ni cuáles son las empresas que están en el último tramo”, comenta Zeisser.

Sobre la inversión

Hasta la fecha se calcula que el proyecto del Aeropuerto Internacional de Chinchero, desde el Gobierno Regional de Cusco, se ha invertido 191 millones de soles para comprar el terreno para la construcción, mientras que desde el MTC y el Ministerio de Vivienda el costo ha sido de casi 160 millones de soles también para la compra de terrenos y otros procesos. Para Mark Zeisser, estos y los próximos gastos que demandará la construcción del aeropuerto son otro de los problemas que deberían ser tomados en cuenta, sobre todo, en medio de una pandemia.

“¿Gastar 140 millones de dólares cada año durante cinco años? Invertir eso para un proyecto dudoso en términos económicos, dado que ni siquiera va a cumplir con el propósito que se construye: mejorar el tráfico aéreo. Es menos que el actual, tendrá salas más grandes, pero su ubicación lo pone en un entorno menos favorable y vamos a tener exactamente lo mismo que tenemos en Cusco. Movilizo todos los recursos que tengo a la mano para resolver urgencias en salud, educación, atender de manera eficaz la economía de las familias, porque una obra de este tipo beneficia esencialmente a la constructora. Claro, va a haber trabajo durante la construcción, pero es temporal, porque los que operan serán los mismo. No es que se va a crear empleo permanente”, enfatiza Zeisser.

Pronunciamientos internacionales

Al conocer sobre el anuncio del inicio de obras del aeropuerto para el 2021, la organización internacional World Monuments Fund, encargada de la preservación de sitios patrimoniales en el mundo, emitió una carta al Gobierno peruano para que postergue los trabajos que serán solo el inicio de lo que, consideran, “la destrucción irreversible del paisaje cultural de Chinchero”.

Hay que recordar que en mayo de 2019, el diario británico The Guardian publicó una nota que recogía la opinión de arqueólogos e historiadores referida a la construcción del nuevo aeropuerto cusqueño. La publicación, organizada por la historiadora peruana Natalia Majluf, incluía los reclamos y firmas de quienes, con argumentos técnicos, se oponen al polémico terminal aéreo.

Sobre este tema, el gobernador cusqueño, Jean Paul Benavente, precisó que no se deberían buscar “pretextos de Unesco y la BBC de Londres para que bombardeen este proyecto”, y que lo ideal sería “resolver este problema a nivel interno”.

“No busquemos pretextos de Unesco y la BBC de Londres para que bombardeen este proyecto, resolvamos este problema a nivel interno y defendámoslo de la mejor manera”, manifestó en la conferencia realizada en el municipio distrital de Cusco.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

3 × five =