Cabrejos y Garatea sobre conflicto Conga: se deben “sanar heridas” para crear un clima de confianza y entendimiento

Mediante un comunicado, los facilitadores del diálogo para la resolución del conflicto por el proyecto minero Conga en Cajamarca, monseñor Miguel Cabrejos y el padre Gastón Garatea, hicieron un llamado a las autoridades locales y nacionales para “sanar heridas” y crear un clima de confianza y entendimiento que permita bienestar y progreso a la región.

Según Andina, la invocación de los religiosos se realiza luego de que esta semana el proyecto Conga entrara en “fase de suspensión”, por decisión de la empresa Newmont.

“Creemos que hoy se abre otro escenario: el de la reconciliación con Cajamarca. En este nuevo proceso sostenemos que el Gobierno central, gobierno regional y la empresa minera deben retomar un diálogo sincero con la finalidad de atender los temas que siguen preocupando a la población de Cajamarca”, refiere el documento.

Cabrejos y Garatea consideraron además, recordando la encuesta de Apoyo, que existe una oposición mayoritaria de la población cajamarquina a la realización del proyecto minero, por lo que vienen realizando un proceso de diálogo que permita a las partes encontrar soluciones adecuadas.

Asimismo, reconocieron que en ese proceso se han presentado “impases” que no permitieron sentar en una sola mesa a todas las partes involucradas; sin embargo, lograron transmitir el sentir y las preocupaciones reales y legítimas de la población de Cajamarca.

“En nuestra condición de facilitadores reafirmamos que seguiremos actuando imparcialmente, procurando acercar a las partes, con la clara conciencia que no somos jueces, ni tomamos las decisiones, ni damos las soluciones a los problemas existentes, puesto que esto le corresponde a las partes”, subrayaron.

RESPONSABILIDAD PARA CON LA POBLACIÓN

Los facilitadores agregaron además que “esta situación debe ayudar a concientizar a las empresas mineras sobre su responsabilidad real para con la población, más allá de sus obligaciones legales; y el Estado debe tomar conciencia sobre su irrenunciable papel como supervisor constante de las labores de estas empresas”.

Por ello, exhortaron a hacer el esfuerzo “por volvernos a encontrar. El Perú no puede seguir fragmentado. No podemos perder esta gran oportunidad de reconciliación, unidad y compromiso entre cajamarquinos y entre peruanos”.

Finalmente, señalaron que ese camino debe guiar a la construcción de una agenda amplia que permita abordar temas como la investigación sobre las pérdidas de vidas humanas durante el conflicto, la remediación de los pasivos ambientales producto de la actividad minera, el desarrollo de la competitividad económica de Cajamarca y la inversión social del Gobierno central y del gobierno regional.

___________________

Foto: La República



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

9 + nine =