Arzobispado de Huancayo en contra de una tercera ampliación del PAMA a Doe Run porque “afectaría salud y vida de pobladores”


En carta dirigida a principales autoridades del Gobierno y público en general (ver documento), el Arzobispado de Huancayo se pronunció en contra de la reactivación del Complejo Metalúrgico de La Oroya –como lo anunció la Junta de Acreedores de Doe Run Perú y el Ministerio de Energía y Minas– si antes no cumple con el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA).

Según el pronunciamiento, la empresa Doe Run Perú pidió en dos oportunidades la ampliación del PAMA, pero no cumplieron con sus obligaciones y por ello “nos indigna que con estos antecedentes, solicite nuevamente al Estado peruano una ampliación de 30 meses más”, lo cual “volvería a afectar gravemente la vida y salud de la población”.

“Ante la solicitud de una tercera ampliación del PAMA no podemos callar porque su incumplimiento es un atropello a la dignidad y la salud de las personas de La Oroya y de los trabajadores del Complejo Metalúrgico que se ven obligados a laborar en condiciones letales a su integración”, señala la carta.

COLECTIVO SOLICITÓ REVISAR PROYECTO DE LEY QUE PROMUEVE LA REACTIVACIÓN DEL COMPLEJO METALÚRGICO

La semana pasada, un colectivo de organizaciones dedicadas a la defensa del ambiente y los derechos humanos, envió al Congreso de la República una carta para solicitar la observación del proyecto de ley 636/2011-CR, que pretende ampliar por tercera vez el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) del complejo metalúrgico de La Oroya, operado por Doe Run Perú. (Ver documento)

Según el documento, dirigido al Presidente del Congreso, Daniel Abugattás, y al Presidente de la Comisión de Energía y Minas, Martin Rivas, el proyecto de ley busca dar “una amplia flexibilidad para que el complejo metalúrgico La Oroya renueve sus actividades” sin contemplar las “medidas para la protección a la salud y al ambiente que pueden verse afectadas”.

La carta fue firmada por la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) y la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA).

__________________

Foto: Infos



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


2 comentarios · Dejar un comentario

  • Fernando dijo:

    A nosotros no nos afecta a nuestra salud, pero si le afecta a los bolsillos del monseñor porque el trabaja para una ONG que le paga para mantener a Doe Run Perú cerrado o liquidado pero si llega otra empresa a administrar a la fundición ahi si estará feliciano porque el problema es con doe run y no en favor del pueblo, pueden darse cuenta que en morooocha si apoya a chinalco ¿será porque le dieron una aceitada? doe run peru no está acostumbrado a ello pero si a velar por la salud de la gente y su bienestar y no dar de tragar a zánganos como los que denigran a la oroya.

  • Pedro Huamaní dijo:

    Amigos:

    Hasta el día de hoy, minutos antes de leer este comentario, pensaba que los fantasmas no existían, que eran fruto de leyendas y permanecían en algunas películas y libros. Pero no: gracias a Doe Run, ahora sabemos que los fantasmas no sólo existen, sino que además están siempre dispuestos a dar una mano a una empresa cuya principal característica es poseer una gaveta repleta de estafas, promesas rotas y casos verificables de contaminación.

    Y es que, ¿de qué otra manera se puede concebir la existencia del señor “Fernando”? Y lo que es peor, ¿cómo puede entenderse que, cada vez que alguien hace un comentario a favor de la salud de los pobladores de La Oroya aparezcan decenas de “Fernandos” en este y en otros blogs aplaudiendo todo lo que hace-hizo-hará Doe Run? ¿Y por qué para este y los demás “Fernandos” del ciberespacio pedir aire limpio es una bobada inventada por ONGs, mientras que lanzar basura a personas honestas que, como monseñor Barreto?

    ¿Cómo entenderlo? Pues porque existen los fantasmas… fantasmas remunerados, o inventados, por Doe Run cuyo fin es embarrar todo artículo que sea publicado en Internet y que pida justicia para los pobladores de La Oroya.

    Porque Doe Run no quiere justicia… quiere dinero. La existencia de “Fernandos” es sólo un síntoma de ello. “Fernando” es sólo uno de los múltiples engranajes en la estrategia de Doe Run por tomar nuevamente La Oroya. Una estrategia que implica grandes sumas de dinero invertidos en publicidad, prensa, lobbys, litigios en el extranjero y demás.

    http://www.infos.pe/2011/11/la-publicidad-de-doe-run/

    http://www.cnr.org.pe/nueva_web/nota.shtml?x=6140

    Felizmente, algunas personas creemos que se deben combatir los fantasmas, sus miedos y –sobre todo- a aquellos que están detrás, generando esos espectros y esos temores.

    La Oroya puede y merece vivir sin Doe Run.

    Ahora esperemos el contraataque de sus fantasmas.

one + sixteen =