Amado Romero afirmó que ya no se dedica a la actividad minera pese a ser dueño de una concesión


En entrevista con Buenos Días Perú, el congresista Amado Romero rechazó las acusaciones del diario El Comercio, que el último domingo señaló que mineros informales de Madre de Dios pagaban 5 kilos de oro al legislador para realizar las operaciones extractivas en la zona.

“Es algo absurdo lo que dice el periódico (El Comercio). No hay una sentencia, no hay una prueba que diga que he recibido 5 kilos de oro. Si yo recibiría 5 kilos de oro al mes en este momento estaría viviendo en Lima en un barrio exclusivo, tendría un carro de 200 mil dólares. Sin embargo, en este momento yo vivo en un barrio populoso de Los Olivos y ando en taxi”, señaló Romero.

Romero también dijo que desde que fue elegido congresista ya no se dedica a la actividad minera, pese a que actualmente es dueño de una concesión, y afirmó que “nunca he cobrado en concesiones que no me pertenecen”. “Yo no soy titular de la concesión El Paisano y nuca lo he sido. Si he trabajado en minería lo he hecho en mis concesiones, las cuales tienen certificación ambiental”, agregó.

Según el congresista, las constantes acusaciones en su contra vendrían de algunos “grupos de poder” que se beneficiarían con la minería informal. También se mostró a favor de las dragas en los ríos, siempre y “cuando cumplan con los requisitos ambientales”.

Antes de postular al Congreso, Amado Romero fue dirigente de la Federación Minera de Madre de Dios (Fedemin). En mayo de este año la Sala Penal de Tambopata dictó una orden de captura en su contra porque se habría apropiado de madera perteneciente al Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena). En este caso, Romero dijo que la detención fue injusta porque la madera era de su propiedad.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

two × five =