Aljovín afirma que a proyecto Tía María le falta licencia social y de construcción

Foto: Agencia Andina

* Ministra de Energía y Minas habló sobre la ley de cabeceras de cuenca, el Fondo de Adelanto Social y el futuro de diversos proyectos mineros, entre ellos Tía María.

 

En conversación con el diario Gestión, la ministra del Energía y Minas, Cayetana Aljovín, ratificó su apoyo a la aprobación de la ley sobre cabeceras de cuenca porque considera que dicha norma dejará en claro algunos términos técnicos, así como la intangibilidad de ciertas zonas.

“Yo creo que es una ley positiva que va a poder definir lo que son las cabeceras de cuenca; hoy por hoy cualquiera puede definir como cabecera de cuenca lo que se le ocurra. Entonces, era importante que una autoridad técnica diga qué es una cabecera de cuenca. Además, en la ley queda claramente establecidas que las cabeceras de cuenca no son intangibles. La norma dice que podrían ser intengibles, como no serlo. Tampoco en la ley hay una delimitación, porque hay muchos que dicen que todo lo que está por encima de los 3 mil metros es cabecera de cuenca. Es mentira.”

Asimismo, destacó que la intangibilidad de las cabeceras de cuenca la determina el Ministerio del Ambiente (Minam), previo estudio técnico de la Autoridad Nacional del Agua (ANA).

“La intangibilidad la establece el Ministerio del Ambiente (Minam), la norma permite definir qué es cabecera, dónde se ubica, y el Minam define qué cabecera de cuenca es intangible y cuál no. Pero no es que toda cabecera de cuenca, una vez definida, es intangible. Esta norma está marcando la cancha. Eso da predictibilidad a los proyectos.

(…) es la Autoridad Nacional del Agua (ANA) la que define (qué es cabecera de cuenca), y luego la intangibilidad la determina el Minam, justamente para estar fuera de un rango político. En el Ejecutivo se busca que sea una definición absolutamente técnica.”

Fondo de Adelanto Social

En enero de este año, el Gobierno emitió el decreto legislativo 1334, que creó el Fondo de Adelanto Social, con la finalidad de “financiar programas, proyectos o actividades orientados a cerrar o reducir brechas sociales en espacios geográficos donde se desarrollarán diversas actividades económicas”.

[10 puntos que debes revisar para entender el conflicto por el proyecto Tía María]

Según el decreto, estos recursos tendrán como destino financiar proyectos de inversión pública a través  de programas, proyectos o actividades relacionados a cubrir servicios como electricidad, agua y saneamiento, infraestructura educativa y de salud, entre otros.

Al respecto, Aljovín explicó que este proyecto “ya fue aprobado en la ley de presupuesto para el 2018, ya están los 50 millones de soles establecidos en el presupuesto. Ya no es cuento, es realidad”.

“No nos hemos quedado en que, cuando recién esté vigente la ley de presupuesto en el 2018, recién empiece a funcionar, sino que ya estamos organizándonos, que suman inversiones por 10 mil millones de dólares, es decir, Corani, Mina Justa, Quellaveco, la ampliación de Toromocho y Pampa del Pongo, (se podrán concretar) para finales de 2018.”

La ministra aclaró que este fondo se da para darle viabilidad a los proyectos, incluso antes de la fase de exploración. “No es que tiene que existir una mina, pero sí saber que es una zona con potencial minero”, apuntó.

Este fondo será administrado por “la Presidencia del Consejo de Ministros, con el Ministerio de Economía y Finanzas, es una administración mixta, tiene que ser transversal, porque los proyectos no los tiene el Ministerio de Energía y Minas”.

Foto: Canal N

Tía María y la licencia social

Cayetana Aljovín también se refirió a la viabilidad de los proyectos mineros, como Tía María en Arequipa, que destaca por presentar oposición por parte de un sector importante de la población.

Según la ministra, “el tema de Tía María no es de requisitos ni de permisología, porque tiene todos los permisos”. Además agregó que al proyecto “le falta licencia de construcción porque tienen una controversia con el Poder Judicial, que emitió un mandato que prohíbe al MEM darles licencia hasta que resuelva la controversia, con una empresa minera de la zona”.

A ello se suma que Tía María no le “falta la licencia social, que es lo más importante, y allí, tiene que trabajar en lo que los pobladores, sobre todo de El Tambo, conozcan sobre el proyecto. No queda claro si la gente de esa zona conoce que el agua que usará la mina es desalinizada, aún hay gente que cree que van a usar agua del río, y eso es falso. Hay gente que cree que la mina está en El Tambo, pero que está a kilómetros arriba. Pero si el proyecto no tiene licencia social, no se puede realizar”.

 



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario