Aimaras levantan paro y dan tregua de un mes al presidente electo


Luego de 45 días de paro indefinido, el cual no solo causó pérdidas económicas y materiales sino también la muerte de cinco manifestantes, la población aimara levantó su medida de fuerza en contra de las concesiones mineras en la región Puno y dio tregua de 30 días al presidente electo Ollanta Humala para resolver los temas que han quedado pendientes.

Luego de oficializarse la derogación del decreto 083-2007, que permitía concesiones mineras en Puno y le abría las puertas a la minera Santa Ana, los dirigentes aimaras anunciaron el cese de protestas y la reanudación de las actividades en la región puneña, así como el desbloqueo de la carretera que une Perú y Bolivia.

El líder aimara, Walter Aduviri, anunció además que la norma publicada en El Peruano también establece que habrá una consulta previa de los pueblos indígenas para la admisión de petitorios mineros en la zona aimara.

En el mitin que se dio en la Plaza de Armas de Desaguadero, Aduviri también señaló que aún falta revisar las demás concesiones mineras en la zona sur, pero se discutirán en el gobierno de Ollanta Humala.

Por otro lado, según El Comercio, el dirigente aseguró que asistirá a cada una de las citaciones del Poder Judicial para aclarar su participación en torno a los sucesos en la ciudad de Puno, donde se atacaron y saquearon los locales de la gobernación, la contraloría, la Sunat, Aduanas, entre otros.

PUNO VUELVE A LA NORMALIDAD

En conversación con Actualidad Ambiental, el periodista puneño Camilo Sánchez señaló que tanto la capital, así como las provincias puneñas, han normalizado sus actividades y las carreteras tomadas por los manifestantes han sido desbloqueadas.

Sánchez también indicó que los locales afectados por los actos de violencia, como el local de Aduanas, han reabierto parcialmente, pero el Aeropuerto de Juliaca aún no abre debido a los fuertes dalos que sufrió el último fin de semana. Asimismo, resaltó que el Ejército aún permanece en la ciudad, pero se espera su retiro oficial debido al fin de las protestas.

Por otro lado, destacó que el presidente regional de Puno, Mauricio Rodríguez, insistió en responsabilizar al gobierno de Alan García por los desmanes suscitados en la zona, al no haber atendido oportunamente los reclamos de la población ni haber establecido una mesa de diálogo a tiempo.

_____________________

Foto: La Mula



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario