Advierten que mina pondría en riesgo el agua que consumen 10 millones de personas

Laguna Marcapomacocha en Junín. Foto: SPDA

 

  • Cooperacción, IDL y bancada de Nuevo Perú afirmaron que el estudio de impacto ambiental del proyecto minero de Southern Peaks no contempló todos los posibles daños que ocasionaría en esta zona.

Un riesgo para el ambiente y la salud de millones de personas representaría el proyecto minero Ariana, un yacimiento de cobre, zinc, oro y plata, ubicado en la provincia de Yauli (Junín), a unos 4500 metros sobre el nivel del mar.

Según representantes de Cooperacción, el Instituto de Defensa Legal (IDL) y dos legisladoras de Nuevo Perú, la mina Ariana podría filtrar relaves hasta el túnel transandino que toma las aguas de la laguna Marcapomacocha (4400 msnm) para trasladarlas por debajo de los Andes hasta el río Rímac.

Esta situación se da, según la cogresista Marisa Glave, porque la aprobación del estudio de impacto ambiental (EIA) que aprobó el Ministerio de Energía y Minas “no contempló las preocupaciones razonables de instituciones como de SEDAPAL y ENEL”.

Asimismo la abogada Ana Leyva, directora de CooperAcción señaló que “no hay un estudio hidrogeológico, no hay el detalle en el EIA, los que se necesitan para demostrar esta relación entre el agua subterránea y el agua superficial. Esto pone en riesgo la disponibilidad el agua para Lima y Callao”.

También remarcó que este caso es un ejemplo de la ausencia de políticas de ordenamiento territorial y la debilidad del sistema de evaluación del sistema ambiental. “Hay zonas de que no deben tener minería, este es uno de los ecosistemas que son proveedores de agua, como una cabecera de cuenca”, denunció.

Ante esta situación, los denunciantes informaron que han presentado una medida cautelar para detener el proyecto y, además, han presentado una demanda de amparo porque, según Juan Carlos Ruiz, abogado del IDL, “se prueba que hay afectación de derechos de rango constitucional, pues es el derecho fundamental al agua potable en 3 niveles: el derecho al acceso, a la suficiencia y la calidad del agua”.

Finalmente, Cooperacción advirtió que el EIA “no ha evaluado todos los daños que se ocasionarían. A esto se suma los malos antecedentes de una de las empresas accionista de Ariana, Southern Peaks, ya que en la mina Quiruvilca en La Libertad, dejó altos niveles de contaminación en las aguas”.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario