A un año del derrame, no se puede asegurar que la fauna marina está libre de hidrocarburos

Foto: Diego Pérez/ SPDA

  • ¿Son suficientes los análisis y muestras del fondo marino obtenidos hasta el momento? Conversamos con diversos especialistas para conocer el estado de este ecosistema luego de 12 meses del derrame de petróleo en la costa de Perú

Por: Ximena Mejia/ [email protected]

 

El mar peruano se caracteriza por poseer una riqueza biológica de las más diversas de la región. Sus aguas son el hogar de gran diversidad de fauna como el pingüino de Humboldt, tortugas marinas, peces, moluscos, y de especies vegetales, como el yuyo, manglares y hasta especies microscópicas como el fitoplancton. Asimismo, el mar cumple un rol vital en la economía de cientos de familias y contribuye a la seguridad alimentaria del país.

Un año después de lo que fue catalogado como el peor desastre ambiental en la costa de Perú, luego de que cerca de 12 mil barriles de petróleo fueron vertidos en el océano, la empresa Repsol señala que el mar ya está limpio, a pesar de que la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) del Ministerio de Salud confirmó que, de las 23 playas ubicadas en la zona impactada por hidrocarburo, solo 3 están libres de petróleo; a ello se suma la falta de información clara por parte del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

En entrevista con Actualidad Ambiental, Luis Vásquez, director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Repsol, dijo que las investigaciones al fondo del mar revelan que este ya está limpio y algunas actividades como la pesca y el turismo podrían retomarse.

“Creemos que hay suficiente evidencia técnica y científica para aperturar las actividades económicas. Hoy ya tenemos playas accesibles y podrían retomarse las actividades de pesca y recreación. Lo que vamos a trabajar este año es en una serie de proyectos de sostenibilidad que ayude a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas”.

Germán Melchor Ibarra, presidente de la Asociación de Pescadores Artesanales del Serpentín de Pasamayo, desmiente esta versión.

“Repsol dijo que no limpiaría Pasamayo porque es de difícil acceso, y lo ha cumplido. Todavía podemos observar petróleo pegado en las rocas. Las diferentes corrientes submarinas levantan el petróleo del fondo del mar y regresa a la superficie, igual que el día que ocurrió esta contaminación”.

Si el petróleo todavía es visible en algunas zonas de la costa, ¿cuál es la situación en el suelo marino y cuáles son las consecuencias en la biodiversidad de este ecosistema y la salud de las personas?

[Ver además: Estudio confirma disminución de población de nutrias tras derrame de petróleo?]

Foto: Jorge Pezantes / SPDA

Horas previas al desastre

En febrero del año pasado se inauguró un centro de rescate de fauna silvestre en el Parque de las Leyendas. El espacio de 1200 m2 sirvió para la atención y rehabilitación de los animales afectados por el derrame de petróleo. En ese momento, Jessica Galvez-Durand era Directora de la Dirección de Gestión Sostenible del Patrimonio de Fauna Silvestre del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y sugirió que el centro de rescate no esté dentro de un zoológico

“Yo sugería que el centro debía estar cerca de la zona del impacto y aislado, que no esté dentro de un zoológico debido a la exposición de patógenos. Por ejemplo, hubo pingüinos que se enfermaron y no se sabe si estos trajeron al virus de la naturaleza o si cogieron el virus dentro del zoológico”.

La especialista en conservación y gestión de fauna silvestre asegura también que el abordaje no fue efectivo y no hubo una reacción inmediata. El lugar destinado a rescatar a los animales empetrolados abrió sus puertas varias semanas después del desastre. 

Estado de la fauna marina

Serfor dispuso que Repsol pague una multa de 1571.39 UIT (S/ 7 228 324) por la muerte de 1852 animales silvestres y poner en riesgo a otros 198. Las especies de fauna silvestre más perjudicadas como consecuencia de este desastre fueron las aves y resaltan la pérdida de más de 774 guanay (Phalacrocorax bougainvillii)

Luis Vásquez señala que la empresa se ha comprometido a remediar los daños ambientales y, como parte de este trabajo, se ha monitoreado el suelo marino con buzos y se han recogido muestras científicas que demuestran que actividades como la  pesca ya pueden retornar. 

Para Andrea Collantes, bióloga marina de la SPDA, aunque estas acciones indiquen que el fondo marino está limpio esto no basta para afirmarlo.

“Se debe complementar con muestreos de sedimento marino, en donde se identifique y cuantifique los componentes del hidrocarburo, especialmente los Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (HAP) que son los más dañinos para los seres vivos. Estos análisis y su interpretación pueden tomar un par de meses, en laboratorios especializados con sensibilidad de detección, muchos de ellos incluso fuera del país”, dijo. 

“No  podemos tener la seguridad o certeza de que la biodiversidad y fauna marina están totalmente libres de hidrocarburos, el centro de rescate fue necesario para atender los casos de varamiento, rehabilitación y posterior liberación de aves y mamíferos, sin embargo es importante seguir con los esfuerzos de monitoreo”, agregó.

Javier Jara, médico veterinario del Serfor señala que los oleajes anómalos harán que el petróleo que se encuentra sedimentado en el fondo marino regrese a la superficie y afecte a la fauna marina nuevamente.

“Hay una gran cantidad de hidrocarburo que se apelmaza y forma un alquitrán que sedimenta en el fondo marino, esto no se ve a diario visiblemente. Sin embargo, los oleajes anómalos revelan esta realidad y los mismos pescadores lo dicen. Todo ese alquitrán sedimentado vuelve en forma de aguas aceitosas y llega a las orillas del mar, que afecta a los recursos hidrobiológicos, sino también a la fauna marina que vive en esa área”.

[Ver además:Derrame de petróleo en la costa peruana: puntos claves para entender el desastre ambiental]

Futuro monitoreo y análisis 

“Indigna que en mi propia cara me digan que la playa está limpia y ya puedo ir a la pescar. Un día antes he estado encima del petróleo y ahí están las pruebas de que Pasamayo sigue contaminado. ¿Por cuánto tiempo?, no sabemos”, dice con impotencia Germán Melchor.

La información sobre el estado de la contaminación en el fondo marino es inexacta por parte de Repsol. Collantes recomienda que las autoridades y especialistas sigan impulsando los muestreos sobre la salud fisiológica e inmunitaria de peces, aves y mamíferos marinos y también considerar un monitoreo sobre la afectación en la salud humana de las personas expuestas como los pescadores. 

“Una vez teniendo la certeza de la real afectación cualitativamente y cuantitativamente es que se podrá tomar decisiones con respecto a la reanudación de las actividades de pesca en la zona que no comprometan la salud humana“, resalta la especialista. 



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Comments are closed here.