Más de 660 mil familias agricultoras perderían su producción por falta de apoyo del Estado

Foto: SPDA

  • Conveagro advierte que esta situación pone en riesgo el abastecimiento de alimentos en todo el país para el 2021.

 

Más de 660 mil familias agricultoras en todo el país viven en una situación complicada debido a que podrían perder su producción para el 2021, alerta la Convención Nacional de Agro Peruano (Conveagro).

Según la organización, ante este panorama de falta de incentivos en el plano agrícola de parte del Estado, no solo se perjudican económicamente los productores, sino que se pone en riesgo el abastecimiento de alimentos en todo el país para el próximo año.

Esta información se dio previo al Día Mundial de la Alimentación (16 de octubre), fecha en la que se realizará en nuestro país el Pleno Agrario, que tiene como objetivo la aprobación de diversas leyes que solucionen los problemas del agro peruano, incluyendo la situación actual por la pandemia del COVID-19.

Según explica Clímaco Cárdenas, presidente de Conveagro, el 70% de los alimentos que se consumen en Perú provienen de la producción del sector agricultura, por lo que se necesitan de forma urgente concretar préstamos que salven las campañas de producción del próximo año.

El especialista explica que la medida estatal para apoyar este importante sector tiene un “un avance irrisorio de apenas el 1%”, lo que augura un panorama bastante preocupante para todos los involucrados en el agro peruano y los consumidores.

“El 8 de julio el presidente Martín Vizcarra promulgó un decreto de urgencia para disponer de 2 mil millones de soles como fondo de garantía para el Fondo de Apoyo Empresarial al Sector Agrario (FAE-AGRO). Es una vergüenza que luego de tres meses, se haya subastado solo el 1% de ese fondo para poder colocarlo entre los agricultores”, indicó Cárdenas.

El titular de Conveagro también se refirió a las pérdidas millonarias de hasta 7500 millones de soles que asumen los agricultores de la costa, sierra y selva del país debido a esta falta de coordinación gubernamental para facilitar los créditos.

“Necesitamos entender que la comida no se produce en los supermercados ni en los almacenes, estamos poniendo en riesgo la seguridad alimentaria del país. Hoy más de 660 mil familias no tienen capital para sembrar para la próxima campaña que ya finaliza”, aseveró Clímaco Cárdenas.

Cabe señalar que, en los últimos días, nueve entidades que lograron estar habilitadas (cajas de crédito y financieras) recibieron 20 millones de soles del programa del Banco de Desarrollo del Perú (Cofide).

Sin embargo, con esta adjudicación solo se podrá atender a unas 250 mil familias, con lo que más de 400 mil quedan en la incertidumbre y los efectos de falta de productos afectarían directamente a Lima.

“En ese sentido, Lima sería una de las primeras regiones en sentir el golpe ante la falta de producción agrícola”, precisa el presidente de Conveagro.

Ante una situación de escasez, el Perú tendría que recurrir a la importación de productos, lo que en medio de una pandemia lo colocaría en una situación de dependencia de disponibilidad de otros países exportadores de alimentos básicos.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

13 − 12 =