Afectados por metales pesados consideran que el Estado les da la espalda

Foto: Red Muqui

* Representantes de zonas contaminadas estuvieron en Lima para exigir una política de salud integral. Además, se comprometieron a realizar vigilancia ambiental en sus regiones.

 

Con el fin de dar a conocer diferentes casos de contaminación ambiental, en especial los relacionados a los metales pesados y pasivos mineros, representantes de Pasco, La Oroya, Bambamarca, San Mateo, Cuninico, Espinar, Chiriaco y Puno llegaron a Lima para exponer sus casos y exigir al Estado una mayor preocupación por la salud de los peruanos.

“El Gobierno lleva años de espalda a los que nos sucede”, comentó Rosa Amaro, presidenta del Movimiento por la Salud de La Oroya, quien además afirmó que el Complejo Metalúrgico de la Oroya sigue operando y emitiendo gases tóxicos al ambiente. Sobre este caso, un informe de salud presentado por RED MUQUI señala que varios niños, a los que se les tomó pruebas de sangre, tenían hasta 4 tipos de metales con diferentes grados de afectación, entre ellos el arsénico.

En Pasco, los pasivos ambientales continúan a la espera del presupuesto asignado por el Estado para su remediación, según afirmó el regidor de la Municipalidad de Simón Bolívar, Jaime Silva. “Tenemos niños con casos de cáncer, leucemia que no son atendidos”, comentó a su vez Hugo Sosa, quien forma parte de la delegación de Cerro de Pasco. “Pedimos que el Estado priorice la atención en la salud integral, que esto sea asumido como una política y que nuestros niños sean tratados de forma urgente”, agregó.

[Amnistía Internacional: Indígenas de Loreto y Cusco están expuestos a agua contaminada]

Por su parte, Ismael Julon López de Bambamarca comentó que en Cajamarca la minería ha afectado tanto la tierra y el agua que ya no se puede cultivar. Asimismo, aseguró que la población está afectada por enfermedades y desnutrición. “Tampoco contamos con especialistas que se dediquen a tratar problemas de salud ambiental. Necesitamos profesionales que traten la afectación de por metales tóxicos en la población”, aseveró.

Agnita Saboya, quien llegó de Cuninico, distrito donde se registró un derrame de crudo en setiembre, contó que una persona había fallecido el día 28 de noviembre a consecuencia de intoxicación con petróleo. “Nosotros no tenemos ninguna atención del estado, vivimos olvidados del Estado. Antes teníamos pescado, yuca, plátano para comercializar, ahora ya no tenemos recursos”, declaró a RED MUQUI.

[Pasivos mineros: Niños tienen niveles elevados de metales pesados en su organismo]

Acuerdos de los afectados

Al fin de la reunión, los representantes de las regiones afectadas por metales tóxicos suscribieron un acta donde se resalta la necesidad de contar con una Política integral de salud especializada. Asimismo, solicitaron al Estado que dote de agua de calidad a las poblaciones para evitar que se sigan contaminando. Finalmente, exigen que se dé prioridad a la remediación de pasivos ambientales.

Los dirigentes se comprometieron a realizar monitoreo y vigilancia ambiental para prevenir mayores desastres ambientales, así como a fomentar la educación ambiental de las poblaciones.  Consideran además que las comunidades deben actuar como protectoras de la tierra, lagunas, ríos y fuentes de agua.

El encuentro de afectados por metales pesados fue promovido por la Mesa de Coordinación sobre salud ambiental que integran RED MUQUI, CooperAcción, Derechos Humanos sin Fronteras, Instituto de Defensa Legal, Amnistía Internacional, Broederlijk Delen, Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Equidad, RedGE, OXFAM, Comisión Episcopal de Acción Social, Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica, Red Uniendo Manos Perú.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

nineteen + twenty =