Carolina Butrich: “El mar nos conecta con la naturaleza y nos da una absoluta libertad”

Conoce a Carolina Butrich, una peruana que ha logrado combinar el windsurf (fue campeona mundial en el 2010) y sus estudios de Ingeniería Ambiental para proteger lo que más le apasiona: el mar.

En la siguiente entrevista, Carolina nos cuenta sobre su acercamiento al mar, su trayectoria como deportista y el trabajo que desarrolla con Hazla por tu Ola, una iniciativa de Conservamos por Naturaleza de la SPDA, dedicada a proteger las rompientes para fines deportivos y turísticos.

¿Cómo se inició tu relación con el mar?
En realidad, toda mi vida he tenido una fascinación por el mar. De chica me encantaba quedarme mirándolo por horas. Pero fue recién a los 13 años, cuando comencé a hacer windsurf, que esta fascinación comenzó a transformarse en una pasión. Desde ese momento, mi conexión con el mar se ha mantenido y ha jugado un rol transcendental en toda mi vida.

¿Cuál es tu relación con el mar en la actualidad?
Mi relación con el mar es muy importante, porque viviendo en una ciudad tan caótica como Lima, el mar me da la posibilidad de tener un balance completo: balance emocional y deportivo. Esa es la posibilidad que nos regala el mar: conectarnos con la naturaleza en nuestro día a día. Eso, para mí, es un regalo. Lo que me hace sentir el mar es total y absoluta liberad. Cuando estoy dentro, esperando por una ola, es como una meditación. Como tener la mente en blanco y tener la posibilidad de que todos esos pensamientos que tienes en tu día a día desaparezcan por un momento. Es mágico.

Eres conocida por representar a nuestro país en windsurf. Cuéntanos sobre tu acercamiento a ese deporte.
Sí. Cuando comencé a hacer windsurf, primero hice competencia en mar plano. Por muchos años representé al Perú. Entrenaba fuerte y participaba en competencias internacionales, y todo eso lo combinaba con la universidad. Eso me dio la posibilidad de conocer a personas increíbles.
Mi pasión por el windsurf en olas vino después. En esa época viajaba no solo para competir, si no para encontrar esa “ola perfecta”. Siempre en búsqueda de las mejores condiciones de olas y viento. Gracias a ello he estado en Sudáfrica, Hawái o en Brasil muchísimas veces. Incluso, viviendo en estos países.

En el año 2010 ganaste el Campeonato Mundial de Windsurf en Brasil…
Así es: haciendo windsurf en Olas. Lo recuerdo perfectamente, por que las condiciones eran muy difíciles. Había vientos muy muy fuertes. Había personas que ni siquiera podían soportar esas condiciones, pero yo estaba muy entrenada para eso. Recuerdo el momento que pasé la línea final el último día y gané el Campeonato Mundial. Fue increíble.

LA PROTECCIÓN DE LAS OLAS

¿Qué cambio te gustaría ver en la gestión del mar?
Por un lado, me gustaría que exista acceso libre al mar para todos los peruanos. En relación a las olas, me gustaría que todas las olas que son aptas para hacer deporte estén protegidas, puestas en valor por el gobierno y cuidadas por todos los ciudadanos. Para todo ello, además, es necesario tener una ciudadanía activa y también una alianza con el gobierno.

¿Cuál crees que es el camino para lograrlo?
Tenemos una ley para proteger nuestras olas. El camino para lograrlo es inscribir la mayor cantidad de olas en el Registro Nacional de Rompientes. Pero también es necesario involucrar a los municipios cercanos para que pongan estas olas, organicen limpiezas de playas, organicen actividades relacionadas con el mar e involucren a los ciudadanos.

¿Qué dificultades crees que existen en este camino?
Si bien tenemos apoyo del gobierno y de diferentes empresas e instituciones, sería bueno que ese interés crezca, porque los expedientes técnicos cuestan y la mayor dificultad es conseguir financiamiento. La protección de las olas debería ser una prioridad del gobierno, y no lo es. Sin embargo, lo bueno es que hay muchas personas que quieren cambiar, que quieren sumar, y dejar una huella positiva. Lo que nosotros buscamos es no quedarnos de brazos cruzados. Tomar acción, organizarnos, involucrarnos. Eso se ve en Hazla por tu Ola, que se han logrado proteger 20 olas con el apoyo de muchísimas personas, muchísimas empresas, muchísimas instituciones.

Hazla por tu Ola es una buena muestra de ese trabajo en conjunto.
Así es. Hazla por tu Ola es una campaña ciudadana que busca proteger las olas del Perú en el marco de la ley 27280, que es la Ley de Preservación de Rompientes aptas para la Práctica Deportiva. El Perú es el primer y único país en el mundo que tiene una ley y un reglamento para proteger nuestras olas, pero cada ola estará protegida siempre y cuando esté inscrita en el registro nacional de rompientes.
Para inscribir una ola, se tiene que hacer un expediente técnico que justifique justiciar la existencia de una ola, que incluye batimetría, historial de oleaje, análisis de fondo marino. Estos expedientes son costosos. Por ello es que nace Hazla por tu Ola, bajo la idea de recaudar los fondos de ciudadanos, empresas y organizaciones que estén interesadas por la conversación de olas en el Perú.

¿Cómo es que funciona en la práctica la protección de las olas?
Parte del expediente incluye el área de protección según estos estudios que se han hecho. El documento se presenta a la Marina, y es esta institución la que aprueba el expediente y registra el área. Así, el área queda protegida, y no se pueden otorgar permisos o derechos para hacer proyectos en esa misma zona. De esta manera estamos, directamente, protegiendo la ola. Pero, indirectamente, estamos protegiendo esa área marina de otras actividades y proyectos que podrían afectarla.

[Ver aemás->Justo Bancayán: “Tratamos de preservar los recursos que son el alimento de todo un país”]

¿Qué te motivo a trabajar por la protección de las olas?
En realidad, yo venía viajando y disfrutando de hacer windsurf alrededor del mundo, y cuando llegué a Lima, hace un par de años, Bruno Monteferri, el director de Conservamos por Naturaleza, tenía ya esta idea en mente. Él venía apoyando la creación del Reglamento durante muchos años, y tenía la idea de Hazla por tu Ola ya en la cabeza, pero necesitaba a una persona con el tiempo y las ganas para llevarla a cabo. A mí me gustan los retos, y tenía las ganas de devolverle al mar todo lo que me ha dado.

¿Cuál crees que ha sido el aporte principal de Hazla por tu Ola?
El aporte principal ha sido la protección de las olas en sí. Pero además ha logrado articular a actores que normalmente están desconectados, desde la Marina y la Federación de Tabla, hasta la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental entre otros. Además, estamos involucrando a los ciudadanos, empresas, organizaciones, deportistas. Lograr articular todo esto, para mí, es un gran logro.

¿Cómo ves la respuesta de los ciudadanos ante la iniciativa de la protección de las olas?
Ha sido muy positiva. Nos damos cuenta que hay muchos que tienen ganas de generar un impacto positivo, de dejar una huella positiva. En Hazla por tu Ola se han involucrado muchas personas en diferentes niveles. Hemos asignado líderes de Olas en cada una de las rompientes con el propósito de llegar a más personas. Creo que Hazla por tu Ola es un ejemplo de la importancia de tener una ciudadanía activa.

¿Hay interés de replicar esta iniciativa en otros países?
Sí, ese es el siguiente paso de Hazla por tu Ola. Estamos en coordinaciones con Chile para ello. Además, estamos coordinando con diferentes organizaciones a nivel mundial que están trabajando en la protección de olas de diferentes formas. Nosotros estamos viéndolo desde un punto de vista más legal, peor hay otras formas de hacerlo y hay personas que están trabajando por protección de olas en otras partes del mundo. Estamos teniendo conversaciones y estamos debatiendo entre esas diferentes posibilidades de proteger nuestro mar y proteger nuestras olas.

Mira la entrevista:



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

five × three =