A 40 años de creación: Aprueban extender la Reserva de Biósfera del Manu

Foto: Diego Pérez / ElTaller.pe

* La Reserva de Biósfera del Manu (RB Manu), declarada por UNESCO en 1977, logró la actualización y extensión de casi 30% de su valioso territorio.

En Perú cuenta en la actualidad con cinco reservas de biosfera reconocidas por la UNESCO. Estos lugares, según Frankfurt Zoological Society Perú (FZS Perú), representan un modelo de gestión participativa que busca beneficios sociales y promueven la conservación de espacios altamente diversos, los mismos que incluyen a un área natural protegida o zona núcleo.

Además de Oxapampa-Ashaninka-Yanesha, Huascarán, Gran Pajatén y Noroeste Amotapes-Manglares, se encuentra la Rserva de Biosfera del Manu, el cual este año -por sus 40 años de creación- ha recibido una buena noticia: su actualización y ampliación, un logro compartido entre el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) y FZS Perú, que por un año trabajaron en el respectivo expediente.

“El equipo realizó talleres participativos en los cinco distritos alrededor de la RB Manu para socializar su ampliación y nueva zonificación. Estos distritos son Yanatile, Challabamba, Kosñipata, en Cusco, y Fitzcarrald y Manu en Madre de Dios, los cuales aprobaron la actualización y apostaron por articularse con la red de reservas de biósfera mundial. Incluso los tres distritos cusqueños optaron por incorporar la totalidad de sus territorios a la RB Manu, sectores que corresponden a la actual zona de transición del PNM”, informó FZS Perú en una nota de prensa.

Las reservas de biósfera comprenden una zona de amortiguamiento y otra de transición, ubicadas generalmente alrededor del área protegida. Ambas zonas buscan promover actividades sostenibles para el beneficio de las comunidades locales alrededor del parque nacional, en diferentes escalas. En el caso de la RB Manu, el núcleo es el Parque Nacional del Manu.

Tras el planteamiento de actualización, se logró establecer el nuevo ámbito de influencia de la RB Manu en 2 438 956 hectáreas. Desde su creación, hace cuatro décadas, el territorio ha crecido casi una tercera parte. “Con la reciente extensión, y si la gestión de la reserva es eficiente, se verán beneficiados alrededor de 40 mil pobladores locales, muchos de ellos pertenecientes a comunidades indígenas y campesinas”, agregó la organización.

La buena noticia para la RB Manu se dio en la quincena de junio, luego de concluir el encuentro del Consejo Internacional de Coordinación del Programa de la UNESCO sobre el Hombre y la Biosfera, en el que se decidió sobre las solicitudes de los países miembros respecto a las reservas de biósfera en sus territorios.

Una reserva de biósfera cumple tres funciones principales: contribuir a la conservación de la diversidad biológica, así como resguardar valores culturales; fomentar el desarrollo económico sostenible y dar apoyo a proyectos de investigación, educación y capacitación científica.

Son estos aspectos los que se dibujan como objetivos prioritarios que deben gestarse en las poblaciones locales para lograr su gobernabilidad y autonomía.

Mira el video preparado por la Frankfurt Zoological Society Perú:

Ejemplos de buena gestión

En Perú, una de las reservas actualmente más organizada y promocionada es la RB Oxapampa Asháninka Yánesha, que se ha destacado en los últimos años por la producción de un café premiado mundialmente. Por ello la RB Manu se ha propuesto seguirle los pasos en cuanto a iniciativas productivas y sostenibles.

Uno de estos primeros pasos se han dado en el Valle del Mapacho, donde se conformaron 15 asociaciones agroproductivas y de artesanas, algunas de las cuales ya se han integrado al mercado nacional. Al otro lado del camino, Kosñipata está demostrando ser un distrito emprendedor, con iniciativas de turismo sostenible.

Irma Rojas, regidora de Challabamba, aifmró que valió la pena embarcarse en este proyecto. “Es una gran satisfacción obtener este reconocimiento internacional. Tenemos muchas expectativas y algunas de ellas se están cumpliendo. Para nosotros es muy importante tener la marca de reserva de biósfera, para alcanzar un mercado más amplio”, expresó.

Para FZS Perú, este logro no hubiera sido posible sin el equipo multidisciplinario que estuvo a cargo de la actualización, como parte del Proyecto ProBosque Manu, fomentado por la Iniciativa Climática Internacional (IKI), que es anexo del Ministerio del Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear del gobierno alemán (BMUB).

DATO:

* El Programa sobre el Hombre y la Biósfera de la UNESCO impulsa este modelo de gestión en países cuyas poblaciones se muestren comprometidas. Este es el caso del Perú, contando en la actualidad con cinco reservas de biósfera, siendo una de ellas transfronteriza compartida con Ecuador y llamada Bosque de Paz.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

2 × four =