Nueva ACP en Madre de Dios ayudará a proteger bosque de Tambopata
amanecer

Área de conservación está ubicada en la zona de amortiguamiento de la RN Tambopata. Foto: Bahuaja 1

La última área de conservación privada (ACP) declarada por el Ministerio del Ambiente ayudará a cuidar el bosque cercano a la Reserva Nacional Tambopata. La ACP Bahuaja 1 fue reconocida  por diez años y cumplirá funciones de protección y resguardo del tránsito de especies de fauna silvestre.

Bahuaja 1 posee un alto valor biológico. Contiene especies de flora como el cedro y de fauna como sajino y jaguar, en situación vulnerable y en vías de extinción. La superficie reconocida para la conservación voluntaria de esta zona es de más de 130 hectáreas.

Alonso del Río es titular de esta área de conservación y una de sus prioridades es la investigación y difusión de plantas medicinales, por lo que llegaron a este lugar hace tres años. En Bahuaja 1 planta y recolecta sangre de grado, chacruna, ayahuasca, entre otros.

especie-lupuna_acp-bahuaja-1_cortada

Alonso del Río (extremo derecha) junto a sus colaboradores en torno de un árbol de lupuna. Foto: Bahuaja 1

“La medicina natural no solo alivia las enfermedades físicas, sino también las mentales”, asegura convencido Del Río. “He vivido muchos años en la selva. Empecé con plantas medicinales hace 40 años en Pucallpa, en contacto con maestros shipibos”, relata el titular de Bahuaja 1.

Recuperación de la Amazonía

Esta nueva ACP es parte del “Proyecto Bambú”, que se lleva a cabo en la cuenca del río Tambopata, contiguo a la reserva del mismo nombre. En esta área desarrollan un vivero que busca proveer plantones de bambú para reforestar el territorio afectado por minería en la región.

El bambú es una planta mágica. Su fácil adaptación a diferentes medios, su rápido crecimiento y sus numerosos usos hacen de ella una de las plantas más particulares y asombrosas de nuestro planeta”, asegura la web del proyecto.

paisaje

“Proyecto Bambú” busca reforestar zonas dañadas por minería en Madre de Dios. Foto: Bahuaja 1

Para Alonso del Río, una de las mejores maneras en que las personas pueden aportar a su trabajo en la Amazonía es conocer estos lugares. “Las visitas al lugar ayudan mucho porque se difunde el trabajo y también la gente puede hacer aportaciones económicas”, sostiene.

Las áreas de conservación privadas

Según el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), las ACP son predios en cuyo ámbito se encuentran muestras representativas del ecosistema natural característico del entorno en que se ubican, y que por iniciativa propia y en forma voluntaria, son conservados por sus propietarios.

Las ACP se vienen implementando en nuestro país desde el año 2001. Actualmente existen 115 ACP en todo el Perú. Loreto es la región que alberga más iniciativas de conservación de este tipo con 21 ACP declaradas, seguidas de Madre de Dios con 20 y Cusco con 19.

Video: Proyecto Bambú.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

ten − 1 =