Acuerdos y desacuerdos. Estos son los temas que discuten ahora mismo los negociadores en la COP21
IMG_5980

Foto: SPDA

Escribe Pablo Peña, Desde la COP21 Pablo Peña

Twitter: @pablopenaa

Laurent Fabius, presidente de la conferencia mundial sobre cambio climático (COP21), presentó en Plenaria el nuevo borrador (el tercero hasta ahora) del Acuerdo de París a las 9 p.m., hora de Francia. Luego dio un par de horas para que los estados discutan sobre el documento. Sin embargo, han pasado cuatro horas y la discusión continúa.

[Revisa el segundo borrador]

Presentamos un breve análisis de los puntos más importantes que han sufrido ajustes y cambios entre este y el borrador anterior:

Sección del Preámbulo

– En el párrafo que reconoce importante tener respuestas a la urgente amenaza del cambio climático, se ha precisado que esta es “efectiva y progresiva” (haciendo alusión a que se puede dar poco a poco).

– En el párrafo sobre las necesidades específicas de los países en vías de desarrollo, en particular los que son más vulnerables, se sumó también el énfasis en los que tienen menores capacidades (técnicas o de otro tipo).

– Se ha mejorado la redacción del artículo que reconoce la relación entre cambio climático y erradicación de la pobreza (mantener la mención a erradicación de la pobreza es importante para países en vías de desarrollo).

– En el párrafo que enfatiza la importancia de promover los derechos humanos en el marco del cambio climático, se ha añadido también una mención a “comunidades locales”, sumándolas a los pueblos indígenas que ya estaban mencionados, así como a la “equidad intergeneracional” (es decir, el considerar que nuestras decisiones afectarán a las generaciones futuras que aún no nacen). Además, importante que se haya mantenido mención expresa a los derechos de los migrantes (muchos de los cuales serán en el futuro cercano “migrantes climáticos”, como los que viven en islas que podrían inundarse). También, en este párrafo, se eliminó la mención a personas en situación de ocupación, por ser un tema relacionado con situaciones controversiales como las de Palestina y otras.

– Se ha eliminado la mención a “aproximaciones internacionalmente acordadas” (que, tentativamente, hacía alusión a intercambio de reducciones entre países) en el párrafo que reconoce la importancia de conservar o mejorar los sumideros de carbono, como los bosques (p.e. a través de REDD+).

– Se mantiene el reconocimiento a la “madre tierra”, precisando que así es como se denomina por algunas culturas a los ecosistemas. Este párrafo también añade un reconocimiento específico a la protección de la biodiversidad, que antes no estaba.

– Se eliminó el párrafo que hacía un reconocimiento explícito a que los países desarrollados originaron la mayoría de las emisiones históricas globales, y a que la proporción de emisiones de los países en desarrollo incrementaría para llegar a sus metas sociales y económicas.

– Importante que se hayan mantenido las menciones a tener como prioridad fundamental la seguridad alimentaria y eliminar la hambruna.

– Se añadió un nuevo párrafo sobre los estilos de vida y patrones de consumo sostenibles, reconociéndolos que juegan un importante rol en el cambio climático, “con los países desarrollados tomando el liderazgo”.

Sección del Propósito (Artículo 2)

– El primer párrafo establece que el objetivo del Acuerdo de París es implementar la Convención Marco, a través de acción, cooperación y apoyo mejorados, “en el contexto del desarrollo sostenible y los esfuerzos para erradicar la pobreza”.

– El literal a) del párrafo 1, sobre la meta de temperatura —uno de los temas más discutidos— tenía varias opciones y se ha escogido la segunda. Esta segunda opción es una que incluye mención tanto a los 2ºC y al 1.5ºC diciendo que el acuerdo busca detener el incremento del promedio de temperatura global bien por debajo de los 2ºC y “seguir esfuerzos para limitar el incremento de la temperatura a 1.5ºC”.

– Se ha eliminado la mención al mecanismo de “pérdidas y daños” de esta parte del texto.

– Se eliminó la mención explícita que había sobre el respeto a los derechos humanos como una de las bases como se implementará el Acuerdo de París.

Sección General (Articulo 2-bis)

– El artículo se mantiene con 2 opciones posibles pero mejoradas y ajustadas.

– La primera opción no menciona explícitamente a los INDC pero habla de llevar adelante esfuerzos para cumplir con el acuerdo y ahora se precisa que esto se hará “progresivamente”. Otro tema importante en esta primera opción es que se cambia una frase sobre diferenciación que, a primera vista, parece inocua pero no lo es tanto:
o Borrador anterior: “reconociendo que el nivel de los esfuerzos llevados a cabo por los países en vías de desarrollo dependerá del nivel de apoyo que reciban”.
o Actual borrador: “reconociendo que apoyo mejorado hacia países en vías de desarrollo permitirá mayor ambición de sus acciones”.

– En la segunda opción, el texto anterior decía que todas las partes deberán preparar regularmente, comunicar e “implementar” sus contribuciones nacionalmente determinadas (INDC). El nuevo texto eliminó el verbo “implementar”, lo que está en línea con la posición de Estados Unidos de no tener a las metas de reducciones como una obligación legalmente vinculante.

– En esta segunda opción se saca además la mención expresa a adaptación como parte de los INDC, aunque se mantiene la referencia hacia el artículo 2, sobre el propósito del acuerdo, que sí menciona adaptación.

Sección de Mitigación (Artículo 3)

– Esta sección tenía varios párrafos entre corchetes y con varias opciones pero ahora ya está casi limpio y terminado.

– El párrafo 1 es importante porque era el que hablaba de cuándo deberíamos cumplir con las metas de reducciones globales así como quienes tenían que llegar a sus picos de emisiones más rápido. Sobre lo primero, muchos esperaban una meta concreta hacia el 2050, pero el párrafo ha quedado de la siguiente forma: “llegar a neutralidad climática en la segunda mitad del siglo” (meta que para algunos podría ser poco ambiciosa porque es estamos hablando de un periodo amplísimo). Sobre lo segundo, el párrafo establece elimino la mención a que “llegar al pico requiere mayores reducciones de los países desarrollados”, pero sí mantuvo aquella que establece que llegar al pico podría tomar más tiempo a los países en vías de desarrollo. Como está, este párrafo decepcionará a varios de la sociedad civil que querían menciones específicas a decarbonización y a eliminar los combustibles fósiles para el 2050.

– En el párrafo 2, sobre preparar y comunicar INDC, se elimina también el verbo “implementar” (nuevamente, siguiendo la línea de la posición de Estados Unidos de no querer metas legalmente vinculantes en el acuerdo).

– En el párrafo 3 sobre los esfuerzos diferenciados (siguiendo el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas), existían 2 opciones y el nuevo texto escogió la opción 2, ajustándola un poco. Cabe resaltar que la opción 1 hacía alusión a la división tradicional entre países del Anexo 1 (los desarrollados) y países que no estaban en él, y al no mantenerla va quedando cada vez más claro lo que los países desarrollados quieren: hacer menos concretas las líneas que dividen a unos de otros. La opción que se ha tomado incorpora como obligación que los países en vías de desarrollo empiecen a comunicar, progresivamente y según sus capacidades, sus reducciones (cosa que solo hacían los países desarrollados según la Convención Marco).

– El párrafo 20, sobre las posibilidades de cooperación entre países para implementar sus INDC, mantiene lenguaje que permitirá este cumplimiento con “reducciones de emisiones internacionalmente transferidas” (haciendo el símil con el sistema del Protocolo de Kioto, esto haría referencia a algo parecido al Mecanismo de Desarrollo Limpio que permitió transacción de créditos de carbono entre países). Además a este artículo se le ha agregado la búsqueda de asegurar “transparencia” (que Todo este párrafo aún está entre corchetes y seguro será motivo de mucha discusión aún.

Sección sobre REDD+ (artículo 3-bis)

– Esta sección está lista; menciona al mecanismo REDD+ explícitamente y tiene un par de cambios importantes frente al texto anterior.

– El primer cambio tiene que ver con los verbos usados en el párrafo 1, cuando se habla de que los países conservan o mejoran los sumideros de carbono, como los bosques. El texto anterior decía que los países “estaban animados” a hacer esto, mientras que el texto actual lo establece como una obligación, diciendo que los países “deben tomar acción”.

– El segundo cambio está en el segundo párrafo, cuando se describe REDD+. Aquí se ha incluido el fraseo “incluyendo a través de ampliar los recursos” que antes estaba entre corchetes (esto podría hacer alusión a recursos del sector privado como aquellos del comercio de reducciones de emisiones, e iría en línea de la posición de Estados Unidos de que el apoyo financiero a países en vías de desarrollo sea amplio y abarque muchos ámbitos). Además, en este párrafo se eliminó como objetivos de REDD+ posibles el “alivio de la pobreza y construir resiliencia de los ecosistemas”.

Es muy probable que mañana tengamos un borrador más, casi final o incluso el Acuerdo de París terminado. Los países están ahora mismo reunidos en sesiones de madrugada tratando de cerrarlo.



COMENTARIOS FACEBOOK
OTROS


Dejar un comentario

five × one =